Un poco de literatura parisina.

 

Las obras de Nicolas Barreau.

El verano es una buena ocasión para leer. Muchos de nosotros estamos esperando estos días de asueto en el campo, en la playa, en la montaña o, simplemente, en casa, para adentrarnos en esos libros que hemos dejado olvidados durante el invierno por falta de tiempo.

Hace poco descubría a un autor cuya obra se adecua perfectamente a la temática de este blog: París, además de ser una literatura ligera y emotiva, dos circunstancias que enlazan con este tiempo veraniego.

Me estoy refiriendo a la literatura de Nicolas Barreau. Es un autor (¿?) abonado a un género de novela rosa, romántica, con historias que transcurren en un mismo escenario, París, y con un mismo esquema: chico se enamora de chica misteriosa y tiene que sufrir lo increíble por encontrarla. Así hasta cuatro novelas. Todas ellas desarrolladas en la zona Barrio Latino-Saint Germain. Cualquier otro autor hubiera aburrido a sus lectores en la segunda entrega pero sorprendentemente Barreau logra sorprender en cada novela, despertando un interés creciente a cada nueva publicación.

Ha definido un estilo, se aprovecha de la magia de la ciudad de París como perfecto escenario para historias románticas aplicando tintes cómicos que hacen una lectura más entretenida, ágil y amena, incluso realista. Son novelas similares, como decíamos, pero con matices que al mismo tiempo las hacen diferentes. Y ahí está el logro del autor. Crear historias en un mismo escenario, incluso moviendo a los personajes prácticamente por las mismas zonas de París en todas sus novelas, con protagonistas de perfil parecido y un patrón narrativo prácticamente común, pero añade matices a cada historia, haciéndolas únicas y manteniendo la curiosidad del lector.

Hasta ahora el autor ha publicado cuatro libros, todos ellos recomendables: La mujer de mi vida (2007), Me encontrarás en el fin del mundo (2008), La sonrisa de las mujeres (2010) y Atardecer en París (2012) han conseguido un gran éxito, convirtiéndose en verdaderos fenómenos editoriales en Alemania, Italia y España. Veamos un breve resumen de cada uno de ellos.

 

La mujer de mi vida.

«Hoy he visto a la mujer de mi vida. Estaba sentada en mi café favorito. Por desgracia, no estaba sola. Un tipo condenadamente atractivo estaba a su lado y cogía su mano. Pero, de repente, ocurrió algo. La mujer de mi vida se levantó para ir al baño y a la vuelta me guiñó un ojo y me dio su tarjeta». ¿Por qué no va a ocurrir en la vida real lo que alguien se ha inventado para escribirlo en un libro? Un jueves de abril completamente normal se convierte en el jueves más importante de su vida para el librero protagonista de esta deliciosa novela. A veces, los milagros existen y se llaman amor.

Antoine flota en una nube y sólo espera que llegue rápido el momento de llamarla. Porque ha habido muchas mujeres en su vida, pero presiente que ella es especial ya que jamás ha experimentado algo similar. Sin embargo, todo se complica cuando una paloma hace sus cosas justo encima de él y el último número del teléfono de Isabelle, que así se llama la chica, queda ilegible. Contra reloj, Antoine tiene que localizarla en cualquiera de los diez números posibles.

La mujer de mi vida, de Nicolas Barreau.

 

Me encontrarás en el fin del mundo.

El atractivo Jean-Luc Champollion es el propietario de una galería de arte en París. Acostumbrado a tener éxito con las mujeres, su única ambición es disfrutar de la vida en compañía de hermosas damas y de Cézanne, su adorado perro dálmata.

Un día, Jean-Luc recibe una misteriosa carta de amor… sin remitente. Intrigado, acepta el juego que le propone la desconocida y, sin pensárselo dos veces, inicia con ella una deliciosa correspondencia por e-mail. Por supuesto, lo único que quiere es descubrir la identidad de esa mujer que tantos detalles conoce de su vida y a la que nunca ha visto en persona… ¿o tal vez sí?

Evidentemente, el destino tiene otros planes…

Me encontrarás en el fin del mundo, de Nicolas Barreau.

Me encontrarás en el fin del mundo, de Nicolas Barreau.

 

La sonrisa de las mujeres.

Aurélie, propietaria de un pequeño restaurante en París, está destrozada porque su novio le acaba de abandonar. Un día Aurèlie vuelve a casa tras el trabajo y se encuentra una nota de Claude en la que le explica que la abandona. La muchacha herida en lo más profundo sale a pasear por París y por casualidad acaba en una pequeña librería donde un libro le llama la atención “La Sonrisa de las Mujeres”.

Encantada e intrigada, contacta con la editorial, deseosa de conocer al autor, pero allí se topa con un adusto editor que, incomprensiblemente, no hace más que poner absurdas pegas para que no se produzca el encuentro de Aurélie con el misterioso escritor.

La sonrisa de las mujeres, de Nicolas Barreau.

 

Atardecer en París.

Alain Bonnard es propietario de un cine en París. Un pequeño cine, de los de antes, llamado Cinèma Paradis. Un cine no comercial, de los que echan películas antiguas, de calidad contrastada, y no vende palomitas. Un cine familiar, que Alain heredó de su tío Bernard.

Alain está platónicamente enamorado de una joven que siempre viste un abrigo rojo y se sienta en la misma butaca de la fila diecisiete. Una noche rompe su timidez y le habla. La chica es receptiva a Alain y entablan una conversación que les lleva a dar un paseo por la romántica noche parisina y a cenar en un café. Quedan para la semana que viene. Alain no puede ser más feliz.

Curiosamente, al día siguiente recibe una inesperada visita en su cine: el famoso director de cine americano, Allan Wood y su actriz fetiche en estos momentos, Solène Avril. Solène es francesa y ha convencido al director para que ruede algunas de las escenas de su nueva película en el Cinéma Paradis, al que iba de pequeña. Para Alain, eso supone una importante inyección monetaria, lo cual no le viene nada mal pues no es que el cine tenga una situación económica boyante precisamente; además de ser toda una experiencia. Pero la prensa se mete por medio, hace unas fotos de Alain y Solène paseando juntos por París que hacen pensar a todos que él es la nueva conquista de la guapísima actriz.

Pasada la semana que la chica de rojo, que se llama Mélanie, iba a pasar en el sur visitando a su tía, Alain espera impaciente que llegue el miércoles y la sesión de Les amours au paradis, a la que ella nunca falta y tras la cual tienen su primera cita oficial. Pero Mélanie no llega, ni ése ni ningún otro día…

Atardecer en París, de Nicolas Barreau.

 

El autor, Nicolas Barreau.

¿Nicolas Barreau?

Para finalizar, es justo hacer mención a este dato referente al autor. Hay muchas incógnitas referente a su personalidad. Nicolas Barreau, al parecer, es un escritor imaginario. La falsa identidad del autor ha sido denunciada por el periodista Elmar Krekeler en un artículo, publicado en Die Welt, que analiza la tendencia de las editoriales alemanas para crear autores ficticios para publicar nuevas novelas escritas sobre la base de análisis de mercado. Según el escritor Norbert Krüger, el personaje de Nicolas Barreau fue creado por la casa editorial para aprovechar la favorable acogida del público recibida por autores franceses en Alemania.

Sin embargo, de acuerdo con los datos biográficos facilitados por el editor, Barreau nació en París, en 1980, de madre alemana y padre francés. Estudió lenguas románicas y literatura en la Sorbona. Durante un tiempo trabajó en una librería de la Rive Gauche hasta que finalmente se dedicó a escribir.

Todos los incondicionales de Nicolas Barreau esperamos conocer la verdad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s