La Sainte Chapelle (1): Historia de un Joyero.

 

La Sainte-Chapelle vista desde la Catedral de Notre Dame.

La Sainte-Chapelle vista desde la Catedral de Notre Dame.

Existen en el mundo monumentos, edificios y accidentes naturales que destacan por su excepcionalidad, por su valor y por ser considerados como algo fuera de lo común.

Esto es sencillamente lo que ocurre con la Iglesia de la Sainte Chapelle de París. Esta doble capilla que, en su origen fue construida para servir de joyero al Rey Louis IX donde poder ubicar y exponer las dos reliquias de Cristo que adquirió, es, actualmente una verdadera joya del Gótico en su máxima expresión.

El edificio es pequeño en proporciones, si lo comparamos con las grandes catedrales de la humanidad, pero las aventaja a casi todas por su diseño original y único.

Fachada gótica de la Sainte-Chapelle.

Fachada gótica de la Sainte-Chapelle.

Como decía anteriormente, el Rey Louis IX ordenó edificar una capilla para guardar en ella a las dos reliquias que compró a precio de oro: un fragmento de la Santa Cruz y la Corona de espinas de Cristo. Esta compra la realizó al Emperador bizantino Balduino II por la “leve” suma de 135.000 libras, cuando la misma Capilla sólo supuso un desembolso para la Corona de 40.000 libras. La corona de espinas estuvo en manos de Louis IX desde 1239 y ésta venía de Venecia.

Louis IX pretendía, con este gesto adquisitivo, elevar al Reino de Francia al máximo esplendor religioso. Pretendía, además, que, al Rey de Francia, se le conociera como la luz que había de guiar al mundo cristiano, quería elevarse a líder religioso y político del cristianismo occidental.

Parteluz de la puerta de la Capilla superior.

Parteluz de la puerta de la Capilla superior.

El plano original de la capilla data de 1241, y se atribuye a Pierre de Montreuil, que también ha reconstruido el ábside de la Real Abadía de Saint-Denis y completó la fachada sur de la catedral de Notre-Dame de París.

La orden de construcción fue dada en 1238 y fue edificada en tan solo 7 años, siendo terminados los últimos detalles el 25 de Abril de 1245. Algo prodigioso.

La inauguración tuvo lugar al día siguiente, cuando el enviado por el Papa, Eudes de Chateauroux, consagró la Capilla superior, que era la destinada a recoger las reliquias de la muerte de Cristo. La Capilla inferior fue consagrada a la Virgen María por Pierre Berruyer, Arzobispo de Bourges.

Las dimensiones de la Sainte Chapelle son de 36 metros de largo, 17 de ancho y 42,5 de altura. Se tomó como modelo arquitectónico al de un edificio con una sola nave, culminada en una cabecera con siete paneles.

Por fuera, el diseño es muy sencillo, manteniendo una base sobria con pesados contrafuertes para poder sostener la capilla superior rica en vidrieras y con una estructura de materiales pesados muy liviana.

El techo de pizarra es dominada por la aguja de cedro, de 33 metros de altura, una obra maestra del gótico.

Capilla Baja.

Capilla Baja.

La Sainte Chapelle, como ya hemos comentado, está dividida en 2 plantas: la Capilla Inferior (Chapelle Basse), y la Capilla Superior (Chapelle Haute).

La Capilla Inferior era para el uso de los cortesanos mientras que la Capilla Superior era para uso exclusivo de la realeza. En principio, no se podía acceder a la capilla alta más que por medio de las galerías superiores del palacio ya que no se contempló la construcción de una escalera exterior.

La Capilla Superior es la que da fama merecida al edificio al ser prácticamente transparente a la luz. Al estar rodeada de vidrieras, la luz, sobre todo en tonos azules y rojos, penetra hasta el último rincón de la misma.

Más tarde, a través de los siglos, la Sainte Chapelle ha sufrido cambios, bien por el uso político que de ella se hizo, bien por vicisitudes naturales sobrevenidas, como fueron los incendios de 1630 y 1776 o la inundación de 1690 a causa del desbordamiento del Río Sena.

Como la iglesia era percibida por el poder como un símbolo de la religión y la realeza, la Sainte Chapelle sufrió daños considerables como resultado de la Revolución Francesa.

Capilla Alta.

Capilla Alta.

Sus muebles y la sillería del coro desaparecieron. El órgano construido por Henri François Cliquot fue transportado a la Iglesia de Saint-Germain-l’Auxerrois. La aguja fue derribada, los tímpanos dañados, y las santas reliquias fueron esparcidas por otros lugares santos y no tan santos. La mayoría de las estatuas se salvaron.

A partir de 1837 bajo los auspicios de Eugène Emmanuel Viollet-le-Duc importantes trabajos de restauración se llevaron a cabo y, en 1868, la Sainte Chapelle fue devuelta a su anterior esplendor.

Si bien algunas de las reliquias nunca fueron a encontrarse de nuevo, otras son actualmente conservadas en el tesoro de la Catedral de Notre-Dame y en la Biblioteca Nacional.

El edificio fue clasificado como Monumento Histórico Nacional en 1862.

Sainte Chapelle vista por Google.

Sainte Chapelle vista por Google.

* Si te ha gustado este post, puedes pinchar en “me gusta”, o retwittearlo, o quizá incluirlo en tu página de Facebook. Un sólo click ayudará a difundir este blog y su contenido. No es más que un segundo. Muchas gracias por tu visita y por dedicarnos tu tiempo.

Anuncios

Un pensamiento en “La Sainte Chapelle (1): Historia de un Joyero.

  1. Pingback: Las siete mejores iglesias de París. | A París con Elena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s