Le Square Capitan

 

La gruta de la Plaza Capitan.

La gruta de la Plaza Capitan.

En el Barrio Latino hay un espacio delimitado por la Rue Monge, la Rue Navarre y la Rue des Arenes testigo de la historia de París desde hace más de diecinueve siglos, el anfiteatro romano que lleva el nombre de Arenes de Lutece.
De él ya escribimos hace algunos meses y lo pueden leer en este enlace . Hoy nos vamos a referir a una pequeño parque adjunto a las Arenas que apenas tiene doce mil doscientos metros cuadrados y que nos recuerda a los jardines de tipo italiano adornados con bellas fuentes, abundante foresta y estatuas clásicas que los inundan de arte.

Las Arenas de Lutecia.

El jardín del que hablamos está situado justo encima del depósito de Saint Victor, uno de los depósitos de agua del Canal de l’Ourcq. El Jardín Capitan tiene su entrada por la Rue Navarre y se conecta con las Arenas a través de una zona ajardinada con árboles de las más diferentes variedades (algunos de ellos de varios siglos de antiguedad), arbustos y parterres florales muy bien cuidados, además de tener una zona con hierba para descansar o donde los futuros artistas se apostan para dibujar el lugar o pintar un lienzo. Sigue leyendo

Anuncios

El busto de Dora Maar, un homenaje de Picasso a Guillaume Apollinaire.

 

Monumento dedicado a Guillaume Apollinaire.

Tras la Iglesia de Saint Germain des Pres nos encontramos un pequeño jardín a cielo abierto en el que las parejas vienen a contarse sus amores y las madres traen a sus hijos para que correteen entre las piedras de la milenaria abadía ya desaparecida.

Allí, casi a la entrada del mismo nos encontramos con un pequeño monumento, un busto que el español Pablo Picasso dedicó a Dora Maar, una de las innumerables compañeras que gran artista tuvo durante su agitada vida amorosa.

La obra de Picasso fue bautizada con el título de “La Poesía”, y fue esculpida y posteriormente ofrecida a la Ciudad de París por el artista en homenaje a la memoria de Guillaume Apollinaire, un amigo de su juventud. El bronce original fue inaugurado en 1959, robado por la noche del 30 al 31 de marzo 1999 y luego reemplazado en 2002.

La Square Laurent Prache, con algunos restos medievales.

Picasso y Dora se encontraron y conocieron muy cerca de aquí. Él ya tenía de compañera sentimental a Marie- Thérèse Walter y, por entonces, Picasso era ya un artista célebre y ella una joven fotógrafa ferviente partidaria de la revolución surrealista que sacude Saint Germain des Prés. Dora sigue a Picasso hasta su taller muy próximo de la  Rue des Grands Augustins y es la primera en fotografiarlo en creación plena.

Esta es su historia.

Sigue leyendo

El Prometeo de Zadkine.

 

En la Plaza de Saint Germain des Pres nos encontramos con “Prometeo”.

En la Plaza de Saint Germain des Pres, a mitad de camino entre la antiquísima iglesia del mismo nombre y el Café Les Deux Magots, nos encontramos con esta estatua, expresión del modernismo al que el autor, Ossip Zadkine, le otorgó el sugerente título de “Prometeo”.

Ossip Zadkine, el autor de la obra, nació el 14 de julio de 1890 en Vitebsk (Bielorrusia), y fallecido el 25 de noviembre de 1967 en París. aunque es un escultor francés de origen ruso, se estableció en Francia en 1910 y está enterrado en el cementerio del Montparnasse. Su vida fue muy agitada. Sigue leyendo

Nevada nocturna sobre el mural de Jef Aérosol en la Place Igor Stravinsky.

 

El mural que el artista Jef aérosol pintó en la place Igor Stravinsky.

Hace unos día hicimos referencia al artista callejero Jef Aérosol y a una de sus obras más emblemáticas, un mural en la Place Igor Stravinsky.

Curiosamente navegando por Twitter con mi cuenta @AParísconElena tropecé con la estampa que pueden ver más arriba.

Se trata de la misma obra pero vista desde una perspectiva poco común, bajo una intensa nevada e iluminada por la luz nocturna de la ciudad.

Fue publicada por @Paristhetic.

El mural de Jef Aérosol en la Place Igor Stravinsky.

 

El mural en la Place Igor Stravinsky esquina con la Iglesia de Saint Merri.

En la Place Igor Stravinsky, además de su hermosa fuente con las esculturas de Nikki de Saint Phalle y Jean Tinguelty que hacen las delicias de los niños, nos encontramos con un ejemplo más de arte callejero. En la pared que del edificio de viviendas que hace esquina con la Iglesia de Saint Merri hay un mural pintado realizado por uno de los artistas del graffiti con más relevancia artística en el país vecino: Jef Aérosol.
Pero detengámonos en este personaje para conocer un poco su historia. Su nombre real es Jean-François Perroy, aunque es más conocido bajo el seudónimo anteriormente citado, Jef Aérosol. Nació en Nantes 15 de enero 1957 y es considerado un artista de la primera ola de “street art” de los años 80. Sigue leyendo

El Obelisco de Ramsés II.

 

El Obelisco de noche, con el Arco del Triunfo al fondo de los Campos Elíseos.

“Un pedacito de Egipto en Francia”, eso es lo que debía pensar Champollion cuando negociaba con el Valí (Gobernador) de Egipto, Mehemet Ali, transportar este obelisco desde el desierto egipcio hasta el centro de Europa.

Dice la leyenda que fue en 1830 cuando dicho gobernador autorizó el traslado de esta mole de piedra desde Luxor hasta París. A cambio, como regalo por su magnanimidad, recibió un reloj que, se dice, nunca funcionó. Pero la historia real es diferente. Cuenta ésta que, en 1829, mientras se encontraba en Egipto, Champollion Sigue leyendo

La Fuente de Saint Sulpice (4): Fléchier.

 

Valentin Esprit Fléchier, Évêque de Nimes.

El último personaje de la Fuente de Saint Sulpice es Esprit Fléchier y es el religiosos que está situado en la cara oeste de la fuente, frente al ayuntamiento del VIº Arrondisement.

Fléchier, Obispo de Lavaur y Nimes.

Valentin Esprit Fléchier nació el 10 de junio de 1632 en Pernes-les-Fontaines y falleció el 16 de febrero de 1710 en Nimes.

Fue un gran predicador, ejerció de Obispo de Lavaur y de Nimes y fue considerado uno de los grandes oradores de su siglo.

Fléchier se quedó huérfano a temprana edad, estudió en el Colegio de la Doctrina Cristiana y se convirtió en un sacerdote de la congregación en 1648.

Descubrió su vocación como un predicador por el elogio del arzobispo de Narbona Claude Rebe,  quien le anima a que se vayya a París.

Es catequista, escribió poemas en latín y francés, y se convirtió en el tutor de Lefebvre Caumartin (consejero de Estado y superintendente de finanzas bajo el reinado de Luis XIV).

Se une al duque de Montausier , gobernador de la Gran Delfín , quien lo nombró maestro de su pupilo.

Fléchier recibe varios elogios que le hacen destacar y se hace dignos de ser elegido miembro de la Academia Francesa en 1672 .

La oración que pronuncia en honor de Turenne en 1676 atrajo el favor de la corte y Louis XIV, quien le concedió la abadía de Saint-Severin.

Fue nombrado Obispo de Lavaur en 1685, y Nimes, en 1687. Murió en Pernes-les-Fontaines a la edad de 81 años.

En la cara este de la fuente tenemos a Fléchier, de espaldas a la Iglesia de Saint Sulpice.

La Fuente de Saint Sulpice (3): Massillon.

 

Jean Baptiste Massillon, Évêque de Clermont.

Continuando con la historia de los cuatro obispos de la Fuente de Saint Sulpice, ahora vamos a centrarnos en la cara sur de la misma donde se encuentra la estatua de Jean Baptiste Massillon, un hijo de notario nacido en Hyères en Provence el 24 de junio de 1663  y murió en Beauregard-l’Évêque el 28 de septiembre de 1742.

Jean Baptiste Massillon, Obispo de Clermont.

Hijo de un notario real de Hyères, François Massillon, empezó su educación básica en la escuela de la localidad y la finalizó en el Colegio de Marsella. Al cumplir dieciocho años, se unió a la Orden del Oratorio para luego ser enviado como profesor a los colegios de la orden en Pèzenas, Marsella, Montbrison y en 1689 llegó al Seminario de Vienne, donde enseñó filosofía y teología durante seis años.

Su ordenación como sacerdote tuvo lugar en 1691, comenzando como predicador en la capilla del Oratorio en Vienne y en sus proximidades. A la muerte del Arzobispo de Lyon, Villeroy, en 1693, fue comisionado para adelantar las honras fúnebres, las cuales se sumaron luego a las de Henri de Villars, Arzobispo de Vienne. Ambas oraciones fúnebres lo lanzarían a la fama.

Al finalizar su paso por Vienne en 1695, se unió al Oratorio de Lyon donde fue notificado por el Cardenal de Noailles, Arzobispo de París, para que dejara su lugar de retiro en la Capilla Cisteriana de Sept-Fonds y se estableciera en París donde en 1696 asumiría el cargo de director del Seminario de Saint-Magloire.

Fue allí en el seminario donde empezó a dedicarse de lleno a la predicación y a ganar gran reputación.

Sirviendo como predicador de Adviento en la Corte de Versalles (desde 1699), dirigió las oraciones fúnebres para la muerte de Louis XIV. En la ocasión, sobre la tumba del monarca expresó una de sus citas más célebres: “Mis hermanos, sólo Dios es Grande”. Sigue leyendo

La Fuente de Saint Sulpice (2): Fénelon.

 

En el día de ayer hicimos referencia a la figura que está situada en la cara norte de la Fuente de Saint Sulpice, Jacques Bénigne Bossuet, el más antiguo de los cuatro Obispos que vamos a estudiar. Hoy vamos a continuar en el orden de las agujas del reloj, con el más joven, el que está situado en la cara este del pilar central de la fuente: François Fénelon.

François Fénelon, en la cara este de la fuente, posando fijamente su mirada en la fachada neoclásica de la Iglesia de Saint Sulpice.

François de Salignac de la Mothe, más comúnmente conocido como François Fénelon nació en el Château de Fénelon, Sainte-Mondane el 6 de agosto de 1651 y falleció en Cambrai el 7 de enero de 1715.

Fue un teólogo católico, poeta y escritor francés. De familia noble, Fénelon fue elegido Arzobispo de Cambrai, en 1695, fue preceptor del duque de Borgoña (el nieto del rey Luis XIV). La publicación de una de sus obras, la “Explicación de las máximas de los Santos”, fue condenada por la Santa Sede y Fénelon fue despojado de sus títulos y rentas, y confinado en su diócesis. Sigue leyendo

La Fuente de Saint Sulpice (1): Bossuet.

 

La Fuente de Saint Sulpice, con la efigie de Fénelon en la cara que mira hacia la iglesia.

Delante de la fachada principal de la magnánima Iglesia de Saint Sulpice está la plaza que lleva el mismo nombre, Saint Sulpice y, en el centro de la misma hay una gran y hermosa fuente que, curiosamente, también lleva el nombre de Fuente de Saint Sulpice. De ella hemos hablado anteriormente en otra ocasión, muy someramente, pero en el post de hoy y en otros futuros vamos a descifrar una de las leyendas más antiguas que existen sobre dicha fuente a la vez que profundizaremos en los personajes allí representados.

El vulgo parisino también llamó a esta fuente como Fuente de los cuatro Cardenales en honor de las cuatro figura religiosas que allí podemos ver.

La Fuente delante de la iglesia. A la izquierda Bossuet, a la derecha podemos ver a Fléchier

En la cara norte está Jacques Bénigne Bossuet, Obispo de Meaux y Condom; en la cara este está François Fénelon, Obispo de Cambrai; en la cara sur vemos a Jean-Baptiste Masillon, Obispo de Clermont; y en la cara oeste está representado Esprit Fléchier, Obispo de Nimes. Como podéis comprobar, en esta fuente (estéticamente muy parecida a la Fuente de los Inocentes de la zona de Les Halles) no hay cuatro cardenales, realmente son sólo cuatro Obispos que no disfrutaron en vida del capelo cardenalicio. Aún así, no son pocos los que se refieren a ella con este nombre de leyenda.

Pero ya que estamos en faena, ¿por qué no conocemos algo de la vida y obra de estos personajes, todos ellos personajes relevantes de la segunda mitad del siglo XVII? El más viejo de ellos, Bossuet, nació en 1627 y el más joven, Massillon, murió en 1742. Sigue leyendo