¿Qué ver en el Barrio Latino de París? (3). De Rue Séverin a Saint-Etienne-du-Mont.

 

La cúpula del Panthéon coronando la colina del Quartier Latin.

Tras salir de la Iglesia de Saint Séverin continuaremos nuestra hacia el oeste del barrio a través de callejuelas que reciben el sobrenombre de “Pequeña Atenas” por la que disfrutaremos de multitud de restaurantes, pastelerías, cafeterías y pequeños dispensarios de comida rápida. Giraremos después dirección sur para adentrarnos en el corazón del barrio latino y ver museos medievales, universidades reconocidas mundialmente, panteones e iglesias únicas nos esperan en este recorrido que dividiremos en dos mapas.

Ruta 2.1. De Rue Saint-Séverin a la Iglesia de la Sorbona.

 

6. LA “PEQUEÑA ATENAS”.

La zona delimitada al norte con el Sena y al sur con la Rue Séverin es conocida por la “Pequeña Atenas”. Su nombre viene dado porque, en este lugar, con anterioridad existían varios restaurantes cuya especialidad eran los platos de la gastronomía griega. En la actualidad existe alguno testimonial.

Es una zona eminentemente gastronómica y turística con lo que conlleva la unión de estos dos adjetivos. Simplemente pararse a ver los alimentos expuestos sobre mesas o vitrinas en plena calle merece la pena, a la vez que se disfruta leyendo en los carteles, muchos de ellos escritos con tiza blanca, los manjares de temporada que cada uno tiene preparado para el viandante. ¿Es un lugar recomendado para comer?. La respuesta es sí, por la calidad de los alimentos a pesar de ser zona eminentemente turística, y por poder ver fluir el ritmo de vida parisino de este pequeño barrio desde una mesa tras una gran ventana.

En este enlace puedes conocer algo más de sus bondades.

Le Marmiton de Lutece, en Rue Saint-Séverin, especialistas en raclettes y fondues.

 

7.- MUSEO DE CLUNY.

Una vez que dejamos la Rue Saint-Séverin y la Rue de la Harpe, llegamos al Boulevard Saint Germain, desde donde podemos ver ya el edificio del Museo Cluny, un museo con cientos de piezas medievales de incalculable valor. El lugar que ocupa el edificio ha tenido distintos usos desde la Edad Antigua, conservándose aún unas termas galo-romanas del siglo I. El nombre se lo debe a haber sido desde el siglo XIII sede del hospicio-residencia de los Abades de Cluny, de la Orden cluniacense.

En él podemos ver unas dos mil trescientas piezas compuestas por colecciones de tapices, esculturas, marfiles y objetos de orfebrería, la mayor parte de ellos de procedencia religiosa. Para los españoles curiosos, en su interior podemos ver parte del Tesoro de Guarrazar, unas coronas de origen visigodo descubiertos en la provincia de Toledo

Museo de Cluny. Cabeza de los Reyes de Judea e Israel, provenientes de la fachada de la Catedral de Notre Dame.

 

8.- LA IGLESIA DE LA UNIVERSIDAD DE LA SORBONA.

Tras salir del Museo Cluny nos dirigimos a la Iglesia de la Universidad de la Sorbona, tomando el Boulevard Saint Michel en dirección sur. Al llegar a la Place de la Sorbonne giramos nuestra vista hacia la izquierda donde podremos la iglesia de la universidad.

Levantada por Jacques Lemercier entre 1635 y 1642 por encargo del Cardenal Richelieu, es uno de las iglesias más interesantes de la época. Al ser un templo perteneciente a la institución de la Universidad, posee dos fachadas, una hacia la calle y otra hacia el patio principal del recinto educativo. La primera sigue el esquema general de las iglesias romanas de la época, en este caso con sólo dos órdenes superpuestos, jónico en el inferior y corintio en el superior, y volutas laterales para unirlos. Todo rematado por un frontón triangular que domina todo el conjunto. La fachada al patio responde a un esquema muy diferente. Para realzar la majestad de la iglesia, la portada se eleva con una escalinata y está construida como un pórtico clásico, hexástilo y de columnas corintias que soportan un frontón con el escudo del cardenal en el tímpano.

Merece la pena una visita esta iglesia de casi 380 años de historia, historia unida a los estudiantes de esta universidad.

Fachada principal de la Iglesia de la Sorbona.

Tras completar el recorrido del primer mapa, comenzamos con el segundo. Vamos hacia el Panthéon y Saint Etienne-du-Mont.

Ruta 2.2 De la Sorbona a Saint-Etienne-du-Mont.

 

9.- LA FACULTAD DE DERECHO “PANTHÉON-ASSAS”.

Tras salir de la Iglesia de la Sorbona continuamos dirección sur hasta la Rue Soufflot donde giraremos hacia la izquierda no sin antes echar una miradita hacia el otro sentido para ver los Jardines de Luxemburgo, que pertenecen al barrio de Saint Germain.

Continuando unos metros por esta calle tenemos el edificio de la Facultad de Derecho Panthéon-Assas, con una magnífica portada neoclásica que recuerda a los antiguos templos griegos y romanos. En dicha portada se puede leer el texto “Liberté, egalité, fraternité” que nos lleva hasta el pensamiento más profundo de la Revolución francesa. Una vistazo a su interior se hace inexcusable.

Aquí puedes ver algo más de este edificio.

Facultad de Derecho. Universidad Panthéon-Assas.

 

10.- EL PANTHÉON.

Frente a la Universidad Panthéon-Assas nos encontramos con el edificio más iconográfico de todo el Barrio Latino, el Panthéon, un edificio levantado como iglesia en honor a Santa Genoveva y que actualmente está desacralizado. Su cúpula se distingue prácticamente desde todo París y, en su interior, se encuentran las tumbas de los más grandes de Francia, entre ellos Victor Hugo, Émile Zola, Louis Braille, Marie Curie, Alejandro Dumas o Jean Monet por ejemplo. No está la tumba de Napoleón, por si se lo preguntan, que está en el Hospital de los Inválidos.

El edificio es de estilo neoclásico y nos recuerda, en su concepción arquitectónica, al Panteón de Agrippa en Roma. Su cúpula es portentosa y puedes conocerla mejor en este enlace.

Si os perguntais si merece la pena una visita a su interior, os aconsejaría que lo dejarais para una visita posterior a París. Es interesante, pero no es lo suficientemente atractivo como para perderse el resto de la ruta por el Quartier Latin.

Panthéon.

 

11.- LA IGLESIA DE SAINT-ETIENNE-DU-MONT.

Bordeando el Panthéon por su fachada norte nos encontramos con un pequeño monumento dedicado a Diderot, escritor, filósofo y enciclopedista francés del siglo XVIII. A continuación nos topamos con el último punto de esta segunda ruta: la Iglesia de Saint-Etienne-du-Mont, San Esteban del Monte, consagrada, a pesar de su nombre, a Santa Genoveva, la patrona de París. Para mi gusto, es una de las iglesias más bellas de la ciudad y con un elemento que las distingue del resto: el jubé. No os explico nada más sobre él porque en este enlace veréis fotos de lo que os estoy diciendo y podréis darme la razón (o no).

Su torre con reloj es otra de las joyas de esta iglesia. Disfrutadla.

La Iglesia de Saint Etienne du Mont.

Aquí finaliza la segunda ruta. Hemos dejado atrás iglesias, museos medievales, universidades y al magnífico Panthéon y admirado el más hermoso de los jubés de París. Desde este punto comenzaremos la tercera fijándonos en el edificio de la acera contraria, pero de esto hablaremos mañana y lo podrás ver aquí.

La cúpula del Panthéon.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El Panthéon de París.

El Panthéon de París es uno de los edificios más reconocibles de la capital francesa. Situada en el centro del Barrio Latino, su esbelta figura domina el skyline del distrito desde la colina de la Place du Panthéon.

Esta imagen se agiganta cuando la vista se toma desde las torres de la Catedral de Notre Dame. Desde allí se distingue la hermosa cúpula que rompe la perspectiva rectilínea de los barrios sureños de París. Por su belleza, por su magnitud y por su importancia hoy nos vamos a dedicar a glosar las virtudes de la cúpula del Panthéon de París.

El Panthéon de París.

El Panthéon de París.

Pero antes, adentremonos en la intrincada historia de este edificio. Los orígenes del Panthéon se remontan al año 1764. Luis XV, gravemente enfermo, había prometido construir una iglesia en honor a Santa Genoveva si lograba curarse.

Así fue como, en el lugar que ocupaba la antigua abadía de Santa Genoveva, en ese entonces en ruinas, se colocó la primera piedra en medio de una ceremonia espectacular, que incluía una pintura gigantesca a escala real representando el monumento que iba a construirse. 

El edificio fue terminado durante la Revolución Francesa en 1790.  En 1791, la Asamblea Nacional Francesa votó que el edificio, que aún no había sido consagrado como iglesia, sirviera de templo para albergar los cuerpos de los hombres ilustres de la patria.

El Panthéon de París.

El Panthéon de París.

La construcción del imponente edificio se concluiría hasta 1797. La idea y conducción del proyecto estuvo a cargo de Jacques-Germain Soufflot, quien falleció en 1780 (apostó por una arquitectura gótica adaptada a los términos antiguo y clásico). Jean-Baptiste Rondelet y socio de Soufflot , terminaría el proyecto.

De 1791 a 1793, el edificio fue remodelado por Quatremère de Quincy y adquiere su aspecto actual.  Bajo el Primer Imperio francés, el Panthéon mantuvo su función de mausoleo pero fue también lugar de culto a partir de 1806. Cuando tras la caída de Napoleón I se restaura el Antiguo Régimen, se restringe su uso al de iglesia consagrada a Santa Genoveva y se borra la inscripción del frontón.

El Panthéon visto desde los Jardines de Luxemburgo

El Pantheón está construido de piedra y mármol. El revestimiento es de gran riqueza ya que hay pintura mural, ábside, pechinas y bovedilla sobre el óculo de la cúpula, Los pisos de la nave están cubiertos con mármol de colores.

La hermosa cúpula se inspira en el Templete de San Pietro in Montorio de Bramante, un templo pequeño y poco conocido en Roma que fue construido a expensas de la monarquía española. La cúpula consiste en un círculo de columnas que soportan la parte posterior de la bóveda

Vista trasera de la cúpula del Panthéon.

Vista trasera de la cúpula del Panthéon.

Está coronada por una linterna con nervaduras sostenida por un tambor realizado con columnas toscanas. Además está tratada de dos maneras diferentes en cuanto a la superficie interior de la misma: por una parte, esta casetonada; por otra parte, en el centro, tiene un óculo que está rematado por una pequeña bovedilla semiesférica que porta iconografía en trompe l’oeil.

Los machones continúan el orden corintio pero con pilastras. Cada uno de estos machones cobija grupos escultóricos de carácter cívico. Las pechinas también son soporte de iconografía, esta vez pictórica.

Todo lo que pueda explicar alcanza para hacernos una idea de cómo es, las imágenes que acompañan este texto ayudan a concebir una idea más aproximada, pero sólo su visión directa, desde cerca y comprobando lo pequeño que somos ante su presencia, puede darnos la medida exacta de la grandiosidad de la cúpula del Panthéon de París.

Mi Moleskine (4): El Panthéon.

2007Pantheon8El dibujo nº 4 es el Panthéon de los hombres ilustres de Francia.

El edificio que iba a ser destinado a adorar la figura de Santa Genoveva, la patrona de París, y terminó siendo cementerio ilustre, de hombres ilustres, de la ilustrada nación francesa.

Esta foto fue tomada en una lluviosa mañana de enero, durante uno de esos claros en los que el líquido elemento decidió no precipitarse hacia el resbaladizo sustento de nuestros pies.

En esas lúgrubes horas, rayos y truenos sirvieron para poner luz y música a tan extraordinario escenario como es la ciudad de París.

MP4