El número 3 de la Rue Volta.

Rue Volta (2)

La Rue Volta, tal como la conocemos actualmente, tiene una antigüedad de poco más de siglo y medio.

Su creación data del año 1851 cuando, Haussmann mediante, se tiraron edificios antiguos para hacer amplios espacios públicos y, en el caso de esta calle en cuestión, estos cambios urbanísticos unieron tres calles diferentes en una.

Este trío de calles estaba formado por: la Rue Frepillon, la Rue de la Croix y el Pasage del Pont aux Biches. Las tres dieron lugar a la calle que lleva hoy el nombre del descubridor italiano: Rue Volta.

Esta calle no tendría la menor repercusión, y se perdería en el enjambre callejero del IIIº Arrondisement de París, si no fuera porque se dice y se cuenta, que en esta calle, se encuentra la casa más antigua de la ciudad, concretamente en el número 3 de la misma. 

Rue Volta (3)

Para encuadrarla y situarla mejor a nuestros lectores, esta calle está situada entre la Rue du Temple y la Rue de Beaubourg y está cruzada por la Rue Reaumur, a pocos pasos de la Iglesia de Saint Martin des Champs.

Cuando el Barón Haussmann se empleó a fondo para rehacer el urbanismo parisino, decidió que la mayor parte de la ciudad medieval debía ser demolida para dar cabida a grandes avenidas y bulevares.

Aún, a pesar de aquellos esfuerzos de modernización, todavía permanecieron en pie algunos edificios antiguos, bien porque no coincidieron con las grandes avenidas, bien porque fueron “embellecidos” a escondidas para no terminar como escombros.

Pero realmente fueron muy pocos los edificios antiguos que quedaron en pie. La mayoría de los que permanecieron estaban concentrados en la orilla derecha del Sena, cerca de la Iglesia de Saint Martin des Champs y en el entorno de la Iglesia de Saint Protais-Saint Gervais (San Protasio-San Gervasio).

Si atendemos a la división social y territorial histórica de París, esto no nos debe extrañar, pues ya antes del siglo XII, la Universidad estaba establecida sobre la orilla izquierda, el distrito comercial sobre la orilla derecha y la sede de gobierno (el palacio real) sobre el Ile de la Cité. Donde estaba el comercio es donde vivía más gente.

Dejemos por un momento la obra de Haussmann a un lado y volvamos al número 3 de la Rue Volta, lugar donde quedó en pie una extraña construcción.

Rue Volta (5)

La casa en cuestión se creía que fue construida en el año 1300, en los albores del siglo XIV. No existen documentos que lo acrediten, pero los materiales y las técnicas de construcción utilizadas, así lo demostraban. O, al menos, como después veremos, así lo hacían pensar.

La casa tiene cuatro pisos y una buhardilla. La planta baja era destinada al comercio y las plantas superiores eran habitadas como viviendas.

La fachada está señalada por unas cruces de madera a la manera de aspas de molino que tenían, además de carácter estético, una función sustentatoria de la carga superior de la fachada.

Durante muchos años, esta casa ha sido tenida, y con gran diferencia, como la casa más antigua de París, pues ya decíamos antes que se suponía levantada sobre el año 1300.

Rue Volta (4)

Sin embargo …

Sin embargo, unas obras realizadas a finales de los años 80 del siglo pasado dieron con un descubrimiento imprevisible.

Una sorpresa para todos, un testimonio donde se decía que la casa había sido construida en el año 1644 y que se habían utilizado materiales antiguos para darle apariencia de casa medieval.

¿Un engaño?, ¿un error?, ¿un desliz?. No se sabe, pero se nos cayó un mito.

El número tres de la Rue Volta dejó de ser el edificio de viviendas más antiguo de la ciudad y entregó el testigo a una casa situada en el número 51 de la Rue Montmonency.

Esta casa pertenecía a un alquimista que, para más datos, según cuenta la leyenda, fue el descubridor de la Piedra Filosofal, y, en el libro “Harry Potter y la Piedra Filosofal”, aparece como amigo de Albus Dumblendore, el director de la Escuela Hogwart para magos.

Pero esto es otro tema, y de él y de esta casa hablaremos en una próxima ocasión.

voltamapa

* Si te ha gustado este post, puedes pinchar en “me gusta”, o retwittearlo, o quizá incluirlo en tu página de Facebook. Un sólo click ayudará a difundir este blog y su contenido. No es más que un segundo. Muchas gracias por tu visita y por dedicarnos tu tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s