Les Bouquinistes.

 

Bouquinistes a la orilla del Sena.

¡Qué casualidad! Todos los años pasando por delante de ellos sin reparar especialmente en su actividad y, ayer, investigando por internet pude descubrir algo que me llamó la atención: la actividad del “bouquiniste” no es libre ni se puede desarrollar al albur de los deseos de alguien con interés en ofrecer sus productos, sino que dicha actividad “comercial” tiene una regulación legal especial para ella.
Tal es el apetito regulador de la administración que donde puede meter la puya para imponer sus criterios, lo hace. El famoso “laissez faire, laisez passer” enunciado por el liberal Jean-Claude Marie Vicent de Gournay no ha sido seguido por el también liberal Jacques Chirac cuando era Alcalde de París.

Bouquinistes a la orilla del Sena.

Pues sí señor, el otrora alcalde de la capital francesa y posteriormente Presidente de la República, fue el encargado de recopilar, refundir y ampliar toda la normativa que regulaba la actividad de los bouquinistes. Lo hizo en octubre del año 1983.
¿Influirá esto en mi percepción romántica de estos puestos callejero? No lo creo, es algo ya sacralizado en mi subconsciente más íntimo pero cuando pasee por la orilla del Sena y vea estos puestos callejeros sobre sus barandas de piedra, también tendré un momento mercantilista y reflexionaré sobre la fiscalización de este espacio público, y, a la vez, admiraré la paciencia infinita de estos bouquinistes que atienden a los que sólo vamos a ojear y echar un vistazo (por no decir molestar y dar el coñazo) como si fuéramos a comprarle la colección completa de libros de Alejandro Dumas. Sigue leyendo

Anuncios

Los Puentes de París (16): la Passerelle des Arts.

 

Vista del Pont des Arts con el Institut de France a la izquierda.

El Pont des Arts o Passerelle des Arts, como también se le llama, es un puente únicamente peatonal que cruza el río Sena a la altura del Institut de France y que une a éste con el Museo del Louvre. De éste recibe el nombre, porque el Museo del Louvre antes era llamado así, Museo de las Artes.

El Pont des Arts visto desde la Îlé de la Cité.

Este puente se construyó en poco tiempo, tres años, entre 1802 y 1804. Su figura es frágil, es una estructura metálica sobre pilares de mamposteria y, de hecho, fue el primero que se construyó así en la ciudad de París. En principio, estaba compuesto por una sucesión de 9 arcos que sostenían una simple y estrecha pasarela peatonal. El puente, que se encontraba en mal estado, fue cerrado en 1977. Dos años más tarde se derrumbó parcialmente por el choque de una barcaza contra uno de sus pilares. Sigue leyendo

La “Place du Quebec”, en Saint Germain.

Place du Quebec Situémonos en las puertas de la Iglesia de Saint Germain de Pres, precisamente la iglesia más antigua de París y una de mis preferidas. Si tuviéramos que trazar un círculo de ciento cincuenta o doscientos metros alrededor de dicha iglesia, tendríamos algunos de los lugares turístico-históricos más importantes del Barrio Latino.

Todos ellos, o por lo menos los más importantes, se encuentran en la acera norte del Boulevard Saint Germain. Por ejemplo, muy cerca, a pocos pasos, está el Palacio Abacial; pero también Les Deux Magots, uno de los cafés más conocidos y con más renombre de París entre los amantes de la literatura y las artes en general; o el Café de Flore, que no le queda a la zaga en popularidad. Pero justo en frente de la Iglesia de Saint Germain de Pres hay una plaza, la Place du QuebecSigue leyendo