La torre de la Plaza del Louvre.

 

La torre del Mairie 1e Arrondissement

La torre del Mairie 1e Arrondissement

El arquitecto alemán Jacques Hittorff, nacido en Colonia en 1792 ha dejado en París su impronta con una obra abundante y un diseño de alta calidad. Su influencia fue tal que, bajo el reinado de Louis Philippe se le encargó asumir desafíos extraordinarios como la renovación de la Plaza de la Concorde, sus fuentes, estatuas y columnas, los quincunces de los Campos Elíseos (un quincunce es una disposición geométrica de cinco piezas formada por cuatro elementos formando un cuadrilátero, al que se añade un quinto elemento en el cruce de sus diagonales), los cafés al aire libre e incluso se le permitió implementar vistas panorámicas a lo largo de su recorrido.

También  levantó la iglesia de San Vicente de Paul, la sala Favart y algún teatro de menor importancia. Durante el Segundo Imperio fue también responsable de levantar el Circo de Verano y el Circo de Invierno de los Campos Elíseos. Diseñó la Place de l’Étoile y construyó la fundación Eugène Napoleon y la nueva estación del Norte.

La torre del Mairie 1e Arrondissement

La torre del Mairie 1e Arrondissement

Haussmann, en su afán rediseñador del urbanismo de París, le encargó el edificio del Mairie 1e Arrondissement, el ayuntamiento del distrito del Louvre, pidiéndole cierta similitud con el diseño arquitectónico de la iglesia cercana, Saint Germain l´Auxerrois, sin reproducir las formas y los detalles de su arquitectura gótica. En este difícil ejercicio de diseño, Hittorff trajo una solución portentosa tanto desde el punto de vista académico como artístico.

La torre del Mairie 1e Arrondissement.

La torre del Mairie 1e Arrondissement. La imagen de Saint Germain l´Auxerrois.

Frente a la Plaza del Louvre, el arquitecto alemán reproduce un porche con exactamente el diseño de cinco arcos de desigual altura del pórtico de Saint- Germain l’ Auxerrois. Pero de esto y del edifico en su conjunto ya hemos hablado en otra ocasión.

Hoy nos vamos a centrar en la torre que podemos ver entre los dos edificios, el civil (Mairie) y el religioso (Saint Germain l´Auxerrois) y, sobre todo, vamos a aclara un error que casi todo el mundo comete cuando visita el lugar. La torre no forma parte de la iglesia, la torre es parte del edificio del Mairie 1e Arrondissement.

La torre del Mairie 1e Arrondissement, vista desde la iglesia de Saint Germain l´Auxerrois.

La torre del Mairie 1e Arrondissement, vista desde la iglesia de Saint Germain l´Auxerrois.

No podemos disociar, por tanto, el campanario, que se encuentra entre el Ayuntamiento y la iglesia, de la historia del propio ayuntamiento. La construcción se inició en 1858 según los planes de Théodore Ballu que participó, poco antes de la restauración de la Tour Saint-Jacques (1852-1855).

Tiene una altura de treinta y ocho metros y consta de cuatro pisos irregulares. La planta baja y el primer piso son cuadrados, los pisos superiores son octogonales.

La torre del Mairie 1e Arrondissement.

La torre del Mairie 1e Arrondissement. Vista desde la entrada principal. Arriba podemos ver el reloj

Una torreta colocada en la fachada posterior contiene la escalera de caracol que permite llegar al tercer piso y continua hasta la balaustrada de las escaleras por una plataforma de madera y metal. El campanario está decorado con gárgolas, pilastras con arbotantes en el tercer piso, con ventanas ojivales cubierto con un parteluz en la planta superior.

Está conectada a la iglesia y al ayuntamiento con dos paredes que tienen ambas una gran puerta con arco.

Muchas estatuas comparten todos los huecos disponibles en las pilastras de las esquinas o en las falsas ventanas de la primera planta: los obispos St. Germain I’Auxerrois, St. Landry (Landerico) y St. Denis; los reyes Childeberto, Clovis, Pipino el Breve, Philipe Augusto, St. Louis, Hugo Capeto, Carlomagno y Dagoberto.

En la sala en la planta baja, las ventanas están decoradas con dos vidrieras de Eugène-Stanislas Oudinot, “Las inmersiones” y “La resurrección de Lázaro”.

La torre del Mairie 1e Arrondissement.

La torre del Mairie 1e Arrondissement. vemos las ventanas ojivales y los arbotantes que sujetan la verticalidad de la torre.

En la fachada de la segunda planta se ha dispuesto tres elementos de medición: reloj, barómetro y termómetro.

El campanario posee el carillon más completo y más perfecto de Francia. Tiene treinta y ocho campanas (con tres gamas cromáticas). Fue instalado en 1884 y funcionó hasta 1975. Entonces fue completamente restaurado y todavía se escucha a las horas regulares. Todos los miércoles a las 14:30, el campanero Renaud Gagneux, realiza un concierto que convoca en la Place du Louvre a muchos oyentes.

La torre del Mairie 1e Arrondissement.

La torre del Mairie 1e Arrondissement. El último piso coronado por las gárgolas.

Anuncios

¿Dónde podemos ver la tumba de Napoleón Bonaparte?

 

Este ataúd que fue realizado en un pórfido rojo importado de Rusia, acomodado sobre una base de granito verde de la región de los Vosges, rodeado de laureles e inscripciones que recuerdan las grandes victorias de su Imperio en Europa.

Napoleón Bonaparte fue el más célebre de los militares franceses y el más nombrado de los dirigentes políticos de toda su historia, y quizá sólo pueda igualarle Carlomagno en poder acumulado en sus manos. Nació en la Isla de Córcega en el año 1769 y murió, tras un destierro forzado, en la Isla de Santa Elena en 1821, el 5 de Mayo.
Fue General durante la República y durante el Directorio. Fue golpista, lo que le llevó a convertirse en Primer Cónsul, posteriormente en Cónsul Vitalicio y, finalmente, Emperador de los franceses en 1804.
Durante un periodo de poco más de una década, adquirió el control de casi toda Europa Occidental y Central por conquistas o alianzas y sólo fue, tras su derrota en la Batalla de las Naciones creca de Leipzig en 1813, que se vio obligado a abdicar.

Volvió posteriormente a ocupar el mismo puesto durante el periodo llamado de los Cien Días hasta que fue derrotado en Waterloo. Los ingleses lo deportaron a la Isla de Santa Elena en 1815. Allí fue envenenado con arsénico para morir seis años después. Sigue leyendo

La Columna de Julio.

 

La Columna de Julio vista desde la Rue Saint-Antoine

Si hay algún rincón de París relevante en la historia de la Revolución francesa es precísamente la cárcel de la Bastilla. Esta cárcel ya no existe y, en su lugar, actualmente hay una gran columna: la Columna de Julio y ésta es su historia.

Aunque la fuente actual y la columna no lograron ser un ente conjunto y finalizado hasta el año 1840, el gérmen y génesis de este monumento hay que situarlo en la Revolución francesa, en la toma de la Bastilla, la cárcel donde el Rey solía encerrar a los enemigos políticos del Régimen déspota que él encarnaba.

Aunque se ha mitificado en demasía esta toma, en realidad fue un acto violento del pueblo de París pero con resultado liviano en daños personales y materiales. No hubo muertos, sólo media docena de liberados y la toma de las armas y pólvora que el ejército del Rey almacenaba en el depósito de esta cárcel-arsenal.  Sigue leyendo