Las campanas de Notre Dame (2).

 

La torre sur, donde se encuentra Enmanuel.

Si hasta hoy en día Emmanuel, la gran campana, es uno de los ejemplos de gran campana en Europa, lo mismo no se podía decir de las cuatro campanas colocadas en la Torre Norte en 1856. Las campanas estaban estropeadas por la pésima calidad del metal usado en su producción así como por su tamaño y, cuentan las crónicas que repelían por sus propiedades acústicas.

En el siglo XXI dos razones principales han determinado la selección de un nuevo juego de campanas: por un lado las preocupaciones musicales, por otro que cumplan el papel litúrgico que se les presupone. Como la historia de las campanas está bien documentada, se ha pretendido hacerlas a imagen y semejanza de las antiguas con las consiguientes mejoras de materiales y acústica.

Se conoce que existían 8 campanas en la Torre Norte y 2 grandes campanas en la Torre Sur, la segunda diseñada de forma parecida a la gran campana existente, Emmanuel. Así que el proyecto de crear las nuevas campanas se pone en marcha con motivo del 850 aniversario de la Catedral.

La campana “Marcel” pesa 1925 kg y mide 139,3 cm de diámetro. En memoria de San Marcelo, noveno Obispo de París que vivió en el siglo V y que fue particularmente venerado por los parisinos por su caridad hacia los pobres y los enfermos. Sobre esta campana está escrita la cuarta frase del Ángelus, “Hágase según tu voluntad”, hay además 5 líneas que simbolizan a tres personas y dos naturalezas que forman a un solo Dios. Existen también algunos motivos de agua, alusión al río Bièvre, un afluente del Sena. Existe una cruz de gloria y podemos leer el texto “Vía viatores quaerit”. En la corona hay más motivos de agua y vemos a la Virgen con el Niño coronado de estrellas.

Esta campana Enmanuel, actualmente, debe ser tocada prudentemente para conservarla para la posteridad ya que tiene una edad de más de 300 años y por eso se pensó en recuperar esta segunda campana (Marie) para la torre sur que la sustituyera en algunas funciones. La presencia de una segunda campana ya había sido diseñada en los proyectos originales del arquitecto Viollet-le-Duc cuando fue reconstruido el campanario en 1845.

La campana “Étienne” pesa 1494 kg y mide 126,7 cm de diámetro. Como recuerdo del antiguo iglesia-catedral de París que precedió la Catedral actual Notre-Dame y que estuvo colocada bajo la protección de Saint Étienne, el primer mártir. Sobre esta campana podemos leer la quinta frase del Ángelus: “Y el Verbo se hizo carne”, hay sólo una banda en referencia a la frase del Ángelus citada anteriormente. Existen motivos decorativos de piedras que evocan el martirio de santo Étienne. Hay una cruz de gloria y el texto “Vía viatores quaerit”. En la corona existen también motivos de piedras y la Virgen con el Niño coronado de estrellas.

Después del concurso, las 8 campanas del Norte la Torre serán asignadas a la Fundición de Campanas CORNILLE-HAVARD en Villedieu-les-Poêles. La gran campana, Marie, será asignada a la Fundición de Campanas REAL EIJSBOUTS en Asten (Países Bajos). La fabricación de una campana requiere un procedimiento sumamente exacto para lograr las características musicales deseadas. Los nombres dados a las campanas recuerdan santos y otras figuras importantes en la vida de la diócesis de París y de la Iglesia como vamos a ver a continuación.

La campana “Benoît-Joseph” pesa 1309 kg y mide 120,7 cm de diámetro. Se llama Benedicto-José para recordar que el año 2013 fue el año de la Fe para la Iglesia universal y que el Jubileo del 850 aniversario de la Catedral Notre Dame de París fue inaugurado bajo el pontificado de Su Santidad el Papa Benedicto XVI. Sobre esta campana está inscrita la sexta frase del Ángelus, “Y vivió entre nosotros”. Además 12 líneas que simbolizan a los 12 apóstoles. Tienen unos motivos decorativos en forma de llaves que evocan a San Pedro. También podemos ver la cruz de gloria y el texto “Vía viatores quaerit”. La corona lleva las armas de Benedicto XVI y la Virgen con el Niño coronado de estrellas.

En la Torre Sur Torre están Enmanuel y Marie (María), en el honor de la Virgen María, en la memoria de la primera gran campana de la Catedral, que fue colocada en 1378. En la Torre Norte están Gabriel, en el honor del Arcángel Gabriel, que anunció el nacimiento de Jesús a la Virgen María; Ana-Geneviève, en honor de Santa Ana, la madre de la Virgen María y en honor de Santa Geneviève, la santa de patrona de París; Denis, en honor de Santo Denis, el primer obispo de París y el santo de patrón de la diócesis parisina; Marcel, en honor de Santo Marcel, el noveno obispo de París, al final del siglo IV. Étienne (Esteban), en honor de San Esteban, primer mártir cristiano en París; Benoît-Joseph (Benedicto-José), en honor de Papa Benedicto XVI, Joseph Ratzinger; Maurice, en la memoria de Maurice de Ensucia, el 72º Obispo de París, de 1160-1196, quien comenzó la construcción de la catedral en 1163; Jean-Marie, en memoria de Cardenal Jean-Marie Lustiger, el 139º Arzobispo de París, quien ocupó el cargo desde 1981 hasta 2005.

La campana “Maurice” pesa 1011 kg y mide 109,7 cm de diámetro. Se construyó en memoria Mauricio de Sully, el 72º Obispo de París, que puso la primera piedra de esta Catedral Notre-Dame en 1163. Sobre esta campana se lee la séptima frase del Ángelus: “Rece por nosotros, Santa Madre de Dios”. Tiene 8 líneas que simbolizan la plenitud (7+1) y unos motivos decorativos inspirados de elementos arquitectónicos, el plano de la catedral y el recuerdo de los constructores de Notre-Dame. También vemos la cruz de gloria y el texto “Vía viatores quaerit “. La corona tiene a la Virgen con el Niño coronado de estrellas.

Las ceremonias de la bendición de las campanas fueron presididas por el Arzobispo de París. Las campanas fueron expuestas en la nave central de la catedral hasta el final de febrero de 2003 permitiendo a los visitantes admirar esta herencia dejada a futuras generaciones antes de que las campanas sean instaladas en las Torres. Las campanas fueron tocadas por primera vez el Domingo de Ramos de 2013.

La campana “Jean-Marie” pesa 782 kg y mide 99,7 cm de diámetro. Se nombró así en homenaje al cardenal Jean-Marie Lustiger, el 139º Obispo de París, desde 1981 al 2005. Sobre esta campana vemos la octava frase del Ángelus, “Que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo”. Tiene 9 líneas que simbolizan las 9 jerarquías celestes. Sobre la campana vemos las iniciales de los 4 evangelistas, cada una sobre un motivo correspondiente a la alegoría del Tetramorfo. También vemos la cruz de gloria y el texto “Vía viatores quaerit”. Sobre la corona, los motivos de libros con las iniciales de los 4 grandes profetas.

Anuncios

Las campanas de Notre Dame (1).

 

Las torres de la Catedral de Notre Dame que albergan gran parte de las campanas de la misma.

Las campanas, sin duda, están entre los instrumentos musicales más antiguos y han sido asociadas al cristianismo desde sus primeros días. Con sus repiques y carillones nos ofrecen una invitación a venir juntos a la iglesia y nos llama al rezo asambleario.

La campana “Emmanuel”, la mayor de todas. La única de las campanas que no fue destruida en la Revolución francesa, bien porque respetaran su leyenda, bien porque les resultó imposible bajarla. Emmanuel está ahí arriba desde 1681, pesa algo más de 13 toneladas y es la que marca las horas del día, así como los acontecimientos especiales. Las raras veces que  sonaba el carrillón completo, Emmanuel marchaba cinco segundos por delante, dándole tiempo a las otras para que se acompasaran.

Sus sonidos reflejan las alegrías y las penas de la comunidad cristiana y, de un modo especial en la Catedral de Notre Dame de París, también han formado parte importante  de los principales momentos que han marcado la historia de Francia.

El toque de campanas antes de los servicios religiosos en Notre Dame está documentado ya a finales del siglo XII, mucho antes de que la construcción de la Catedral hubiera llegado a término.

La campana “Marie”, de 6023 kg y 206,5 cm de diámetro. Lleva este nombre en honor de la Virgen, Madre de Dios y Madre de la Iglesia, y muy particularmente protectora de esta Catedral de Notre-Dame, iglesia-madre de la archidiócesis de París. La primera campana “Marie” duró desde 1378 al 1792 cuando se dejó oír su timbre. Esta campana actual se ha realizado gracias al mecenazgo de la Fundación Bettencourt Schueller. Sobre la campana hay un texto que dice “Je vous salue Marie” y un medallón de la Virgen y el Niño coronado de estrellas, un friso con la Adoración de los Magos y las Bodas de Caná, una cruz de gloria y el texto “Vía viatores quaerit “.

Estas campanas aumentaron en número durante los siglos siguientes, acompasando la grandeza creciente del edificio y lo que representaba. Cada una de las campanas fue rehecha una vez o aún varias veces en cada siglo.Para tener una imagen de cómo fue creciendo este número podemos confirmar que hacia 1769 la Catedral tenía:

8 campanas en la Torre norte.

2 grandes campanas, Marie y Emmanuel, en la Torre Sur.

7 campanas en la Aguja.

3 campanas de reloj en el Crucero norte.

Estas 20 campanas sonaron sobre la ciudad hasta el final del siglo XVIII.

La campana “Gabriel” pesa 4162 kg y tiene 182,8 cm de diámetro. El Árcángel Gabriel trajo a los hombres el anuncio tan esperado de la llegada del Salvador y es él quien saludó a la Virgen María como llena de gracia. Esta nueva campana se ha realizado gracias al mecenazgo de la Fundación Sisley. Sobre esta campana está impresa la primera frase del Ángelus, ” El Ángel del Señor anunció a María”, 40 líneas circulares que simbolizan los 40 días pasados en el desierto por Cristo y los 40 años de Moisés perdido en el desierto del Sinaí. Sobre la corona de la campana vemos unos motivos con la flor de lis y a la Virgen con el Niño coronado de estrellas. Sobre la campana, la cruz de gloria y el texto “Vía viatores quaerit”.

Los estragos de la Revolución francesa se reflejaron especialmente sobre las campanas de la Catedral. Éstas fueron desinstaladas, rajadas y finalmente fundidas entre 1791 y 1792. Sólo la gran campana, Emmanuel, la mejor de la colección, permaneció en la Torre sur.

En 1856, 4 campanas fueron instaladas en el Norte la Torre.

En 1867, 3 campanas fueron instaladas en la Aguja y 3 campanas en la azotea del crucero.

Otras seis campanas fueron al reloj monumental instalado en la estructura de azotea de madera de la Catedral, encima de las bóvedas.

La campana “Anne Geneviève” pesa 3477 kg y mide 172,5 cm de diámetro. En memoria de Santa Anne, la madre de la Virgen María, y de Santa Genoveva, dueña y protectora de París. Sobre esta campana está escrita la segunda frase del Ángelus, “Y concibió del Espíritu Santo”, además hay 3 líneas circulares que simbolizan la Trinidad, motivos de llamas y fuego que evoca la tenacidad de Santa Genoveva, la cruz de gloria y el texto “Vía viatores quaerit”. Sobre la corona, los motivos de fuego y Virgen con el Niño coronado de estrellas.

Con motivo del 850 aniversario de la Catedral de Notre Dame el Arzobispado decidió renovar todas las campanas, a excepción de Emmanuel.

Régis Singer, técnico a cargo del proyecto, aseguró que la  renovación del campanario de la catedral de Notre Dame de París ha sido uno de los proyectos más importantes y costosos del jubileo por los 850 años de la catedral. Las nuevas campanas fueron fabricadas a imagen de las que existían en el siglo XVII. La inauguración oficial tuvo lugar el 23 de marzo de 2014, en víspera del Domingo de Ramos y como es natural, se realizó con gran concurrencia de público que presenció en pantalla gigante, el espectáculo próximo de las campanas lanzadas a vuelo.

Antes estuvieron expuestas en el interior de la catedral, razón por la cual les puedo mostrar las fotos de las mismas, propiedad éstas del estudio fotográfico “Cailloux et Cie”.

La campana “Denis” pesa 2502 kg y mide 153,6 cm de diámetro. Se puso este nombre en memoria de San Denis, el primer Obispo de París, sacerdote que fue enviado por el Obispo de Roma para predicar el Evangelio y sufrió el martirio como prueba del que da su vida por Dios. Sobre esta campana aparece la tercera frase del Ángelus, “He aquí la sierva del Señor” además de 7 líneas que simbolizan los 7 dones del Espíritu Santo y  los 7 sacramentos de la Iglesia. Hay también algunos motivos de “rasguños” que simbolizan el martirio y se puede leer el texto “Vía viatores quaerit”. En la corona vemos los motivos de “rasguños” y Virgen al Niño coronado de estrellas.

Continua en el siguiente post: “Las campanas de Notre Dame (2)“.

La Savoyarde de la Basílica del Sacré Coeur.

 

Basílica del Sacré Coeur, vista desde la Square Louis Michel.

La Savoyarde es uno de los fantasmas de la Basílica del Sacré Coeur.

Me explico. Quiero decir que, cuando hacemos una foto de esta basílica (y un altísimo porcentaje de las fotos se hacen desde el mismo sitio), vemos una exhuberante fachada de piedra blanquísima tras la cual aparece una impresionate cúpula que ocupa todo el cielo del horizonte.

Desde abajo, desde donde se hacen las fotos panorámicas de la basílica, realmente no hay más que lo que se ve. Por esto mismo digo que el campanario del Sacré Coeur es uno de los fantasmas de Montmartre, “no sale en las fotos”. Nunca sale en las fotos.

Sin embargo, lo que se dice estar, está, o sea que existe, aunque no se aprecie visualmente. Sólo el tañir de sus campanas alumbra su realidad vital.

El campanario de la Basíica del Sacré Coeur.

El campanario de la Basíica del Sacré Coeur.

El campanario de la basílica es una mole inmensa de ochenta y cuatro metros de altura y de base cuadrada cuya visión está totalmente tapada por la fachada y por la cúpula. Para verla y admirarla tenemos que buscar un cejo lateral de visión o rodear el edificio hacia la Rue del Chevalier de la Barre. Pero allí está, ocupando la parte posterior del edificio, como dice la canción, “viendo pasar el tiempo” desde finales del siglo XIX.

Y en su interior guarda una de las joyas de Francia, la campana de mayor tamaño de todo el país y una de las mayores de todo el mundo. Incluso tiene nombre: la “Savoyarde”. Sigue leyendo