La canción más hermosa.

 

París ha sido versada por numerosos poetas.

París ha sido cantada por multitud de artistas.

Palabras, escritas o entonadas, que glorifican la belleza física y espiritual de esta hermosa ciudad que es París.

Son algunos los cantantes que, en español, han lanzado su mensaje de amor a París pero, permitanme por una vez esta licencia musical, no hay ninguno que lo hiciera como lo hizo Carlos Cano.

Para aquellos que quieran disfrutar de estos tres minutos y medio de musicalidad al son de un acordeón y trasladarse con la imaginación al Barrio Latino, Montmartre o Pigalle, aquí les dejo este archivo.

Disfrútenlo.

 

“A París”, por Carlos Cano.

 

París la vie c’est joli,

París la vie c’est comme ça

Canta una sombra en París

por las calles de Pigalle

Rosa de negro perfil

abren “las flores del mal”

dejando sobre París

comme un souvenir

de fiebre y coñac.

Cuando la noche convierte

suspiro en serpiente

muerde la manzana

bajo la luz de la luna

de amor la cintura

se quema en las llamas.

Como usted comprenderá,

Monsieur,

ritmo de vida infernal

la espina de esta canción

con el corazón

a París se irá.

A París,

a París mon coeur s’en va 

A París,

a París j’avais vingt ans 

A París,

a París c’est tout c’est toi 

Al son del acordeón

se abraza el amor

con la soledad.

Allez venez vous Milord

Allez venez vous Madame

Ecoute cette chanson

Que es primavera en Pigalle

Y hay que vivir y reir,

y hay que reir y soñar

Que aquí no hay nada mejor

para el corazón que amar y olvidar

La vida color de rosa

del amor de un loco y una mariposa.

La historia de Theo Sarapo

el oso de trapo que amaba una diosa

No pierda tiempo en sufrir,

hay que aprender a volar

Olvide, viva feliz

que sólo en París

se puede olvidar.

A París,

a París mon coeur s’en va 

A París,

a Paris j’avais vingt ans 

A París,

a París c’est tout c’est toi 

Al son del acordeón

se abraza el amor

con la soledad.