La Iglesia de Saint Louis en l´Isle (4): el triángulo divino.

 

La Capilla de Saint Louis en la Iglesia de Saint Louis en l´Isle.

La mayoría de las iglesias cristianas de París que yo personalmente conozco tienen una estructura común a la hora de distribuir sus capillas entre el amplio santoral católico. Es lo que yo he dado en llamar el “triángulo divino de Dios”.

Este es un término que me he inventado y que no encontrarán, creo, en ningún libro de historia, de arte o de religión.

Con esta descripción me estoy refiriendo al polígono triangular que suelen formar las tres capillas más importantes de una iglesia.

Me explico, por un lado me refiero a la capilla central del deambulatorio, siendo ésta el vértice superior del triángulo y, por otro, a las dos capillas que ocupan los extremos del crucero de la iglesia, formando estas dos los vértices de la base del triángulo.

En el interior de este polígono se inscribe el altar donde el sacerdote imparte su docencia, su maestría y es el lugar donde los sacramentos divinos se hacen evidentes a los cristianos.

Y, ¿por qué un triángulo?. ¿Por qué tres vértices y tres ángulos?. Los números son de gran ayuda en teología. Si nos adentramos en una obra como “El nombre de la rosa” y leemos uno de su capítulos finales, el abad del monasterio hace una reflexión sobre la importancia del número tres, texto que nos viene como anillo al dedo para revelar las importancia de estos tres puntos. Por tanto, podemos decir que son tres puntos…

“porque tres es el número de Trinidad; tres fueron los ángeles que visitaron a Abraham; los días que pasó Jonás en el vientre del gran pez; los que Jesús y Lázaro permanecieron en el sepulcro; las veces que Cristo pidió al Padre que apartase el cáliz amargo; las que se retiró para rezar con los apóstoles; tres veces renegó Pedro de él y tres veces apareció ante los suyos después de la resurrección; tres son las virtudes teologales; tres las lenguas sagradas; tres las partes del alma; tres las clases de criaturas intelectuales, ángeles, hombres y demonios; tres las especies del sonido, vox, flatus y pulsus; tres las épocas de la historia humana, antes, durante y después de la ley; maravillosa armonía de correspondencias místicas”. (Umberto Eco, El nombre de la rosa).

El triángulo divino en la Iglesia de Saint Louis en l´Isle.

Pero, dejando a un lado los teoremas teologales, centrémonos en el tema principal de este texto, la pregunta es… en la Iglesia de Saint Louis de l´Île, ¿a quiénes están dedicadas estas capillas?.

Si no lo supiera por haber estado allí, es muy posible que, después de reflexionar, lanzara alguna hipótesis que acertara con, sino todas, algunas de ellas por las razones que veremos a continuación.

En todo caso, examinemos la realidad. La capilla situada tras el altar y que ocupa el vértice superior del triángulo está consagrada al Rey Saint Louis, el rey santo que da nombre a esta iglesia. ¿quién mejor para ocupar el mejor lugar de este santo edificio?. Sobre su ascética vida se ha escrito mucho, también aquí en este blog. Desde el siglo XIII su presencia divina se hace presente en París de muy diversas maneras. Por tanto, un hombre, un rey, un santo es quien marca el inicio del polígono de tres lados.

Ya tenemos un santo. La capilla de la izquierda, en la nave del evangelio, podría estar dedicada, por tanto, a alguna santa. ¿Santa Inés? ¿Santa Juana de Arco? o , acaso puede estar consagrada a la patrona de la ciudad, a Santa Genoveva, una mujer que sólo tiene 28 años cuando convence a los habitantes de París de no abandonar la ciudad ni entregarla a los Hunos, que anima a los parisinos a resistir la invasión con sus palabras célebres: «Que los hombres huyan, si lo desean, si no son capaces de luchar más. Nosotras, las mujeres, rogaremos tanto a Dios, que Él atenderá nuestras súplicas.».

La Capilla de Santa Genoveva en la Iglesia de Saint Louis en l´Isle.

Efectivamente, Santa Genoveva, que ya tiene a su nombre una iglesia como el Panteón de París (antigua Iglesia de Santa Genoveva), es la que preside la capilla izquierda del transepto.

Por último, la tercera capilla, la que da forma y cierra el triángulo divino, la capilla que está dedicada a quien es madre de santos y santas, a quien fue madre de Jesús y ejerce su maternal afecto con todos, a quien, cosa curiosa, tiene una capilla en su honor en casi todas las iglesias de París: la tercera capilla, como no podía ser de otra forma, está dedicada a la Virgen María.

Ya véis, un triangulo divino, un polígono en cuyo baricentro se coloca cada día un siervo de Dios para ayudar a los creyentes a ganar en la tierra un palmo de espacio celestial. San Pedro y San Pablo son testigos mudos de esta mística intersección.

La Capilla de la Virgen María en la Iglesia de Saint Louis en l´Isle.

Anuncios

Un pensamiento en “La Iglesia de Saint Louis en l´Isle (4): el triángulo divino.

  1. Pingback: La Iglesia de Saint Louis en l´Isle (3): el edificio. | A París con Elena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s