Los leones del Sena.

 

Uno de los cuatro leones del Sena.

Ya he comentado en otras ocasiones las fascinación emotiva que el Pont Alexandre III produce en todos aquellos que lo vemos y disfrutamos.

Esto, principalmente es debido al buen entendimiento que, en el momento de su construcción, existía entre dos grandes naciones como Francia y Rusia. El Zar Nicolás II financió esta magnánima obra de ingeniería convirtiéndola en un icono de la decoración ostentosa de inspiración “belle epoque”. Aunque el puente llevó el nombre del Zar Alejandro III.

El Pont Alexandre III.

El ingeniero, además de embellecer el puente con esta decoración, diseñó un arco de orilla a orilla donde las figuras y elementos accesorios decorativos sirvieron de contrapesos. Como muestra de esta alianza de hermandad entre estas dos potencias nacionales, el puente cuenta con unas estatuas que representan las “Ninfas del Sena” (Francia) y otras que dan vida a las “Ninfas del Neva” (Rusia). Treinta y dos candelabros de bronce están situados en las orillas del puente para su iluminación nocturna. Todos ellos bellísimos, especialmente los de las esquinas. En cada una de las orillas del puente existen dos columnas de diecisiete metros de altura cada una de elllas coronadas por Pegasos de bronce dorado puestos de pie sobre sus patas traseras. A los pies de estas columnas hay estatuas que representan a la “Francia de Carlomagno”, la “Francia Contemporánea”, la “Francia de Louis XIV” y la “Francia Renacentista”. Sigue leyendo

Anuncios

El puente de los enamorados.

 

Candados de enamorados sobre las farolas del Pont Alexandre III de París.

En el norte de Roma existe un puente sobre el Río Tíber al que el Cónsul Cayo Claudio Nérón bautizó con el nombre de Puente Milvio. Lógicamente después del año 206 de su construcción ha sufrido muchísimas reconstrucciones y modificaciones. Todas ellas para reforzar la seguridad del mismo.

Con lo que no contaba el susodicho Cónsul cuando levantó el puente es que, en el año 2006, el pueblo de Roma impondría una constumbre relacionada con el amor.

A finales de dicho año, inspirados en los protagonistas de la novela “Tengo ganas de ti” de Federico Moccia, el Puente Milnius empezó a atraer el interés de las parejas de enamorados, quienes usaban el poste de luz sobre el mismo para colgar candados como señal de amor. En el ritual, la pareja sujeta el candado al poste y luego arroja la llave al Tíber por encima de sus hombros. Sigue leyendo

Los Puentes de París (11): El Pont Alexandre III.

Son muchísimas las personas que piensan que el puente más hermosos de París, que es como decir del mundo, es el Pont Alexandre III.

Yo no soy quien para poner en duda tal afirmación porque el puente merece la pena verlo de cerca, de lejos, por arriba y por abajo miles de veces. Y no me cansaría nunca.

Pero no me gustaría que esta afirmación desmereciera al Pont Neuf, al Pont d´Arcole, al Pont Royal, al coqueto Petit Pont u otros que tienen su interés y su belleza. Tienen, a su estilo, tanto valor como éste.

El Pont Alexandre III está situado entre los barrios VII y VIII y unen monumentos tan característicos de la urbe parisina como el Hospital de los Inválidos en la orilla derecha y el Grand Palais y el Petit Palais en la orilla derecha.  Sigue leyendo