El monumento a Gaspard de Coligny.

 

El Oratorio del Louvre.

El Oratorio del Louvre.

En el 145 de la Rue Saint Honoré se encuentra la entrada al Oratorio del Louvre, una pequeña iglesia que permanece abierta al culto de los cristianos protestantes. Si rodeamos la iglesia por la Rue de l´Oratoire hasta llegar a la Rue de Rivoli, podemos ver un monumento personalísimo pues está dedicado al Almirante Gaspard de Coligny, un defensor de la Reforma en la iglesia de Cristo, un personaje que, en sus últimos años de vida, decidió ser protestante y abogar por una nueva iglesia en su relación con Dios.

El Oratorio del Louvre.

El Oratorio del Louvre.

El monumento allí colocado es de grandes dimensiones y, con él,  la Iglesia quiere ofrecer un espacio de encuentro, reflexión y meditación. Se pretende que este Oratorio sea un lugar donde el Evangelio se viva en el diálogo dentro de una iglesia donde pensar y creer en libertad.

Veamos brevemente cuál fue la historia de Gaspard de Coligny. Gaspard de Coligny o Gaspard de Chatillon (nació en Châtillon-Coligny el16 de febrero de 1519 y murió en París el 24 de agosto de 1572), noble francés, político y militar que lideró el partido de los hugonotes protestantes durante las Guerras de religión de Francia.

El Oratorio del Louvre. Monumento a Gaspard de Coligny, en la Rue de Rivoli.

El Oratorio del Louvre. Monumento a Gaspard de Coligny, en la Rue de Rivoli.

En 1557, tras la ruptura de la tregua de Vaucelles pactada con Charles V de Francia y la invasión francesa de Nápoles, Coligny tomó el mando de las tropas de François I de Francia durante la batalla de San Quintín. Después de la derrota, fue capturado y encarcelado en la Ecluse, permaneciendo dos años en prisión, durante los cuales adoptó las ideas de los hugonotes a instancias de su familia.

Tras hacerse protestante, se convirtió en dirigente del partido de los hugonotes junto con el príncipe de Condé.

El Oratorio del Louvre. Monumento a Gaspard de Coligny, en la Rue de Rivoli.

El Oratorio del Louvre. Monumento a Gaspard de Coligny, en la Rue de Rivoli.

En 1563 tuvo lugar el asesinato de Francisco I de Lorenaduque de Guisa, por Poltrot de Méré, y Gaspard de Coligny fue acusado de haberlo encargado. Más tarde, en 1567, participó en otro complot junto con Louis I de CondéFrançois de Coligny y Guyonne XVIII de Laval: la persecución de Meaux contra el rey Charles IX de Francia y la reina madre Catalina de Médicis. A raíz de ello, el rey le condenó a muerte y confiscó sus bienes, pero abandonó la corte en compañía del príncipe de Condé para exiliarse en Borgoña, y más tarde en La Rochelle.

Monumento a Gaspard de Coligny.

Monumento a Gaspard de Coligny.

Llamado por Charles IX de Francia, durante la tercera guerra religiosa tomó el mando único del partido protestante tras la batalla de Jarnac (13 de marzo de 1569) donde fue asesinado Condé. En Moncontour (3 de octubre de 1569), Coligny fue derrotado por el duque de Anjou, futuro Henry III de Francia, pero consiguió huir hacía el Languedoc con sus tropas, donde se reorganizó y formó el ejército de los “vizcondes”. Coligny recuperó la iniciativa militar y amenazó París en 1570 desde Charité-sur-Loire, forzando entonces la Paz de Saint-Germain (8 de agosto de 1570), en la que logró estipular su readmisión en la corte y la de los protestantes en la administración.

Este acuerdo de paz fue contestado entre otros por el ala más intransigente del partido católico, que se inquietó por su influencia sobre Charles IX, a quien Coligny propuso hasta tres veces intervenir en Flandes contra España.

 

Monumento a Gaspard de Coligny.

Monumento a Gaspard de Coligny.

El 22 de agosto de 1572, como parte de los acontecimientos previos a la Matanza de San Bartolomé, Coligny sufrió un atentado que le dejó gravemente herido al pasar delante de una mansión que pertenecía a los Guisa.

Existen varias versiones historiográficas sobre los responsables de este acto: Catalina de Médicis en persona, la Casa de Guisa o incluso por mandato del duque de Alba, representante de Felipe II de España.

El rey Charles IX acudió a visitar a Coligny y le prometió amparo, pero la insistencia de sus partidarios en reclamar justicia le hicieron dudar de que no se tratase de un nuevo complot del partido hugonote. Fue entonces cuando se desencadenaron los acontecimientos de la noche del 23 de agosto de 1572, conocidos como matanza de San Bartolomé, durante los cuales Coligny, aún convaleciente, fue asesinado en su lecho y defenestrado, dando comienzo a la cuarta de las guerras de religión.

Monumento a Gaspard de Coligny.

Monumento a Gaspard de Coligny.

En el monumento podemos ver tres figuras. En el centro al propio personaje. A la izquierda una mujer que simboliza la Patria sosteniendo una corona, a la derecha la Religión sosteniendo una palma. Obra realizada en 1889 por el escultor Gustave Crauk (1827-1905).

La entrada a la Torre Astrológica de París.

 

In basi turi…. En la base de la torre….

“In basi turris hujus e regiarum ædium reliquiis exstantis quod insigne opus a Johanne Bullant architecto anno post JC 1572 ædificatum anno autem 1749 destructum ut in frumentarias nundinas conversum sit utilitati civium et hujusce fori ornamento præfectus et ædiles fontem instauravirunt anno MDCCCXII”.

En la base de la Torre Astrológica nos encontramos con dos pequeñas y estrechas puertas metálicas de acceso a la misma. Sobre dichas puertas se enmarca esta placa curvilínea de mármol donde se pueden leer las frases latinas que encabezan este texto. Siendo muy atrevido y acordándome aún de mis tres años de latín en el bachillerato, doy pie a una traducción propia, personal y más o menos libre. Espero que disculpen mis faltas después de 25 años de no haber tocado un texto latino.

“En la base de esta torre existen aún algunos restos del edificio original, que fue construido en el año 1572 por el arquitecto Jean Bullant pero destruido en el año 1749 para convertirlo en un mercado para utilidad de los ciudadanos y ornamento de la plaza pública y los ediles y prefectos de la ciudad instauraron una fuente en el año 1812″.

Dicha fuente aún permanece en la base de la columna astrológica. Como pueden suponer después de leer el texto, esta no es la columna original. La primera columna fue construida en Paris de forma aislada, tenía una altura de 31 metros y una anchura de 3 metros, y contenía una escalera interior de 147 peldaños que llevaba a una plataforma rodeada por una estructura metálica.

El escudo de París.

Sobre la placa citada nos encontramos con un escudo en el que se enmarca un barco, símbolo de la ciudad de París. El barco es el Scilicet símbolo de la antigua Cofradía de los Marchantes del Agua, formada por comerciantes del Sena, que se hizo cargo de la Corporación Municipal de la Ciudad de París durante la Edad Media. Este hecho histórico también ha dado lugar al lema de la ciudad: “Fluctuat nec mergitur”, que se traduce por “Navega, sin ser nunca sumergido“.

Las puertas de las estrellas.

La Torre Astrológica fue construida por orden de Catalina de Medicis para que sus astrólogos pudieran divisar de noche las estrellas. Esta nueva columna se construyó para conservar dicha función, aunque fuera desde un punto de vista arcaico. Era más mantener un vestigio antiguo que darle una función y cierta utilidad. Para accede arriba era necesario traspasar estas puertas de recogido tamaño y subir por unas escaleras de caracol hasta el cenit de la columna astrológica a una altura de 16 metros.

La Torre Astrológica, junto al Edificio de la Bourse.

La Torre Astrológica, junto al Edificio de la Bourse.

Auguste Nicolas Cain, el escultor de los animales.

 

Obras de Auguste Cain en el Jardín de las Tullerías.

El Jardín de las Tullerías es un museo al aire libre. No podía ser de otra forma porque su extensión y belleza da para eso y para más. Además algún mimetismo habría de tomar del célebre Museo del Louvre a cuyas puertas acampa con su colores verdes y sus tonos ocres.

Estos jardines tienen casi cinco siglos de vida más o menos azarosa. En 1564 comenzaron las obras de construcción del Palacio de las Tullerías que, bajo las caprichosas órdenes de Catalina de Medicis, iría acompañado por unos preciosos y extensos jardines de estilo florentino.

“León y leona se disputan un jabalí” (Lion et borne se disputant un sanglier)

El palacio y sus jardines deben su nombre a las fábricas de “tuilles” o tejas, que antes se encontraban situadas en ese lugar. Los jardines se convirtieron en el lugar de celebración de lujosas fiestas en las que los invitados disfrutaban entre los verdes parajes, fuentes y esculturas. En aquella época los jardines se encontraban rodeados por altos muros que protegían la privacidad de la alta sociedad. Sigue leyendo

Los Puentes de París (17): El Pont Neuf.

 

El Pont Neuf, de orilla a orilla.

Si en París exige un puente que podamos calificarlo de “histórico”, éste es, precisamente, el Pont Neuf.
Su traducción del francés vendría a ser “Puente Nuevo”, pero su nombre no hace honor a su historia.

La noche cayendo sobre la Îlé de la Cité. Imagen del 2014. Tomada de @parisvisite.

La noche cayendo sobre la Îlé de la Cité. Imagen del 2014. Tomada de @parisvisite.

Hoy en día, el Pont Neuf está considerado monumento histórico de Francia conjuntamente con el Pont Marie y el Pont Royal, los tres puentes más antiguos de la capital de París. Pero el Pont Neuf, de todos ellos, es el puente más antiguo de los que quedan en pie.

El brazo norte del Pont Neuf, desde la Îlé de la Cité a la “rive droite”.

El Pont Neuf toma este nombre porque, tras construir los parisinos múltiples puentes de madera en este lugar, es éste el primero que se construye en piedra. Eso introdujo una novedad respecto a la construcción de los puentes en el siglo XVI. Sigue leyendo

La Torre Astrológica.

 

La Torre Astrológica a la izquierda del edificio de la Bourse de Commerce.

La “Torre Astrológica” o “Columna Astrológica”, como también se la conoce, es uno de los edificios de París que pasan más desapercibidos a los visitantes e, incluso me atrevería a decir, a los propios parisinos.. Las guías de viajes apenas les dedican unos mínimos renglones referentes a su época de construcción y poco más y las referencias que puedas pedir en un hotel o en la propia calle no son muy explícitas.

Actualmente, como se puede apreciar en las fotos, es una torre-columna que está unida al edificio de la Bourse de Commerce de París, en el recinto de Les Halles.

La Torre Astrológica de París.

En el siglo XVI, los astrólogos tenían mucha ascencencia sobre gobernantes de todo el mundo. La historia de esta Torre Astrológica se inicia en una predicción que hace el astrólogo florentino Cosme Ruggieri sobre Catalina de Medicis. Sigue leyendo

La Place des Vosges, una plaza real.

 

Un rincón de la plaza con una de sus fuentes representativas.

Los parisinos están convencido de que la Plaza de los Vosgos es la plaza más bonita de París, de hecho, afirman sin rubor alguno, que es la más bonita del mundo.

No seré yo quien les contradiga ni quien les desmienta, pero reconociendo la belleza de este poliedro perfecto de ciento cuarenta metros de lado formando un cuadrado, existen plazas de una belleza, al menos, equiparable a ésta.  Sigue leyendo