Esculturas sobre los contrafuertes de Notre Dame.

 

En la imagen podemos ver las esculturas sobre los cuatro contrafuertes de la Catedral de Notre Dame.

La fachada de la Catedral de Notre Dame es un museo en sí mismo. Hace unos días hemos glosado las bondades arquitectónicas, escultóricas y religiosas de las tres puertas del magno edificio.

También nos hemos referido en otra ocasión a la banda longitudinal que recoge a la Galería de los Reyes de Judea e Israel o las célebres gárgolas que Viollet-le-Duc ordenó realizar para la eternidad.

La imagen de Saint Etienne, en e contrafuerte norte de la fachada de Notre Dame.

La imagen de Saint Etienne, en el contrafuerte norte de la fachada de Notre Dame.

Hoy nos vamos a detener en cuatro puntos (habrá un quinto pero de este nos referiremos al final) de la fachada gótica, cuatro puntos que se enmarcan en cada uno de los cuatro contrafuertes que sostienen la verticalidad de la fachada, cuatro puntos que coinciden con los cuatro laterales de las tres puertas notredamianas. En ambos extremos nos encontramos con dos esculturas personales, en ellas podemos ver las imágenes de dos santos parisinos, Saint Etienne (San Esteban) en el contrafuerte norte de la fachada, y Saint Denis, en el contrafuerte sur.

Saint Denis, en el contrafuerte sur de la fachada de Notre Dame.

Saint Denis, en el contrafuerte sur de la fachada de Notre Dame.

Pero estas dos imágenes son, digámoslo así, las menos importante de las cuatro. Justo en el centro de la fachada podemos ver dos imágenes alegóricas, dos imágenes de suma importancia en el tiempo en el que el gótico se desarrolló y difundió, nos estamos refiriendo a la Alegoría de la Eclessia y a la Alegoría de la Synagoga.

La Eclessia, sobre uno de los contrafuertes centrales de Notre Dame.

La Eclessia, sobre uno de los contrafuertes centrales de Notre Dame.

Ambas figuras son alegóricas y figuran en no pocas catedrales e iglesias medievales europeas (esculturas, vitrales, manuscritos iluminados, tallas, frescos, etc.). Se trata de dos imágenes simbólicas presentando a dos mujeres concebidas con el sólo propósito de ser contrastadas.

La Synagoga.

La Synagoga.

Eclessia, coronada, porta un cáliz y el estandarte de la Cristiandad; su actitud corporal expresa triunfo. Synagoga presenta su visión obstruida, su su corona caída en el suelo, las Tablas de la Ley invertidas, cayéndose de su mano, y sostiene un supuesto estandarte del Judaísmo, que se halla quebrado, literalmente hecho pedazos. La abatida pose y lamentable condición de Synagoga intentan sugerir su derrota, entendida a partir de la teología eclesiástica medieval y la teoría de la suplantación. El contraste que existe entre ambas personificaciones es pronunciado e inquietante.

¿El obispo Maurice de Sully?, pregunto.

¿El obispo Maurice de Sully?, pregunto.

Como vemos, los contrafuertes de la Catedral de Notre Dame alberga enormes mensajes simbólicos para el que sepa leerlos. Pero al principio de este post os comenté que ha un quinto punto un tanto secundario al que vamos a hacer referencia. En el contrafuerte sur, donde se encuentra Saint Denis, pero por el lado de la fachada lateral existe una quinta escultura que no tiene nombre alguno y que, según puedo deducir (que no asegurar) creo que representa a Maurice de Sully, el obispo que, a finales del siglo XII impulsó la construcción de la catedral de Notre Dame.

La Catedral de Notre Dame.

La Catedral de Notre Dame.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s