La Fuente de Saint Sulpice (3): Massillon.

 

Jean Baptiste Massillon, Évêque de Clermont.

Continuando con la historia de los cuatro obispos de la Fuente de Saint Sulpice, ahora vamos a centrarnos en la cara sur de la misma donde se encuentra la estatua de Jean Baptiste Massillon, un hijo de notario nacido en Hyères en Provence el 24 de junio de 1663  y murió en Beauregard-l’Évêque el 28 de septiembre de 1742.

Jean Baptiste Massillon, Obispo de Clermont.

Hijo de un notario real de Hyères, François Massillon, empezó su educación básica en la escuela de la localidad y la finalizó en el Colegio de Marsella. Al cumplir dieciocho años, se unió a la Orden del Oratorio para luego ser enviado como profesor a los colegios de la orden en Pèzenas, Marsella, Montbrison y en 1689 llegó al Seminario de Vienne, donde enseñó filosofía y teología durante seis años.

Su ordenación como sacerdote tuvo lugar en 1691, comenzando como predicador en la capilla del Oratorio en Vienne y en sus proximidades. A la muerte del Arzobispo de Lyon, Villeroy, en 1693, fue comisionado para adelantar las honras fúnebres, las cuales se sumaron luego a las de Henri de Villars, Arzobispo de Vienne. Ambas oraciones fúnebres lo lanzarían a la fama.

Al finalizar su paso por Vienne en 1695, se unió al Oratorio de Lyon donde fue notificado por el Cardenal de Noailles, Arzobispo de París, para que dejara su lugar de retiro en la Capilla Cisteriana de Sept-Fonds y se estableciera en París donde en 1696 asumiría el cargo de director del Seminario de Saint-Magloire.

Fue allí en el seminario donde empezó a dedicarse de lleno a la predicación y a ganar gran reputación.

Sirviendo como predicador de Adviento en la Corte de Versalles (desde 1699), dirigió las oraciones fúnebres para la muerte de Louis XIV. En la ocasión, sobre la tumba del monarca expresó una de sus citas más célebres: “Mis hermanos, sólo Dios es Grande”. Sigue leyendo

Anuncios

La Fuente de Saint Sulpice (2): Fénelon.

 

En el día de ayer hicimos referencia a la figura que está situada en la cara norte de la Fuente de Saint Sulpice, Jacques Bénigne Bossuet, el más antiguo de los cuatro Obispos que vamos a estudiar. Hoy vamos a continuar en el orden de las agujas del reloj, con el más joven, el que está situado en la cara este del pilar central de la fuente: François Fénelon.

François Fénelon, en la cara este de la fuente, posando fijamente su mirada en la fachada neoclásica de la Iglesia de Saint Sulpice.

François de Salignac de la Mothe, más comúnmente conocido como François Fénelon nació en el Château de Fénelon, Sainte-Mondane el 6 de agosto de 1651 y falleció en Cambrai el 7 de enero de 1715.

Fue un teólogo católico, poeta y escritor francés. De familia noble, Fénelon fue elegido Arzobispo de Cambrai, en 1695, fue preceptor del duque de Borgoña (el nieto del rey Luis XIV). La publicación de una de sus obras, la “Explicación de las máximas de los Santos”, fue condenada por la Santa Sede y Fénelon fue despojado de sus títulos y rentas, y confinado en su diócesis. Sigue leyendo

La Fuente de Saint Sulpice (1): Bossuet.

 

La Fuente de Saint Sulpice, con la efigie de Fénelon en la cara que mira hacia la iglesia.

Delante de la fachada principal de la magnánima Iglesia de Saint Sulpice está la plaza que lleva el mismo nombre, Saint Sulpice y, en el centro de la misma hay una gran y hermosa fuente que, curiosamente, también lleva el nombre de Fuente de Saint Sulpice. De ella hemos hablado anteriormente en otra ocasión, muy someramente, pero en el post de hoy y en otros futuros vamos a descifrar una de las leyendas más antiguas que existen sobre dicha fuente a la vez que profundizaremos en los personajes allí representados.

El vulgo parisino también llamó a esta fuente como Fuente de los cuatro Cardenales en honor de las cuatro figura religiosas que allí podemos ver.

La Fuente delante de la iglesia. A la izquierda Bossuet, a la derecha podemos ver a Fléchier

En la cara norte está Jacques Bénigne Bossuet, Obispo de Meaux y Condom; en la cara este está François Fénelon, Obispo de Cambrai; en la cara sur vemos a Jean-Baptiste Masillon, Obispo de Clermont; y en la cara oeste está representado Esprit Fléchier, Obispo de Nimes. Como podéis comprobar, en esta fuente (estéticamente muy parecida a la Fuente de los Inocentes de la zona de Les Halles) no hay cuatro cardenales, realmente son sólo cuatro Obispos que no disfrutaron en vida del capelo cardenalicio. Aún así, no son pocos los que se refieren a ella con este nombre de leyenda.

Pero ya que estamos en faena, ¿por qué no conocemos algo de la vida y obra de estos personajes, todos ellos personajes relevantes de la segunda mitad del siglo XVII? El más viejo de ellos, Bossuet, nació en 1627 y el más joven, Massillon, murió en 1742. Sigue leyendo

La Fuente de los Cuatro Cardenales.

 

La Fuente de los cuatro cardenales, en la Plaza de Saint Sulpice.

La Fuente de los cuatro cardenales, en la Plaza de Saint Sulpice.

En el VIº Arrondisement de París, o sea, el que ocupa buena parte del Barrio Latino, Saint Germain y el barrio de Luxemburgo, existen monumentos tan conocidos como la Iglesia de Saint Germain des Pres, el Pantheon, las Ruinas del monasterio y termas cluniacenses o la Iglesia de Saint Sulpice.

Esta última iglesia y la plaza (ambos llevan el nombre de Saint Sulpice) situada justo delante de su fachada principal forman parte del conjunto arquitectónico al que nos vamos a referir en estas líneas. Sigue leyendo