La Place du Tertre.

Place du Tertre (3)

La Place du Tertre es una de las plazas con más sabor de París y de las más pintorescas. Como indica su nombre, “Plaza del Montecillo”, la plaza está en la cima de la colina de Montmartre, a pocos pasos de la Iglesia de Saint Pierre de Montmartre, a la sombra de la extraordinaria Basílica del Sacre Coeur, a un tiro de piedra de la Rue Chevalier de la Barre (de la que ya hablamos en un post anterior) y junto a las viñas que dan el original vino que lleva la denominación de este barrio.

Place du Tertre (2)

La Place du Tertre no es un espacio de grandes dimensiones. Tiene forma rectangular y, a ojo, no creo que tenga más ochenta metros de larga y cincuenta de ancha. De hecho, cuando hay una gran afluencia de público es algo complicado moverse entre la marea humana y los puestos de los “artistas” afincados en el centro de la plaza, realmente, a veces, es difícil caminar sin tropezarse.

También es verdad que, debido a esta visita constante de turistas, como efecto secundario también ha crecido el número de establecimientos dedicados a la restauración en los edificios que la rodean a la plaza. Digamos que la afluencia de turistas ha creado en torno a la plaza una oferta importante de cafés y restaurantes con solera e identidad propia. Eso es lo bueno, que han conservado la estética del barrio acompañada de la comida típica del país.

Place du Tertre (6)

Son numerosos los establecimientos que tienen sitio allí y en las calles aledañas, pero hay algunos que tienen su historia ligada a dicha plaza desde hace más de dos siglos. “La Mere Catherine” es uno de de estos casos y data de 1793, pero también “Au Cadet de Gascogne” tiene su rancio abolengo en el lugar. En el centro hay una arboleda de hoja caduca que da sombra en verano a los distintos artistas que ofrecen sus productos pictóricos a los transeúntes y en invierno dejan pasar los pocos rayos de sol.

Place du Tertre (8)

Porque la originalidad de esta plaza es servir de exposición pública callejera a los artistas de París que quieren vender sus obras pictóricas (cuidado con la elección en caso de querer comprar, porque algunos cuadros vienen directamente de los talleres chinos). Aunque tampoco ha de faltar el que se ofrezca a hacerte un retrato en quince minutos al precio de unos sesenta euros. Es caro pero, en este caso, se premia la originalidad.

Place du Tertre

Allí mismo, cuenta la leyenda, que Picasso expuso algunos de sus cuadros. Y que Dalí frecuentaba el sitio para visitar a sus amigos y compañeros de profesión. De hecho, a pocos pasos de la plaza se ha creado el “Espace Dalí”, unas instalaciones para gloria del genial pintor. Realmente la Place du Tertre es el centro turístico de Montmartre y sus retratistas tiene fama entre los visitantes.

En el número 3 de la plaza se recuerda a los niños de la zona tal y como los popularizó, en sus obras, el artista Poulbot.

Place du Tertre (10) - Comuna Libre

El número 21 fue sede de la “Comuna Libre”, fundada en los años veinte para perpetuar el espíritu bohemio de la zona. En una visita a la colina de Montmartre, lo mismo que es recomendable visitar la Basílica del Sacre Coeur, igualmente aconsejo no perderse este bullicio callejero y pintoresco de la Place du Tertre.

 

* Si te ha gustado este post, puedes pinchar en “me gusta”, o retwittearlo, o quizá incluirlo en tu página de Facebook. Un sólo click ayudará a difundir este blog y su contenido. No es más que un segundo. Muchas gracias por tu visita y por dedicarnos tu tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s