Otras ocho iglesias para ver en la segunda visita.

Hace unos días publicamos un post con la lista de las que, a mi parecer, son las siete mejores iglesias de París. Clasificar las iglesias de París es una tarea complicada ya que cada una de ellas, y sobre todo las más antiguas, tienen algún valor, ya sea histórico, artístico, arquitectónico o religioso que las hace diferentes a las demás.

El rosetón sur de la Catedral de Notre Dame.

El rosetón sur de la Catedral de Notre Dame, colocado sobre la Puerta de Saint Etienne, representa al Nuevo Testamento. Lo constituyen veinticuatro medallones repartidos en cuatro círculos y que figuran apóstoles, mártires, obispos así como escenas del Evangelio. El medallón central representa a Cristo.

Por esta razón es mi obligación completar esta primera lista con una segunda donde pueda recoger otras iglesias que bien pudieran estar en la lista principal pero que fueron relegadas por mi. En este caso para redondear el número de quince vamos a incluir a ocho nuevas iglesias.

Además, me voy a permitir la licencia de continuar con la numeración del anterior post, considerando a las que voy a describir ahora tan especiales como aquellas. Por tanto empecemos con la 8ª de las mejores iglesias de París.

 

8.- Saint Severin.

Saint Severin es una de las iglesias más antiguas de París, junto con la Basílica de Saint Germain des Pres.

Pero tiene una cualidad que la distingue de todas las demás: en su espigada torre están las campanas más antiguas de la ciudad. Fueron fabricadas en 1412 y, desde entonces, han teñido el cielo de París con sus sonidos metálicos y sus acompasados tintineos.

La nave principal de la Iglesia de Saint Severin.

La nave principal de la Iglesia de Saint Severin.

El nombre de Saint Severin viene dado a la iglesia porque a este lugar de la orilla izquierda del Río Sena (entonces en las afueras de la ciudad) venía diariamente un peregrino a orar.

Tal era su devoción y su fe que su figura tomó fama de hombre santo y generoso. A él, con el paso del tiempo, se unió un nutrido grupo de creyentes, entre ellos el príncipe merovingio Clodaldo.

En el siglo XI, una vez normalizada la situación, se inició de nuevo su construcción, aunque ésta fue lenta, pues no se finalizó hasta el siglo XV, terminándose con una apariencia muy cercana a la que tiene en la actualidad.

La fachada trasera de Saint Severin.

La fachada trasera de Saint Severin.

La Iglesia de Saint Severin es un buen ejemplo de la arquitectura gótica y tiene algunos elementos maravillosos, como la torre de la campana, algunos pilares tallados en el interior (especialmente uno en forma de palmera) o sus hermosas vidrieras.

Posee una serie de vidrieras de los siglos XV y XVI que representan las historias bíblicas. Sin embargo, éstas fueron retiradas para preservarlas durante la Primera Guerra Mundial.

A raiz de la necesidad de iluminar el templo con luz natural se decidió encargar unas vidrieras mayores a René Jean Bazaina, un extraordinario pintor y vidrierista moderno, entre los años 1964 y 1969. Esta vidrieras están situadas en la girola de la iglesia, tras el altar y representan a los Siete Sacramentos.

La torre-campanario de Saint Severin.

La torre-campanario de Saint Severin.

Llama la atención, también, en el deambulatorio trasero al altar, la columna en forma de palmera a la que citamos anteriormente. Las partes restantes de la antigua Iglesia de Saint Severin son los tres primeros tramos de la nave, que datan del siglo XIII. El resto de la iglesia data de la segunda mitad del siglo XV. Sus campanas, a pesar del trascurso de los siglos, han sobrevivido y actualmente forman parte de la vida acústica del barrio.

 

9.- Iglesia de Val de Grâce.

La Iglesia de Val de Grâce fue mandada edificar por la reina consorte Ana de Austria en gratitud por haber tenido un hijo, el futuro Louis XIV, el famoso Rey Sol. De hecho la inscripción en la fachada del templo se dice “IESU NASCENTI VIRGINIQ MATRI” que refleja este acto de gratitud a la Virgen, dedicando la iglesia a Jesús recién nacido y a su madre la Virgen María, como ofrenda por parte de la reina tras dar a luz a Louis XIV.

Fachada principal Iglesia Val de Grace

Fachada principal Iglesia Val de Grace

Se empezó a construir en 1645 por François Mansart, un arquitecto que tuvo que ser sustituido por otro, Lemercier, otro grande de la arquitectura ya en el ocaso de su carrera.

La parte más importante del conjunto la iglesia es con un esquema muy italianizante al estilo de Sant’Andrea della Valle de Roma, un templo de cruz latina con el crucero cubierto por una cúpula. La nave de la iglesia tiene un aspecto muy clásico, con pilastras corintias soportando un entablamento muy sobrio y monocromático. Bajo la cúpula se cobija el altar mayor con un baldaquino al estilo del de Bernini en el Vaticano.

El modelo de la fachada también es muy italianizante: se sitúa sobre una gran escalinata y está compuesta de dos pisos: el inferior, con un aspecto más macizo, con un pórtico sobre columnas rematadas por un frontón triangular, que le da un aire muy clásico, y el superior, más ligero y delicado.

El baldaquino del altar de la Iglesia de Val de Grâce.

El baldaquino del altar de la Iglesia de Val de Grâce.

La protagonista del conjunto es la gran cúpula de 40 metros de altura. Destaca en ella la sensación ascendente determinada por la duplicación del número de contrafuertes del tambor, remarcados con una pilastra en resalte y rematados con estatuas y pináculos, ya en la base de la media naranja.

A la iglesia de Val de Grâce le pasa un poco como a la Basílica del Sacré Coeur, está fuera de las rutas turísticas al uso. Para verla hay que desplazarse hasta allí expresamente, y no todo el mundo que viene a París tiene tiempo para esto.

Su visita es muy recomendable, por dos elementos como el baldaquino y la cúpula, pero entiendo que no sea una de las prioridades del turista de París.

 

10.- Saint Germain l’Auxerrois.

A Germain l´Auxerrois se le dedicó esta iglesia de la que fue partícipe en sus inicios, una iglesia que se empezó a construir en el siglo V y que ha tenido una historia muy tumultuosa, tanto que son tres las que se han construido en este mismo lugar.

A la derecha de la torre podemos ver a la Iglesia de Saint Germain l´Auxerrois.

A la derecha de la torre podemos ver a la Iglesia de Saint Germain l´Auxerrois.

La mayoría de las iglesias anteriores al siglo XX tuvieron cierta relevancia histórica en el devenir de la ciudad. Por su proximidad al Museo del Louvre, anteriormente Palacio Real cuando los reyes de Francia aún no se habían desplazado al Palacio de Versalles, Saint Germain l´Auxerrois fue centro neurálgico religioso durante una gran parte de la historia de Francia.

Su origen se pierde en el tiempo pues no hay vestigio exacto de su primera construcción, aunque es probable que en el siglo V existiera aquí ya un centro de oración dedicado al santo Germán de Auxerre. Existen varias versiones sobre la fundación de la segunda iglesia en el siglo VI llevada a cabo por la dinastía merovingia, pero ninguna evidencia.

La nave central de la Iglesia de Saint Germain l´Auxerrois.

La nave central de la Iglesia de Saint Germain l´Auxerrois.

Sí es cierto que se le asignó este nombre de Saint Germain-Neuf para diferenciarla de la cercana iglesia Saint Germain-le-Vieux y de Saint Germain-le-Rond (hoy inexistente). es muy probable que fuera el 28ª Obispo de París, Saint Landry (San Landerico) el que erigió la parroquia, siendo allí mismo sepultado a su muerte y convirtiéndose en lugar de peregrinación hasta que fue saqueada por los normandos en el año 885.

La tercera iglesia nació a finales del siglo X durante el reinado de Roberto el Piadoso, quien tomó los antiguos claustros y se propuso reconstruir la iglesia.

Pronto esta tercera iglesia se quedó pequeña para congregar a los fieles de la ciudad y a los peregrinos venidos de toda Francia. A principios del siglo XIII, Felipe Augusto le dio un impulso al urbanismo de la ciudad amurallándola y concentró a muchos artesanos en torno al Palacio del Louvre. Estos mismos fueron los encargados de aumentar la capacidad de la iglesia y de ornamentarla en gran medida, aunque no tal como la conocemos actualmente.

Este rey la convirtió en parroquia real

La Capilla de los Santos Patronos, con el monumento funerario de la familia Rostaing, bajo la vidriera de Saint Germain.

La Capilla de los Santos Patronos, con el monumento funerario de la familia Rostaing, bajo la vidriera de Saint Germain.

La iglesia de Saint Germain l´Auxerrois está construida en una mezcla de estilo Gótico y Renacentista. La expansión, embellecimiento y enriquecimiento de esta iglesia se produjo entre los siglos XIV y XV. Se construyeron las naves primero y después se levantaron el coro, el porche y las terrazas.

Tan compleja es la historia de esta iglesia como su interior al que hace unos meses le dediqué 11 post donde describía cada uno de los rincones de la misma. Lo podes ver en este enlace: La Iglesia de Saint Germain l´Auxerrois.

 

11.- Saint Louis des Invalides. Hospital de los Inválidos.

Es el hito fundamental y el mejor ejemplo del clasicismo templario francés. La comenzó a construir Mansart en 1677 y continuada por Robert de Cotte.

La fachada del Dôme está compuesta de dos cuerpos prácticamente iguales, rematados por un frontón triangular no muy pronunciado, para que no destaque sobre la cúpula, que es el elemento principal al que deben converger todas las miradas. No hay ningún campanario u otro tipo de torre que distraiga la visión de la cúpula, una característica bastante extendida en la arquitectura religiosa de la época.

El Dome visto desde la Torre Eiffel.

El Dome visto desde la Torre Eiffel.

Fachada y cúpula forman un todo unitario desde las columnas del atrio inferior hasta la misma linterna de la cúspide. Toda la estructura fluye verticalmente hacia arriba. Hay una gran sensación de equilibrio, de simetría y serenidad, características de la arquitectura de la época.

Los arquitectos trabajaron con los juegos de luces y sombras producidos por los elementos arquitectónicos, hasta el punto que los efectos de la luz forman parte de la misma estructura, terminando de dar forma al edificio.

Interior del Dome.

Interior del Dome.

El Dôme está concebido como un monumento espectacular, para ser visto desde muchos puntos de la ciudad. Está construido al lado del Hôtel des Invalides, un edificio de formas totalmente horizontales y, aparte, tiene a sus pies una gran explanada, estos dos factores, junto a su verticalidad, dimensiones y el protagonismo de su espectacular cúpula dorada, consigue que el edificio luzca grandioso y espectacular. Además, el conjunto decorativo de la fachada nos transmite una sensación de majestuosidad propia de un edificio que iba a ser destinado a Panteón Real.

El Dome visto desde Notre Dame.

El Dome visto desde Notre Dame.

Por último, se dice que el Rey Louis XIV no estaba satisfecho con el proyecto original, ya que deseaba una construcción que permitiera la asistencia a la misma misa de los soldados y del propio rey, pero sin que el soberano tuviera que mezclarse con ellos. Finálmente Mansart dio solución al problema dividiendo el proyecto original de templo en dos iglesias separadas, aunque dotadas de continuidad arquitectónica: la iglesia Saint-Louis-des-Invalides, llamada “iglesia de los soldados”; y la iglesia del Domo, Église du Dôme, para la oración del monarca y la realeza.

 

12.- Saint Louis en l’Isle.

En la Isla de Saint Louis, junto a la fachada de un colegio infantil (École de Garçons), me encontré con un edificio de estilo neoclásico que, realmente, no correspondía con la imagen estereotipada de iglesia que cualquiera de nosotros podemos tener en mente.

Fachada de Saint Louis en l´Île.

Fachada de Saint Louis en l´Île.

Si tuviera que definirla, me parece más un edificio oscuro, triste, un edificio de cualquier boulevard parisino con una puerta de no muy grandes dimensiones donde, en vez de un lugar sagrado, lo que crees que te vas a encontrar cuando cruces el umbral de la fachada es un viejo conserje y una depauperada recepción dieciochesca.

Me preguntaba si ese edificio tan adusto y austero en las formas era realmente la iglesia que estaba buscando. Pues la respuesta era afirmativa, sí lo era y mejor sería que no perdiera el tiempo y me adentrara en su interior para ver sus tesoros. Tras pasar entre las dos hermosas láminas de madera de la puerta principal y sortear unas mamparas de cristal en el zaguán, pisé el blanquecino suelo de mármol y me adentré en una explosión de luces, colores, pilares, arcos, bóvedas, cúpulas y elementos expresivos del arte y de la arquitectura en el más puro estilo jesuítico. Me encontré con un auténtica joya arquitectónica.

Nave central de Saint Louis en l´Île.

Nave central de Saint Louis en l´Île.

La Iglesia de Saint Louis en l´Île es por sí misma gran fuente de luz y color, luz que interrumpe en el interior del edificio a través de unas grandes vidrieras que rodean la parte superior de las paredes de la nave central de la iglesia, del coro y del deambulatorio.

El resplandeciente mármol blanco, mezclado con piedras de tonos ocres y dorados, impregnan el ambiente con un sensacional tamiz áurico. Resplandor y riqueza, esas fueron las sensaciones que me produjo este edificio eclesial de amplias naves y capillas abiertas.

A ambos lados de la nave central podemos ver otras dos naves más estrechas que, en llegando al transepto, forman un pequeño e interesante deambulatorio alrededor del coro y del altar, altar que esta situado en el centro de la iglesia.

Altar de Saint Louis en l´Île.

Altar de Saint Louis en l´Île.

A los pies de la iglesia, bajo el órgano nos encontramos con una estatua de Saint Louis, estatua venerada por los habitantes del barrio, cuya devoción se transmitía a través de unas velas con la imagen de la propia estatua.

A esta iglesia le dediqué cuatro post que pueden ayudarte a conocerla mejor. Lo puedes hacer en este enlace: La Iglesia de Saint Lous en l´Île.

 

13.- Iglesia de Saint Paul-Saint Louis.

La Iglesia Saint Paul Saint Louis de París está en el barrio de Le Marais. Se trata de una construcción religiosa del Siglo XVII que pertenece a la compañía de los Jesuitas y con un marcado estilo barroco. Pero ésta no fue la primera capilla que aquí se pudo construir.

Fachada principal de Saint Paul-Saint Louis.

Fachada principal de Saint Paul-Saint Louis.

Retomando la historia de este edificio religioso, los primeros datos que existen de la capilla original son anteriores al año 1125, cuando se erige la primera parroquia dedicada a San Pablo, Saint Paul. Fue declarada Parroquia Real por Charles V en 1358 y Charles VI y Charles VII serían bautizados en Saint Paul.

Es en 1580 cuando el tío de Henry IV lo cede a la Compañía de los Jesuítas fundada por San Ignacio de Loyola y deciden construir la primera Capilla dedicada a Saint-Louis. En 1629 se pone la primera piedra y el día 9 de mayo de 1641 el Cardenal Richelieu celebra la primera misa en Saint Louis.

Interior de Saint Paul-Saint Louis.

Interior de Saint Paul-Saint Louis.

La iglesia de Saint-Paul-Saint-Louis, que es la del Colegio de la Compañía de Jesús en París, fue construida por los padres de la Orden François Dérand y Etienne Martellange entre los años 1627 y 1641 según el esquema de las iglesias romanas.

En ella levantaron una fachada diseñada según el esquema de la cercana iglesia de Saint-Gervais (tras al Ayuntamiento) y también compuesta con tres pisos, pues la iglesia para adaptarse a los gustos franceses se hizo con gran altura. Sin embargo, la verdadera gran novedad del edificio, que era la cúpula sobre el crucero, quedó oculta desde el exterior por la altura de la fachada y por lo retranqueada que quedaba con respecto a ésta,

Vista trasera de Saint Paul-Saint Louis.

Vista trasera de Saint Paul-Saint Louis.

Tiene la iglesia una única nave dispuesta sobre su eje principal y otra transversal a ella de menor tamaño, con lo que se conforma un crucero sobre el que se eleva una cúpula; se completa la planta con unas capillas rectangulares situadas en los ángulos entre las naves.

Recientemente ha sido restaurada, quedando su fachada principal limpia de polución ambiental.

 

14.- Basílica de Notre Dame des Victoires.

En época del Rey Henry IV, la orden de los agustinos descalzos pidieron ayuda al mismo rey para construir un pequeño monasterio donde poder dedicarse a sus menesteres religiosos y ayudar a los pobres de París. El propio rey les cedió un pequeño huerto a las afueras de París para que se instalasen allí. La construcción era muy pequeña, no constaba más allá de unos lúgubres aposentos y un receptáculo donde se reunían para todas las actividades grupales.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La puerta principal de la Basílica de Notre Dame des Victoires, en la Place de les Petits Pères.

A principios del siglo XVII, estos “petit pères” como eran llamados por las sociedad parisina acudieron de nuevo al Rey, en este caso Louis XIII, al que se le pidió ayuda para construir una iglesia dentro o cercana al recinto monacal.

El rey respondió al llamado de Agustinos Descalzos y dispuso del peculio suficiente para construir un nuevo convento en las tres hectáreas que adquirieron entre la Puerta de Montmartre y de la Puerta Saint-Honoré. Se puede decir, por tanto, que Louis XIII fundó la Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria en 1629.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La nave central de la Basílica de Notre Dame des Victoires.

Louis XIII acoge dicha petición con la única condición de que la iglesia lleve el nombre de Nuestra Señora de las Victorias en acción de gracias por la victoria de las tropas reales fieles a él mismo en la célebre batalla de La Rochelle.

A partir de esta fecha la congregación de los agustinos fue creciendo a la vez que su fama y su vinculación a la casa real francesa. A lo largo de los siglos la Basílica denote Dame des victoires fue muy favorecida por los reyes, por los Papas y por los fieles quienes acuden a ella en peregrinación y para dar gracias. No hay más que ver que todas sus paredes están repletas de láminas de mármol blanco con inscripciones de gratitud a la Virgen por interceder por algún ser querido.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ex-votos en las paredes de la iglesia.

A lo largo de nueve post describí su historia y su arquitectura exterior e interior. Si están interesados en conocer la Basílica de Notre Dame des Victoires pueden hacerlo en este enlace: La Iglesia de Notre Dame des Victoires.

 

15.- Iglesia de la Sorbona.

Levantada por Jacques Lemercier entre 1635 y 1642 por encargo del Cardenal Richelieu, es uno de las iglesias más interesantes de la época. Al ser un templo perteneciente a la institución de la Universidad, posee dos fachadas, una hacia la calle y otra hacia el patio principal del recinto educativo.

Fachada principal de la Iglesia de la Sorbona.

Fachada principal de la Iglesia de la Sorbona.

La primera sigue el esquema general de las iglesias romanas de la época, en este caso con sólo dos órdenes superpuestos, jónico en el inferior y corintio en el superior, y volutas laterales para unirlos. Todo rematado por un frontón triangular que domina todo el conjunto.

Fachada de la Iglesia de la Sorbona vista desde el patio de la Universidad

Fachada de la Iglesia de la Sorbona vista desde el patio de la Universidad.

La fachada al patio responde a un esquema muy diferente. Para realzar la majestad de la iglesia, la portada se eleva con una escalinata y está construida como un pórtico clásico, hexástilo y de columnas corintias que soportan un frontón con el escudo del cardenal en el tímpano.

La cúpula se observa mucho mejor desde el patio de la Universidad que desde la calle, por una cuestión de cercanía, pero aquí la podemos ver desde una perspectiva aérea mejor, como corresponde a la cúspide de la torre sur de la Catedral de Notre Dame.

Cúpula de la Iglesia de la Sorbona vista desde Notre Dame.

 

* Si te ha gustado este post, puedes pinchar en “me gusta”, o retwittearlo, o quizá incluirlo en tu página de Facebook. Un sólo click ayudará a difundir este blog y su contenido. No es más que un segundo. Muchas gracias por tu visita y por dedicarnos tu tiempo.

Mapa de situación de las quince iglesias de las que hemos hablado en estos últimos post.

Mapa de situación de las quince iglesias de las que hemos hablado en estos últimos post.

La Iglesia de Notre Dame des Victoires (9): Las Capillas laterales de la izquierda.

 

Pasillo de acceso a las capillas laterales de la nave del evangelio.

En el lado izquierdo, frente a las capillas de San José, Sagrado Corazón y Santa Ana, nos encontramos con cuatro nuevas capillas: la Capilla de Santa Teresita del Niño Jesús y la Santa Faz, la de San Juan Evangelista, la de la Santa Infancia y, por último, la Capilla de Nuestra Señora de las Dolores.

La Capilla de Santa Teresita del Niño Jesús y la Santa Faz.

Esta capilla de Santa Teresita, con su altar, fue construida en 1932, en la canonización de Teresa Martin, y se colocó en lugar de la pila bautismal de la época. Recuerda, con la ventana por encima de ella, la llegada a la basílica de Nuestra Señora de las Victorias de la joven Teresa con su padre en su camino a Roma para pedir al Papa entrar en el Carmelo de Lisieux. Tenía 15 años de edad (4 noviembre 1887). Sigue leyendo

La Iglesia de Notre Dame des Victoires (8): Las Capillas laterales de la derecha.

Tanto en la nave del evangelio como en la de la epístola nos encontramos varias capillas más pequeñas. Entrando por la puerta principal, si nos dirigimos hacia la derecha podemos entrar en tres capillas: la Capilla de San José, la Capilla del Sagrado Corazón y la Capilla de Santa Ana.

Velas en las Capillas laterales.

La capilla de San José es la primera que encontramos en la parte derecha. El altar es de mármol de colores, acentuado con ramas de lirios en bronce dorado (1883). Una gran estatua de San José con el niño Jesús se coloca en el centro, la estatua es de bronce dorado.

A la izquierda, se sitúa la tumba de Jean Vassal (último secretario de Luis XIV), obra de Pierre Gois (1770). A la derecha, el resto del mausoleo del Marqués de L’Hospital, construído en mármol, obra de Jean-Baptiste Poultier (1702). El espejo y la serpiente son adiciones del siglo XIX. Sigue leyendo

La Iglesia de Notre Dame des Victoires (7): El Altar de San Agustín.

 

El Altar de SanAgustín, situado en la nave del evangelio de la basílica.

Frente al altar de la Cofradía de Notre Dame des Victoires se encuentra otro gran altar dedicado a San Agustín. El Altar de San Agustín es fácilmente reconocible por el corazón que está sosteniendo en su mano.

La estatua actual es de yeso y sustituye a la estatua de mármol realizada por Pigalle que desapareció durante la Revolución. Data de 1849 y fue realizada por Jean-Bernard Duseigneur. A ambos lados del altar, dos pinturas de Jules Pasqualini traídas de Roma en 1867 por el padre Dumax, entonces director de la Cofradía de Nuestra Señora de las Victorias. Sigue leyendo

La Iglesia de Notre Dame des Victoires (6): El Altar de la Cofradía.

 

Imagen completa del Altar de la Cofradía de Notre Dame des Victoires.

En el brazo derecho del crucero, allí donde finalizan las capillas de la nave de la epístola, nos encontramos con el Altar de la Cofradía de Nuestra Señora de las Victorias. El altar es de una belleza singular, realizado en 1873 y completado con la parte superior en 1921.

El tabernáculo está construído en mármol ónix traído desde Argelia y tiene una puerta de bronce dorado que representa la Adoración de los Pastores.

En el centro, dominado el altar, se encuentra una majestuosa imagen de Nuestra Señora de las Victorias con el niño Jesús entre sus brazos y apoyado sobre un globo terráqueo. Tanto la Virgen como el niño está coronado por sendas coronas de oro. Sigue leyendo

La Iglesia de Notre Dame des Victoires (5): El Altar actual.

 

El altar actual, delante del Coro de los Religiosos.

En el centro del crucero de la iglesia, justo antes del coro de los religiosos, nos encontramos con el altar que los sacerdotes utilizan actualmente.

El altar actual es octogonal y fue tallado en 1984 por Madeleine Diener. Es de madera dorada. Está esculpido con varias escenas o figuras personales, una por cada cada del octógono a excepción de los dos lados frontales, que forman una sola escena.

Los dos cartuchos centrales son, el primero, al frente, danzas y fiesta invitando a participar en la Eucaristía los fieles, y el otro, el trasero, en el lado del celebrante, relativo al Espíritu Santo, encargado de santificar la eucaristía. Sigue leyendo

La Iglesia de Notre Dame des Victoires (4): el Coro de los religiosos.

 

El coro de los religiosos de la Basílica de Notre Dame des Victoires.

El coro de los religiosos de la Basílica de Notre Dame des Victoires.

El coro de los religiosos es el lugar que está situado entre el altar y el fondo de la basílica. Es el lugar más importante del edificio y allí donde se dirige nuestra mirada desde el principio de nuestra presencia en el interior. Desde la entrada de la iglesia hasta la tarima para entrar en el coro de los religiosos tenemos una distancia de 37 metros. El coro de los pequeños padres tiene una longitud de 24 m, es decir, poco más de un tercio de la longitud total de la iglesia. Esto nos da una imagen de la importancia que tiene este recinto para la iglesia de Notre Dame des Victoires.

Lateral izquierdo del coro con uno de los órganos en un extremo.

Originalmente, el altar mayor estaba muy cercano a la primera puerta que atravesamos. A un lado estaba el pueblo cristiano, el secular, y, por otro, los hermanos “religiosos” o los sacerdotes.

Al entrar en el coro religioso debemos observar cómo están colocados cada uno de los bancos, en este caso rodeando las paredes de la iglesia. En el centro del ábside se colocaba el abad. Esta es la razón por la cual, en  este sitio de la tarima, se halla una paloma, símbolo del Espíritu Santo. Sigue leyendo

La Iglesia de Notre Dame des Victoires (3): la Fachada principal.

 

Fachada principal de la Basílica Menor de Notre Dame des Victoires en la Place des Petit Peres de París.

En diciembre de 1629 se colocó la primera piedra de la futura iglesia de Notre Dame des Victoires. Se había previsto una ejecución relativamente rápida, sin embargo los acontecimientos históricos de Francia demoraron su inauguración. La construcción no se completó hasta 110 años más tarde después de haber participado en su diseño y levantamiento hasta cinco arquitectos sucesivos.

La fachada está coronada por la cruz y por los símbolos reales.

El más famoso de ellos, Sylvain Cartault fue el que agilizó la construcción y finalizó el edificio. Terminó la nave mediante la adición de tres tramos, planteó la actual fachada, construyó las bóvedas actuales y cubrió el crucero con un casquete esférico muy notable. Sigue leyendo

La Iglesia de Notre Dame des Victoires (2): Un Homenaje a los soldados.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En el corazón de París, la Basílica de Notre-Dame des Victoires ha sido testigo de grandes acontecimientos en la historia de la capital. Utilizado como Bolsa de Comercio durante el período revolucionario, profanada durante la Comuna en 1871, se convirtió en el siglo XIX en un importante centro mariano de París. Parisinos, provinciales y extranjeros llegan a orar y dar gracias a Nuestra Señora de las Victorias y presentan algún elemento votivo en agradecimiento por las gracias recibidas.

En 1843, una asociación militar  fue creada bajo el patrocinio de Saint-Maurice. Desde esa fecha se ofrecen con regularidad objetos militares que son presentados ante la imagen de Nuestra Señora de las Victorias. Un registro señala fielmente la lista de donaciones, a menudo anónimos. Sigue leyendo

La Iglesia de Notre Dame des Victoires (1): Su Historia.

 

 

La fachada principal del templo en la Plaza de los Petit Peres.

En época del Rey Henry IV, la orden de los agustinos descalzos pidieron ayuda al mismo rey para construir un pequeño monasterio donde poder dedicarse a sus menesteres religiosos y ayudar a los pobres de París. El propio rey les cedió un pequeño huerto a las afueras de París para que se instalasen allí. La construcción era muy pequeña, no constaba más allá de unos lúgubres aposentos y un receptáculo donde se reunían para todas las actividades grupales.

A principios del siglo XVII, estos “petit peres” como eran llamados por las sociedad parisina acudieron de nuevo al Rey, en este caso Louis XIII, al que se le pidió ayuda para construir una iglesia dentro o cercana al recinto monacal.

El rey respondió al llamado de Agustinos Descalzos y dispuso del pecunio suficiente para construir un nuevo convento en las tres hectáreas que adquirieron entre la Puerta de Montmartre y de la Puerta Saint-Honoré. Se puede decir, por tanto, que Louis XIII fundó la Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria en 1629.

Louis XIII acoge dicha petición con la única condición de que la iglesia lleve el nombre de Nuestra Señora de las Victorias en acción de gracias por la victoria de las tropas reales fieles a él mismo en la célebre batalla de La Rochelle. El soberano atribuye la rendición de los hugonotes, sus enemigos, a la oración y a la protección de la misma Virgen.

El sábado 8 de diciembre 1629, el primer arzobispo de París, Jean-François de Gondi, bendijo la fundación de la Iglesia. El domingo 9 de diciembre, un día después, el rey realiza una solemne colocación de la primera piedra en presencia de los señores de la Corte y los magistrados de la ciudad.

Para la colocación de la primera piedra por Louis XIII, se construyó una capilla en el lugar y se acompañó de una majestuosa decoración. Se montaron varias tiendas y ricos tapices llegaron a decorar el lugar de la ceremonia.

El 8 de diciembre 1629, víspera del evento, y Fiesta de la Inmaculada, el arzobispo de París, Monseñor de Gondi, plantó la cruz en el lugar indicado para la construcción de la iglesia, en la presencia de treinta religiosos del convento. Sigue leyendo