La Iglesia de Notre Dame des Victoires (2): Un Homenaje a los soldados.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En el corazón de París, la Basílica de Notre-Dame des Victoires ha sido testigo de grandes acontecimientos en la historia de la capital. Utilizado como Bolsa de Comercio durante el período revolucionario, profanada durante la Comuna en 1871, se convirtió en el siglo XIX en un importante centro mariano de París. Parisinos, provinciales y extranjeros llegan a orar y dar gracias a Nuestra Señora de las Victorias y presentan algún elemento votivo en agradecimiento por las gracias recibidas.

En 1843, una asociación militar  fue creada bajo el patrocinio de Saint-Maurice. Desde esa fecha se ofrecen con regularidad objetos militares que son presentados ante la imagen de Nuestra Señora de las Victorias. Un registro señala fielmente la lista de donaciones, a menudo anónimos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ellos son, con mayor frecuencia, una muestra de agradecimiento por haberle salvado la vida, por el cumplimiento de una promesa, por la salvación del alma de un hijo o un marido que murió en combate. Evocan los conflictos que van desde la guerra de Crimea hasta la de México, Tonkin, etc, pero la mayor parte de ellos provienen específicamente de la Primera Guerra Mundial.

También hay varios cientos de insignias de la Legión de honor, de la Gran Cruz o de la Cruz de Caballero, aparte de decenas de medallas militares, cruces militares, medallas conmemorativas de todos los campos de batalla: Verdún, Somme, los Eparges, Dixmude, etc.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

También hay condecoraciones extranjeras, civiles, que muestran la gran diversidad de los donantes, de todos los rangos, de todos los orígenes, que han renunciado a una condecoración que han ganado en la guerra.

El Inventario, establecido en 1936, informó  de 1679 decoraciones a las que hay que sumar  otros artículos personales como charreteras, sables, etc.

Notre_Dame_des_Victoires_15_m

Esta herencia rica y emocionante, evocando una larga historia religiosa y militar, merece ser conservada. Las paredes de la Basílica están repletas de exvotos con agradecimientos muy personales. El último recuento fue de unos treinta mil mármoles sobre las paredes. Estos agradecimientos se instalan a cambio de un donativo para mantener la iglesia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s