La Fuente de los Inocentes.

Fontaine des Innocents

La Fontaine des Innocents es una fuente que se encuentra en el centro de París, justo en el punto medio de la Place Joaquim du Bellay, enmarcada al sur por la Rue des Innocents, al norte por la Rue Berger, al este por la Rue Saint-Denis y al oeste por la Rue Pierre Lescot.

Está situada, para mejor localización en una de las esquinas del Forum Les Halles y a no más de doscientos metros del Centro Georges Pompidou, de la Iglesia de Saint Merri y de la Place Igor Stravinsky, una de mis preferidas de París.

Como casi todos los monumentos de París, la Fuente de los Inocentes tiene su propia historia. 

Cuenta ésta que, en el año 1130, se edificó en este lugar una iglesia consagrada a los Santos Inocentes. El nombre se tomó en virtud de un señor, llamado Richard, que fue crucificado en este lugar por los habitantes judíos de la ciudad.

Alrededor de ella se estableció un cementerio que no sólo servía de destino final para los fieles de dicha iglesia, sino también a los fallecidos en el hospital vecino y su fama era tal que aquellos que no pertenecían a ninguna iglesia también eran llevados allí.

El cementerio tenía acceso fácil, ya que no tenía valla alguna. Esta situación, y el estar en las afueras de la ciudad, facilitó la aparición en su interior y alrededores de mujeres que practicaban el oficio más antiguo del mundo, la prostitución (algo tétrico pero real).

Como París era entonces sede de Philippe-Auguste, uno de los reyes que más ardor puso en la defensa de los valores cristianos, ordenó poner coto y valla al cementerio para evitar esta imagen de sacrilegio. Al no poder expandirse a lo ancho, llegó un momento en que las tumbas se ponían unas encima de otras, llegando a alcanzar una altura de tres metros.

El cementerio, llegado el momento, estaba desbordado. En 1786 se empezó a trasladar las osamentas a las catacumbas y se derrumbó la iglesia adjunta.

Cuando este trabajo se terminó, el lugar quedó en el centro de París y las autoridades decidieron dedicarla a espacio público creando la plaza que conocemos en la actualidad.

Fontaine des Innocents (1)

¿Y la fuente de dónde sale? La fuente original fue construida en 1549 por Jean Goujon y Lescot Pierre. Aprovecharon una fuente que se construyó pegada al muro del cementerio y, cuando éste fue derribado, se mantuvo intacta y se trasladó al centro de la plaza, donde hoy está situada.

Tenía, entonces, tres caras, tres arcadas de orden corintio encuadradas entre pilastras y hubo que transformarla para completarla y hacerla de cuatro caras semejantes.

Curiosamente, la Fuente de los Inocentes es la única fuente renacentista en toda la ciudad. En la actualidad tiene imagen de templete griego pequeño con un fuente de agua en el centro. El acceso es a través de escalones. Tiene un borde exterior en forma de círculo sobre el pavimento de la plaza destinado a que el agua no rebose y para que los parisinos y turistas se sienten en él a descansar o tomar un refrigerio.

Y lo que muy pocos saben cuando se sientan en la fuente a tomar un respiro es que, en ese momento, descansan sobre las tierras de un antiguo cementerio. Menos mal que éste no es un descanso eterno.

Fuente de los Inocentes

* Si te ha gustado este post, puedes pinchar en “me gusta”, o retwittearlo, o quizá incluirlo en tu página de Facebook. Un sólo click ayudará a difundir este blog y su contenido. No es más que un segundo. Muchas gracias por tu visita y por dedicarnos tu tiempo.

Anuncios

Un pensamiento en “La Fuente de los Inocentes.

  1. Pingback: La “Fontaine Wallace”. | A París con Elena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s