La Aguja de la Catedral de Notre Dame.

 

Vista trasera de la catedral de Notre Dame donde destaca la célebre aguja.

La Catedral de Notre Dame de París, como ya sabemos es una inmensa iglesia gótica dedicada a la Virgen María en el corazón de la Ile de la Cité. La construcción de esta catedral tomó mucho tiempo y esfuerzo de muchas generaciones. Los trabajos de construcción comenzaron a mediados del siglo XII, en el año 1163, y no fue hasta dos siglos después, en 1345, cuando finalizaron.

Ya en 1160, el Obispo Maurice de Sully considera a la entonces Iglesia de Saint Etienne poco digna de los nuevos valores cristianos y la manda demoler para construir un magno edificio que pueda consagrarse a Dios y a la Virgen María. El gótico inicial, con sus innovaciones técnicas que permiten formas hasta entonces imposibles, es la respuesta a la demanda de un nuevo concepto de prestigio religioso en la ciudad. Sigue leyendo

Anuncios

La Sainte Chapelle (1): Historia de un Joyero.

 

La Sainte-Chapelle vista desde la Catedral de Notre Dame.

La Sainte-Chapelle vista desde la Catedral de Notre Dame.

Existen en el mundo monumentos, edificios y accidentes naturales que destacan por su excepcionalidad, por su valor y por ser considerados como algo fuera de lo común.

Esto es sencillamente lo que ocurre con la Iglesia de la Sainte Chapelle de París. Esta doble capilla que, en su origen fue construida para servir de joyero al Rey Louis IX donde poder ubicar y exponer las dos reliquias de Cristo que adquirió, es, actualmente una verdadera joya del Gótico en su máxima expresión.

El edificio es pequeño en proporciones, si lo comparamos con las grandes catedrales de la humanidad, pero las aventaja a casi todas por su diseño original y único. Sigue leyendo