La Iglesia de Saint Eustache (5): la nave de la epístola (1).

 

La nave más exterior, vista desde los pies de la iglesia.

La nave más exterior, vista desde los pies de la iglesia.

Como decíamos en el post anterior, se llama nave de la epístola a aquella parte de la iglesia que va desde la nave central hasta las paredes exteriores de la derecha del edificio según miramos hacia el altar.

En Saint Eustache hay dos naves, la interior cuya utilidad se circunscribe al mero sostenimiento estructural del edificio, y la exterior que es donde están situadas las capillas menores.

La nave de la epístola vista desde el transepto.

La nave de la epístola vista desde el transepto.

A los pies de la iglesia nos vamos a encontrar con una estatua de Santa Juana de Arco, estatua que se encuentra de frente al pasillo de la nave exterior y divisamos mientras vamos visitando cada una de las capillas. Por la forma exterior del edificio, la pared exterior tiene cierto cejo que se traduce en capillas muy estrechas a los pies de la nave y capillas más anchas conforme avanzamos hasta el transepto.

De las dos naves, ésta es la interior, sin decoración y con utilidad meramente estructural.

De las dos naves, ésta es la interior, sin decoración y con utilidad meramente estructural.

La primera de ellas no se puede considerar ni capilla pues se limita a un vitral sencillo. A continuación nos encontramos con la Capilla de la Crucifixión, la Capilla de Santa Cecilia, la Capilla del Purgatorio y la Capilla de los Santos Inocentes.

 

ESTATUA DE JUANA DE ARCO.

A los pies de la iglesia y junto a la primera vidriera (no se le puede llamar capilla porque es tan estrecha que no cabe ni un dispensario de velas, se encuentra la estatua de Juana de Arco, una santa muy venerada en toda Francia y, particularmente, en la iglesia de Saint Eustache.

Juana de Arco.

Gracias a Santa Juana de Arco.

Gracias a Santa Juana de Arco.

CAPILLA DE LA CRUCIFIXIÓN.

La primera de las capillas de la nave de la epístola está dedicada a la Crucifixión de Cristo y tiene como elemento principal una cruz con Jesús crucificado abatido por las heridas y el dolor.

La Capilla de la Crucifixión.

La Capilla de la Crucifixión.

A los pies de la cruz podemos ver dos ángeles rubios, uno a cada lado, vestidos uno con ropajes verdes y otro con tonos rojos. Ambos están postrados ante Jesús con una rodilla sobre las rocas blancas de mármol y las manos en señal de sumisión.

En la pared lateral izquierda podemos ver otro ángel (o arcángel) en pose vertical y una postura más clásica, con las manos orantes y fijando su mirada en la cruz.

La Capilla de la Crucifixión.

La Capilla de la Crucifixión.

Flanqueando las dos columnas nos encontramos con las imágenes de dos santos, a la izquierda San Francisco de Asís y, a la derecha, San Antonio de Padua. En las paredes más cercanas a las imágenes están adheridas algunas placas de mármol de reconocimiento o gratitud por peticiones concedidas a los fieles.

La Capilla de la Crucifixión.

La Capilla de la Crucifixión.

En la pared exterior de la capilla se distinguen unos querubines pintados al fresco sobre un fondo azul. Delante de la capilla podemos encender una vela a cualquiera de la imágenes sagradas que allí están representadas.

La Capilla de la Crucifixión.

La Capilla de la Crucifixión.

Por su amplitud documental, en el post de mañana continuamos viendo las capillas de la nave de la epístola.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s