La Rue Haxo y “El Código Da Vinci”.

 

El Código Da vinci, de Dan Brown.

Para los millones de seguidores del bestseller “El Código Da Vinci”, la ciudad de París es un destino obligado, cita ineludible para conocer los lugares donde se desarrolla gran parte de la trama. De hecho en este mismo blog ya hemos hecho referencia a algunos aspectos del argumento de la novela.

Por poner algunos ejemplos, en este enlace podéis leer acerca de la importancia de la Iglesia de Saint Sulpice en el comienzo de la obra. En este otro, visitamos el Museo del Louvre para ver la Pirámide Invertida y su participación importante en la trama. En el mismo Louvre analizamos la situación del cuadro “La Virgen de las Rocas” y su ayuda al protagonista del libro. Finalmente, en su momento, describimos la famosa Línea  Arago que Dan Brown tomó en su argumento como la Línea Rosa.

Hoy vamos a añadir un quinto elemento que tiene su importancia en la trama pero del que hay que despejar muchas dudas, me estoy refiriendo a la calle donde está situado el Banco de Depósitos de Zurich, la Rue Haxo.

Al final de este post he copiado el texto donde aparece esta referencia para una mejor comprensión. Allí se nos dice que Robert Langdon y Sophie Neveu se dirigen a la sucursal del banco citado a una calle situada junto a las célebres pistas de tenis del Club de Roland Garros, en pleno corazón del VIº Arrondisement, en la Rue Haxo.

Bien, la Rue Haxo realmente existe, es una calle que lleva el nombre de un General de Imperio francés llamado François Nicolas Benoît Haxo (1774 – 1838). Pero no intenten localizarla junto a las pistas de Roland Garros, perderían el tiempo, su situación exacta está entre el XXª Arrondisement, en Menilmontant, un barrio en el noreste de París.

Es un recurso literario utilizado por Dan Brown en multitud de ocasiones en “El Código Da Vinci”. Desde mi humilde punto de vista literario tiene poco sentido tomar el nombre de una calle de la ciudad para situarlo en otra cuando el nombre no añade ningún detalle sutil al entramado.

Pero aquí no acaba el análisis. Se dice en el libro que el Banco de Depósitos de Zurich se encuentra en el número 24 de la Rue Haxo. ¿Me creerían Ustedes si les dijera que esta calle no tiene número 24? Pues así es. Sigue leyendo

Anuncios

La Pirámide invertida del Louvre y “El Código Da Vinci”.

 

La sala donde se encuentra la pirámide Invertida del Louvre.

Hace ya algunos meses, el pasado 7 de Abril, escribí un post titulado “La pirámide de I. M. Pei” en referencia a la famosa Pirámide del Louvre que ocupa el centro del Cour Napoleon y sirve, hoy día, de entrada principal al recinto museístico.

Advertí también, entonces, de la existencia de una segunda pirámide mucho menos conocida y mucho más enigmática que la ya mencionada.

A este enigma ha contribuído el libro “El Código Da Vinci” de Dan Brown, otorgándole un grado de notoriedad esotérica y religiosa que anteriormente no tenía.

Desde entonces, esta pirámide ha sido considerada como uno de los puntos de la ciudad más importante para visitar por los turistas llegados a la capital de Francia en busca de referencias físicas para la comprensión de dicho libro.

Nos estamos refiriendo a la Pyramide Inversée o Pirámide Invertida del LouvreSigue leyendo

La Virgen de las Rocas y “El Código Da Vinci”.

“La Virgen de las Rocas”, de Leonardo Da Vinci, en el Museo del Louvre.

“La Virgen de las Rocas” no es de los cuadros más conocidos del maestro Leonardo da Vinci. Está actualmente colgado en el Museo del Louvre, aunque en la National Gallery de Londres hay otro con el mismo nombre y realizado por Leonardo una década después.

Sin embargo, hoy nos referimos a este óleo porque, desde el punto de vista de la resolución del enigma, es uno de los elementos importantes de el libro “El Código Da Vinci”.

Dan Brown, al igual que hace en muchos aspectos de su obra, tergiversa ciertos hechos reales para adaptarlos al interés novelístico y al trama literario. “La Virgen de las Rocas” no queda al margen de dicho manejo realidad-ficción y hoy vamos a tratar de descubrir estas incongruencias.

“La Gioconda”, de Leonardo Da Vinci, en el Museo del Louvre.

Estamos en el capítulo 30 de dicho libro.

Allí Robert Langdon y Sophie Neveau están en la Sala de la Gioconda, en el ala Denon del Museo del Louvre.

La policía le sigue los pasos y están a punto de detenerles.

Los mensajes encriptados de Jacques Saunière, el Conservador del Museo más famoso del mundo, recién asesinado, a su nieta Sophie nos llevan desde el cuadro de La Gioconda hasta la pared de enfrente, donde está situado el cuadro “La Virgen de las Rocas”.

Allí descifran el último anagrama ante la atenta mirada de un guardia de seguridad con el revólver apuntándoles.

El resto de la trama no interesa en este momento. (Para su mejor comprensión, al final del post transcribo literalmente el texto de este capítulo).

Dan Brown recrea esta escena policíaca en la Sala de La Gioconda. Si entramos en el propio Museo del Louvre por la pirámide de cristal, una vez bajadas las escaleras mecánicas, tendríamos que dirigirnos hacia el ala Denon del museo que es el ala del edificio que da a la orilla del río Sena.  Sigue leyendo

La Pirámide del Louvre, obra de I. M. Pei.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¿I. M. Pei?.

¿De qué me suena este nombre?.

¿Dices que es un arquitecto?.

Por el nombre será chino, ¿no?

Dices que no, que ahora es americano, pero que nació en Guangzhou.

Pues no, no le conozco.

¿Y si te dijera que es quien diseñó la Pirámide de entrada al Museo del Louvre y la comunicación interior entre las tres alas del mismo?

Ah, pues ahora sí que caigo, pues ya tuvo redaños para atreverse a diseñar este gigante de acero y luz en medio del Museo del Louvre, en el mismísimo Cour NapoleonSigue leyendo

En Saint Sulpice, “El Código Da Vinci” miente.

 

Iglesia de Saint Sulpice.

Iglesia de Saint Sulpice.

¿Eres uno de los que aún no has leído “El Código Da Vinci“?

Puede ser, es una opción pero, según deduzco de las lecturas de las personas más cercanas a mí, son muy pocos los que si no lo han leído, lo han visto en el cine.

Si tu respuesta ha sido negativa, es posible que este post no lo entiendas del todo. Si tu caso es el contrario, lo has leído, incluso lo has releído o visto en la pantalla gigante, entonces sabrás de lo que vamos a hablar en las próximas líneas.  Sigue leyendo