La Iglesia de Saint Eustache (6): la nave de la epístola (2).

Ayer comenzamos con la presentación de las capillas menores de la nave de la epístola. Hoy vamos a continuar con las tres restantes.

CAPILLA DE SANTA CECILIA.

Esta capilla recibe el nombre de Santa Cecilia en virtud de una urna que contiene reliquias del cuerpo de dicha santa, patrona de los músicos. A pesar de que en muchas iglesias se presume de tener reliquias santas, en este caso, dudo personalmente que sea real ya que Cecilia fue una cristiana romana que murió degollada y fue enterrada en Roma, de donde era natural.

Capilla de Santa Cecilia.

Capilla de Santa Cecilia.

Urna donde se supone que descansa alguna reliquia de Santa Cecilia.

CAPILLA DE LAS ALMAS DEL PURGATORIO.

En el frente de la capilla, bajo los vitrales, nos encontramos con unas placas de mármol rojo donde quedan reflejados los nombres de los feligreses de Saint Eustache muertos durante la Iª Guerra Mundial. A ellos está dedicada la capilla, a las Almas del Purgatorio. Sigue leyendo

Anuncios

La Iglesia de Saint Eustache (5): la nave de la epístola (1).

 

La nave más exterior, vista desde los pies de la iglesia.

La nave más exterior, vista desde los pies de la iglesia.

Como decíamos en el post anterior, se llama nave de la epístola a aquella parte de la iglesia que va desde la nave central hasta las paredes exteriores de la derecha del edificio según miramos hacia el altar.

En Saint Eustache hay dos naves, la interior cuya utilidad se circunscribe al mero sostenimiento estructural del edificio, y la exterior que es donde están situadas las capillas menores.

La nave de la epístola vista desde el transepto.

La nave de la epístola vista desde el transepto.

A los pies de la iglesia nos vamos a encontrar con una estatua de Santa Juana de Arco, estatua que se encuentra de frente al pasillo de la nave exterior y divisamos mientras vamos visitando cada una de las capillas. Por la forma exterior del edificio, la pared exterior tiene cierto cejo que se traduce en capillas muy estrechas a los pies de la nave y capillas más anchas conforme avanzamos hasta el transepto.

De las dos naves, ésta es la interior, sin decoración y con utilidad meramente estructural.

De las dos naves, ésta es la interior, sin decoración y con utilidad meramente estructural.

La primera de ellas no se puede considerar ni capilla pues se limita a un vitral sencillo. A continuación nos encontramos con la Capilla de la Crucifixión, la Capilla de Santa Cecilia, la Capilla del Purgatorio y la Capilla de los Santos Inocentes.

 

ESTATUA DE JUANA DE ARCO.

A los pies de la iglesia y junto a la primera vidriera (no se le puede llamar capilla porque es tan estrecha que no cabe ni un dispensario de velas, se encuentra la estatua de Juana de Arco, una santa muy venerada en toda Francia y, particularmente, en la iglesia de Saint Eustache.

Juana de Arco.

Gracias a Santa Juana de Arco.

Gracias a Santa Juana de Arco.

CAPILLA DE LA CRUCIFIXIÓN.

La primera de las capillas de la nave de la epístola está dedicada a la Crucifixión de Cristo y tiene como elemento principal una cruz con Jesús crucificado abatido por las heridas y el dolor.

La Capilla de la Crucifixión.

La Capilla de la Crucifixión.

A los pies de la cruz podemos ver dos ángeles rubios, uno a cada lado, vestidos uno con ropajes verdes y otro con tonos rojos. Ambos están postrados ante Jesús con una rodilla sobre las rocas blancas de mármol y las manos en señal de sumisión.

En la pared lateral izquierda podemos ver otro ángel (o arcángel) en pose vertical y una postura más clásica, con las manos orantes y fijando su mirada en la cruz.

La Capilla de la Crucifixión.

La Capilla de la Crucifixión.

Flanqueando las dos columnas nos encontramos con las imágenes de dos santos, a la izquierda San Francisco de Asís y, a la derecha, San Antonio de Padua. En las paredes más cercanas a las imágenes están adheridas algunas placas de mármol de reconocimiento o gratitud por peticiones concedidas a los fieles.

La Capilla de la Crucifixión.

La Capilla de la Crucifixión.

En la pared exterior de la capilla se distinguen unos querubines pintados al fresco sobre un fondo azul. Delante de la capilla podemos encender una vela a cualquiera de la imágenes sagradas que allí están representadas.

La Capilla de la Crucifixión.

La Capilla de la Crucifixión.

Por su amplitud documental, en el post de mañana continuamos viendo las capillas de la nave de la epístola.

La Iglesia de Saint Eustache (4): la nave del evangelio.

 

La nave del evangelio más externa, la que recorre las capillas laterales.

La nave del evangelio más externa, la que recorre las capillas laterales.

La nave central de una iglesia divide  al edificio en dos partes longitudinales que tienen nombre propio. Si miramos desde los pies del templo en dirección al altar, las naves que quedan a la derecha reciben el nombre de “nave de la epístola” por el simple hecho de que es en este lado del altar donde se lee la epístola correspondiente a cada misa.

Por el contrario, las naves que quedan a la izquierda reciben el nombre de “nave del evangelio” por ser éstas las que quedan frente al lector del texto evangélico, que se hace en este rincón del altar.

Plano de situación de la nave del evangelio en la Iglesia de Saint Eustache.

Plano de situación de la nave del evangelio en la Iglesia de Saint Eustache.

Saint Eustache tiene una nave del evangelio que, a su vez, se divide en dos. Una primera, más corta (pues sólo alcanza hasta el transepto), más estrecha, (apenas unos tres metros), y más centrada, que ajusta su límite con  la nave central. No tiene apenas valor si exceptuamos el que se le supone como sostén de la estructura del magno edificio.

Otra segunda nave donde residen las capillas externas de esta zona del edificio y que se une, a través del transepto, con el deambulatorio. En ella residen las capillas laterales, cinco en total.

Nave del evangelio en su parte más interna.

Nave del evangelio en su parte más interna.

De entre todas ellas (casi en todas podemos ver hermosos murales) destacan la Capilla de los Peregrinos de Emaús y la Capilla de la Piedad, ésta última con una estatua sedente de la Virgen acogiendo sobre sus piernas el cuerpo yacente de Jesús. A sus espaldas podemos ver unos hermosos vitrales que explican los últimos días de vida de Cristo.

Las capillas laterales de la nave del evangelio.

Las capillas laterales de la nave del evangelio.

La Capilla de los Peregrinos de Emaús recibe su nombre por unos enormes frescos pintados sobre la pared con esta temática realizados por Simon Vouet. Pero lo realmente importante y lo que llama la atención de esta capilla es un altorelieve que lleva el sugerente título de “Le départ des fruits et légumes du coeur de Paris, le 28 février 1969” (la salida de frutas y legumbres del corazón de París el 28 de Febrero de 1969). Es el reflejo de la antigua vitalidad esta zona de París.

Capilla de la Piedad, la segunda de ellas.

Capilla de la Piedad, la segunda de ellas.

El mercado de las frutas y las verduras de Les Halles era una de las maravillas de este barrio que comenzaba por la noche, bajo las estrellas, en el centro histórico de la más bella ciudad del mundo y sobrepasaba el concepto de comercio pues era lugar de trabajo, de diversión, de naturaleza en plena ciudad, un lugar que quedó en el recuerdo y que el artista quiso plasmarlo de esta forma que nos presenta la Iglesia de Saint Eustache.

Capilla de los Peregrinos de Emaus, con el relieve "La salida de las verduras y las frutas del corazón de París".

Capilla de los Peregrinos de Emaús, con el relieve “La salida de las verduras y las frutas del corazón de París”.

La Iglesia de Saint Eustache (3): la nave central.

 

El plano de la Iglesia de Saint Eustache.

La iglesia de Saint Eustache es, como hemos dicho en otra ocasión, casi una catedral. Tiene tanta riqueza interior que es difícil reflejarla en un sólo post. esta es la razón por la que, en los próximos días, escribiremos sobre la iglesia refiriéndonos a aspectos concretos de la misma, por ejemplo, en el día de hoy, sin ir más lejos, estaremos atentos a la nave central de la misma, desde su cabecera, pasando por la zona de los fieles, pasando sobre el altar y terminando en el coro a la vez que observamos su hermosa bóveda y algunos ejemplos de las vidrieras que diseño Philippe de Champaine.

Vista general de la nave central de Saint Eustache.

Vista general de la nave central de Saint Eustache.

Vista general de la nave central de Saint Eustache.

Vista general de la nave central de Saint Eustache.

Vista general de la nave central de Saint Eustache, donde apreciamos la bóveda gótica de terceletes y el crucero de las dos naves.

A los pies de la Iglesia nos encontramos con un hermoso órgano, pero de éste nos ocuparemos más adelante. Justo delante de él se encuentra la zona de los fieles. Sigue leyendo

La Iglesia de Saint Eustache (2): las fachadas.

 

Saint Eustache visto desde Les Halles.

Como decíamos en el post anterior, la iglesia de Saint Eustache se construyó durante un periodo de ciento cinco años, periodo que abarcó dos siglos (XVI y XVII) y que sufrió los avatares de la evolución de los estilos artísticos de la época.

La Iglesia de Saint Eustache vista desde el punto más alto de la torre sur de Notre Dame.

Si en 1532 el estilo imperante en toda Europa, y principalmente en Francia, era el gótico, la iglesia fue diseñada conforme a los cánones establecidos por esta corriente artística.

La cabecera de la Iglesia de Saint Eustache.

Por el contrario, durante las últimas décadas de su construcción el estilo evolucionó hacia las teorías y formas renacentistas, desarrolladas especialmente en Italia ( y recordemos que el último arquitecto de la iglesia fue el italiano Domenico da Cortona), por lo que la iglesia de Saint Eustache también recibió esta influencia quedando vigente en su interior y, sobre todo, en una de sus fachadas.

La fachada principal de Saint Eustache, diseñada por Domenico da Cortona.

Saint Eustache tiene una fachada principal que da a la Rue du Jour, es la fachada que se situa a los pies de la iglesia. Esta fachada es, precísamente a la que nos referíamos anteriormente y que fue diseñada por el arquitecto renacentista italiano con unas formas clásicas que nos recuerda a los antiguos templos griegos y romanos.

Fachada lateral gótica, vista desde la torre norte de Notre Dame.

Pero Saint Eustache también tiene una fachada tanto o más importante que la anterior, es la que se proyecta sobre la Rue Rambuteau y el espacio abierto que corona el centro comercial subterráneo de Les Halles. Frente a ella podemos ver el edificio de la Bourse du Commerce y a la Columna Médicis. Esta fachada es innegablemente gótica.

Las dos fachadas importantes de la Iglesia de Saint Eustache.

Fue el 19 de Agosto de 1532 cuando se colocó la primera piedra de la iglesia que hoy tiene 100 metros de largo, 44 de ancho y alcanza una altura de 34 metros. La obra se inició por los transeptos y la nave central, después las naves laterales, el coro y las capillas. La iglesia fue consagrada 26 de abril 1637.

La Iglesia de Saint Eustache (1): Una larga historia.

 

Vista aérea de la iglesia por su fachada sur.

La Iglesia de Saint Eustache es, por sus dimensiones, una catedral, pero como catedrales sólo puede haber una por ciudad, en el caso de París el honor, bien merecido, lo tiene Notre Dame.

En París, será siempre la Iglesia de San Eustaquio, aunque los vecinos más cercanos a la misma la consideran como la “gran iglesia-casi catedral” de Saint Eustache.

El trasepto de Saint Eustache.

Antes de hablar un poco de su historia, con algunos detalles me gustaría dejar patente la importancia que tiene y ha tenido esta iglesia para los parisinos. Por ejemplo, allí fueron bautizados el dramaturgo Molière, el futuro Cardenal Richelieu y la famosa Madame de Pompidour; en su altar tomó la primera comunión el Rey Louis XIV; también se celebró el funeral de la Reina Ana de Austria y fue elegida por Mozart para celebrar el funeral de su amada madre.¡Casi nada!.

Los arcos. bóvedas y columnas del deambulatorio.

En el lugar donde se encuentra hoy la iglesia de Saint Eustache existía anteriormente una parroquia que se construyó en 1223 gracias a las tasas que se les exigían a los mercaderes de pescado. Dicha parroquia fue dedicada a Sainte Agnès (Santa Inés).

Cuando la nueva iglesia fue construida siglos después, en el mismo sitio, se le puso el nombre de Saint Eustache (San Eustaquio), en honor a un general romano que fue quemado junto con su familia por convertirse al cristianismo en las inmediaciones del lugar. Sigue leyendo