La Iglesia de Saint Eustache (9): las Capillas del deambulatorio (1).

 

Columnas del deambulatorio que separan el Coro de los religiosos y el altar de las capillas exteriores.

Una vez que traspasamos ambos cruceros nos adentramos en el llamado deambulatorio de Saint Eustache. Nos estamos refiriendo a todo el espacio que transcurre paralelamente, por el exterior, a la nave central por el lugar donde se sitúa el coro de los religiosos y el altar.

En esta zona hay diez capillas menores, cinco al norte y cinco al sur, aunque algunas de ellas carecen de importancia tanto estética como religiosa.

También en cada uno de los lados del deambulatorio existen salidas exteriores, en el sur ésta conecta directamente a la plaza pública de Les Halles y en el norte da acceso a la sacristía y otras dependencias administrativas.

Plano de situación del deambulatorio norte.

Plano de situación del deambulatorio norte.

En el centro de todo este conjunto, justo detrás del altar, nos encontramos con la gran maravilla de esta iglesia, la gran Capilla de la Virgen, pero en ella nos detendremos en unos días para conocerla pausadamente.

A lo largo de estos días iremos describiendo algunas de estas capillas menores, obviando aquellas que no merecen la pena. Comencemos.

CAPILLA DE SAINT LOUIS.

Si comenzamos por el deambulatorio norte la primera capilla que nos encontramos está dedicada al gran rey santo de los franceses, Saint Louis.

Capilla de Saint Louis.

Capilla de Saint Louis.

CAPILLA DE SANTA GENOVEVA.

A continuación de la Capilla de Saint Louis se encuentra la capilla de Santa Genovesa, la patrona de la ciudad, así que consideren ustedes la importancia de este rincón en el global de la iglesia.

La Capilla Santa Genoveva lleva este nombre sólo desde 1803, anteriormente tenía el nombre de Capilla de San Juan, San Bric y San Guillermo y, posteriormente, desde 1780, fue llamada Capilla de San Juan Evangelista.

Capilla de Santa Genoveva.

Capilla de Santa Genoveva.

Esta capilla fue fundada y sufragada económicamente  en 1542 por Jehan Brice, un comerciante burgués de París, en alianza con Etienne Tonnelier, sacerdote de Saint Eustache entre 1608 y 1645.

Sobre una de las paredes podemos ver el cuadro del pintor florentino del siglo XVI Santo di Tito, llamado “Tobías y el Ángel” que formó parte de los botines de guerra de Napoleón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s