El Cristo Resucitado de Merson.

La pregunta que el sábado planteábamos era realmente fácil. Nos referíamos a la Basílica del Sacre Coeur donde podemos ver esta imagen del Cristo Resucitado de Luc Olivier Merson.

Luc Olivier Merson fue uno de los más grandes artistas de la Francia fin de siglo XIX y principios del XX.

De nombre Nicolás fue, a su vez hijo de un pseudopintor y crítico de arte, Charles Olivier Merson. En su casa vivió y sintió, por tanto, el amor a la pintura desde sus primeros años de vida.

Son muchas las obras importantes de este autor, pero, sin duda, la más visitada y conocida es la que podemos ver en la bóveda del prebisterio de la Basílica del Sacre Coeur de Montmartre.

Los cuatrocientos setenta y cinco metros cuadrados de mosaico representan a “Cristo Resucitado” como popularmente se le conoce o, mejor dicho, “Cristo en Majestad y el Sagrado Corazón adorado por la Virgen María, Juana de Arco y el Arcángel San Miguel”, que es el título que lleva la obra.  Sigue leyendo

¿Dónde tomé esta foto prohibida?

Photo interdit.

PHOTO INTERDIT.

Con el académico Arturo Pérez Reverte, además de admirarlo como escritor y periodista, estoy de acuerdo en multitud de ocasiones. Por eso debo reconocer que, cuando tomé esta foto, instintivamente me acordé de él.

En uno de sus punzantes artículos dominicales venía a señalar que a los turistas españoles se nos identifica muy bien en el extranjero por una serie de conductas fuera de orden, entre ellos, el tomar fotos o una grabación de video allí donde se prohíben expresamente.

Lo siento, Sr. Pérez Reverte, mi conducta es la de ser respetuoso casi siempre, pero, en esta ocasión, la excentricidad merecía la pena. Además, puedo asegurarle que no era el único que realizó esta foto robada y, entre los que la hicimos, no éramos todos españoles, algún oriental había por allí.

La foto que aquí acompaño es la de un altar sobre la que se pintó a Cristo Resucitado, un obra que fue realizada por el genial Luc Olivier Merson entre los años 1912 y 1922.

Este conjunto domina la bóveda del presbiterio de una de las iglesias más conocidas y admiradas de París.

La iglesia es relativamente nueva y puede observarse desde muchos puntos de la ciudad. Su cúpula, en forma de campana, reluce su blanquecina piel en uno de los puntos más altos de París.

Ahora responde ¿De qué iglesia estamos hablando?.