La Place des Petits Pères.

 

La Place des Petits Pères, con la Basilica de Notre Dame des Victoires a la derecha.

Hasta 9 post le hemos dedicado a la Basílica de Notre Dame des Victoires en este blog.

Aquí pueden enlazar con el primero de la serie en el que describimos con menudencia cada una de las partes de la misma. Pues bien esta iglesia es el corazón de esta pequeña plaza parisina que toma el nombre de los Petits Pères que levantaron, primero el monasterio, y después la basílica dedicada a Nuestra Señora de las Victorias.

La fachada sur de la plaza, que da a la Rue des Petits Pères.

Esta plaza pasaría desapercibida si no fuera porque llama la atención las fachadas de los números 4 y 6 de la Rue des Petits Pères, la calle que delimita a la plaza por el sur de la misma. En estas fachadas existen dos estatuas de gran tamaño dedicadas a la Virgen María bajo la advocación de Nuestra Señora de las Victorias.

Estatua de la Virgen María sobre la fachada del número 4 de la Rue des Petits Pères..

Una de ellas, la del número 4, está pegada a la pared del edificio y enmarcada por una urna con un arco de medio punto. La otra, la del número 6 de la calle, es de mayor tamaño y está dentro de una hornacina y cubierta por una cúpula semiesférica coronada por una cruz dorada.

Estatua de la Virgen María sobre la fachada del número 6 de la Rue des Petits Pères..

Para completar el carácter religioso de la plaza, a continuación de estos edificios, nos encontramos el número 8 donde existe una tienda de objetos religiosos que lleva el piadoso nombre de “Au Coeur Immaculé de Marie”. Quizá los edificios anteriormente descritos fueran también tiendas dedicadas a la venta de objetos religiosos y esa fuera la razón por la que sus fachadas estaban, y están, adornadas con la imagen de la Virgen María.

Tienda de objetos religiosos, en el número 8 de la Rue des Petits Pères.

Anuncios

La Iglesia de Notre Dame des Victoires (4): el Coro de los religiosos.

 

El coro de los religiosos de la Basílica de Notre Dame des Victoires.

El coro de los religiosos de la Basílica de Notre Dame des Victoires.

El coro de los religiosos es el lugar que está situado entre el altar y el fondo de la basílica. Es el lugar más importante del edificio y allí donde se dirige nuestra mirada desde el principio de nuestra presencia en el interior. Desde la entrada de la iglesia hasta la tarima para entrar en el coro de los religiosos tenemos una distancia de 37 metros. El coro de los pequeños padres tiene una longitud de 24 m, es decir, poco más de un tercio de la longitud total de la iglesia. Esto nos da una imagen de la importancia que tiene este recinto para la iglesia de Notre Dame des Victoires.

Lateral izquierdo del coro con uno de los órganos en un extremo.

Originalmente, el altar mayor estaba muy cercano a la primera puerta que atravesamos. A un lado estaba el pueblo cristiano, el secular, y, por otro, los hermanos “religiosos” o los sacerdotes.

Al entrar en el coro religioso debemos observar cómo están colocados cada uno de los bancos, en este caso rodeando las paredes de la iglesia. En el centro del ábside se colocaba el abad. Esta es la razón por la cual, en  este sitio de la tarima, se halla una paloma, símbolo del Espíritu Santo. Sigue leyendo

La Iglesia de Notre Dame des Victoires (2): Un Homenaje a los soldados.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En el corazón de París, la Basílica de Notre-Dame des Victoires ha sido testigo de grandes acontecimientos en la historia de la capital. Utilizado como Bolsa de Comercio durante el período revolucionario, profanada durante la Comuna en 1871, se convirtió en el siglo XIX en un importante centro mariano de París. Parisinos, provinciales y extranjeros llegan a orar y dar gracias a Nuestra Señora de las Victorias y presentan algún elemento votivo en agradecimiento por las gracias recibidas.

En 1843, una asociación militar  fue creada bajo el patrocinio de Saint-Maurice. Desde esa fecha se ofrecen con regularidad objetos militares que son presentados ante la imagen de Nuestra Señora de las Victorias. Un registro señala fielmente la lista de donaciones, a menudo anónimos. Sigue leyendo