El Hotel Cheyenne, en Disney.

 

Hotel Cheyenne. Disney-París.

He visitado en tres ocasiones el parque de Disney-París. Pero sólo en una de ellas he reservado una habitación dentro de los hoteles del recinto.

Las habitaciones del Wyat Earp. Hotel Cheyenne. Disney-París.

En familia pudimos disfrutar de unos días en el Hotel Cheyenne, que como podrán ver por las fotos que acompañarán este texto, más que un hotel es un conjunto de hoteles dispersados por varias calles imitando a un pueblo del antiguo oeste americano.

Entrada al bar. Hotel Cheyenne. Disney-París.

El hotel es muy tranquilo. Si lo que buscas es paz y descanso tras la visita del parque, es un hotel ideal, sólo dispone de un bar y raramente está ocupado en toda su amplitud. Me imagino que el cansancio del día unido al precio de la cervezas y refrescos retraen a más de uno de hacer una visita al bar.

Recepción del Hotel Cheyenne. Disney-París.

La recepción es amplia y bien atendida. Por la mañanas siempre hay colas de visitantes que hacen el check-in o el check-out, algo normal en cualquier hotel del mundo y que aquí también ocurre. Aún así la cola avanza a buen ritmo. Las recepcionistas atienden en inglés, francés (lógicamente), alemán, portugués y español. De hecho son muchos los jóvenes españoles que trabajan allí y se ofrecen a ayudarnos.

Salón-comedor del Hotel Cheyenne. Disney-París.

El comedor es grande y continuamente abastecido. Se puede decir que la variedad no es amplia pero, generalmente, si lo que buscas es algo básico, lo encuentras. Luego está la voracidad de cada uno, sobre todo las familias con niños que queremos probar de todo y aprovechamos (sobre todo en los desayunos) para tomar varios panecillos y algo de fiambre para preparar un tentempié para la media mañana.

Ponys (de pago) para que los niños puedan montarse en ellos. Hotel Cheyenne. Disney-París.

Existe una tienda con souvenirs. Si no fuera así, esto no sería Disney. Realmente no merece la pena pues todo lo que ves allí lo encontrarás también en el parque. Sólo si tienes que buscar un regalo de última hora merece la pena comprar allí.

Tiendas indias en el Hotel Cheyenne. Disney-París.

Existe en su interior un Fort Apache, un recinto donde existen columpios para los menores y hay instaladas unas tiendas indias para juegos. Cuando nosotros estuvimos en el Hotel Cheyenne, este recinto estaba cerrado.

Fort Apache para juegos infantiles en el Hotel Cheyenne. Disney-París.

Las habitaciones son pequeñas. se componen de cama de matrimonio, litera con dos camas individuales y un baño-aseo. Allí sólo se va a dormir así que ¿para qué quieres más?. Eso sí, si tienes un problema en la habitación, ten mucha paciencia, no esperes que reaccionen al ritmo que tu quieres. Muchas de las personas que allí trabajan lo hacen por ganar algo mientras estudian o mejorar en el idioma y no son profesionales de la hostelería.

Habitación en el Hotel Cheyenne. Disney-París.

Las calles están decoradas con aire del viejo oeste americano y cada uno de los mini hoteles interiores están renombrados con personajes de esta época histórica a la que nos referimos.

Las casas del Hotel Cheyenne. Disney-París.

Esto puede ser un breve resumen del Hotel Cheyenne, pero si me preguntan si yo volvería a este hotel, mi respuesta posiblemente sería afirmativa, ya les he adelantado que me servía simplemente para descansar y dormir, pero…

La tienda del Hotel Cheyenne. Disney-París.

Pero esto sólo lo haría si fuera con niños. Si no es así, siempre tenemos una línea de tren Disney a París cada media hora que es magnífica. El ahorro económico es extraordinario y puedes ir y venir cuantas veces quieras sin tener la necesidad de estar diariamente a primera hora en la puerta del parque por aprovechar lo pagado por tener la habitación en un hotel del parque.

Entrada al bar del Hotel Cheyenne. Disney-París.

La parada del autobús que nos leva al parque está situada junto a la entrada. También en la entrada podrás hacerte fotos con tus personajes Disney preferidos.

Decoración del salón del Hotel Cheyenne. Disney-París.

Hotel Cheyenne. Disney-París.

Hotel Cheyenne. Disney-París.

El comedor del Hotel Cheyenne. Disney-París.

Hotel Cheyenne. Disney-París.

Billy el niño, en el Hotel Cheyenne. Disney-París.

El río que separa los hoteles. Hotel Cheyenne. Disney-París.

Hotel Cheyenne. Disney-París.

Hotel Cheyenne. Disney-París.

Hotel Cheyenne. Disney-París.

Hotel Cheyenne. Disney-París.

Hotel Cheyenne. Disney-París.

Hotel Cheyenne. Disney-París.

Hotel Cheyenne. Disney-París.

Anuncios

Disney-París. “Un viaje a otro mundo” (por Sergio).

 

El Capitán Garfio.

El pasado viernes 21 de Junio (2013), Sergio, mi hijo mayor finalizó su curso de 5º de Primaria. Como día festivo y de diversión que era para todos los alumnos de su colegio, por la noche celebraban la despedida oficial con unas actuaciones musicales que, junto con sus profesores, se habían preparado durante las semanas precedentes. En el descanso de estas actuaciones, el colegio entregó los diplomas honoríficos de cada curso y, entre ellos, los premios del concurso literario de los alumnos. Pues bien, mi hijo tuvo la suerte de ser el ganador en su categoría, la de los alumnos de primaria.

El barco de Piratas del Caribe.

Lógicamente, como no podía ser de otra forma, la alegría fue tremenda (también para nosotros los padres), no ya por lo inesperado del galardón, sino por la ilusión que le hizo a Sergio el hecho de ser merecedor de esta distinción entre la gran cantidad de redacciones que se presentaron por los alumnos de los últimos cursos de primaria. Como quiera que lo que él escribió fue su aventura (sí para él y para su hermana menor, Elena, fue una auténtica aventura) en el reciente viaje a Disney y París, lo voy a publicar en este blog donde, hasta ahora, no había escrito nunca nada referente al país de Mickey. Y no hay mejor excusa ni momento para hacerlo que éste.

Sigue leyendo