La “Place de la Contrescarpe”, un rincón para vivir parisinamente.

Place de la Contrescarpe (4)

Hace algunas navidades viajé a París y reservé alojamiento en un hotel en el Barrio Latino, concretamente en la Rue Monge, a pocos pasos de las Arenas de Lutecia y a cinco minutos, tranquilamente andando, del Pantheon donde están enterrados los restos de algunos de los Grandes Hombres de Francia. Sigue leyendo

La Iglesia de Saint Etienne du Mont.

 

La Iglesia de Saint Etienne du Mont.

La Iglesia de Saint Etienne du Mont.

La Iglesia de Saint Etienne du Mont es, sin duda, una de las más bellas de París. Está consagrada a Santa Genoveva, la patrona de la capital de Francia. Para localizarla, lo más fácil es acudir directamente al Pantheon y situarnos en la parte trasera de éste.

Allí encontraremos dos edificios muy diferentes, por un lado, el Liceo Henry IV donde estudia la futura élite política y económica de Francia y, por otro, la Iglesia de St. Etienne du Mont.  Sigue leyendo

Las Arenas de Lutecia.

 

Las Arenas de Lutecia.

Las Arenas de Lutecia.

En el año 2006 visité París y escogí un hotel en el Barrio Latino con intención. Tenía poco tiempo y quería visitar una monumento “extraño” de la ciudad de la luces.

Las Arenes de Lutece (Arenas de Lutecia) es uno de los dos vestigios romanos que quedan en París junto a las Termas de Cluny (junto al Boulevard Saint Michel).

Las Arenas de Lutecia.

Las Arenas de Lutecia.

Está situada en la calle Monge, la entrada está en el número 49. Fue construido en el siglo I a.C.

En el origen era un anfiteatro que podría tener capacidad hasta para 17.000 espectadores. Tenía un escenario de unas 40 metros de ancho para las representaciones teatrales dramáticas y cómicas.  Sigue leyendo

Casa Pepe, “Restaurant espagnol”.

 

Entrada de Casa Pepe.

Entrada de Casa Pepe.

Cuando uno está fuera de España y siente alguna morriña por la comida de nuestro país (algo que ocurre muy a menudo) busca algún lugar de cobijo donde te puedan servir una Cruzcampo bien fría y una tortilla de patatas recién hecha.

Esto me ocurre en París cada vez que me acerco por la capital francesa.

Probé una vez, trabamos conversación con Toni, el dueño de este Restaurant Espagnol (un asturiano que se ha criado en Andalucía al abrigo del mundo del flamenco) y se ha convertido en parada obligatoria cuando vuelvo.

Manjares en Casa Pepe.

Lo curioso de este restaurante está en su nombre. El titular del mismo pidió consejo a dos camareros cuando inauguró el restaurante. Estos camareros eran de Sevilla, más concretamente del barrio de Triana. Y entre los tres decidieron ponerle “Le Grenier de Triana”, “El Granero de Triana”.  Sigue leyendo

Mi París para Elena.

La mayoría de las personas tenemos apego a nuestra tierra. Es una definición casi vital. De ella partimos y a ella volvemos en cuanto hemos terminado nuestro viaje.

Este blog hace fuerte esas raíces cantando y contando lo que uno ha visto fuera de ellas. Porque, a mí me ocurre, mientras más viajamos, más la queremos.

Pero es tanto lo que nos queda por ver. Es tan inmenso lo que tenemos a nuestro alrededor que no conocemos. Y la ciudad que más me ha cautivado del mundo es París. Algo que no es difícil y que ocurre a muchos.Pero, por eso mismo, también necesitamos salir fuera de nuestro entorno, para conocer ciudades, paises, personas, culturas que, de otra manera nos pasarían desapercibidas e ignotas. En definitiva, no viajar nos hace cultural, intelectual y personalmente más pobres.

“A París con Elena” es una continuación de “Quartier Latin”, un blog que empecé en La Comunidad de El País (http://lacomunidad.elpais.com/juanmanuel/posts) y que es el camino que elijo para contaros lo que pude conocer de una de las ciudades más bellas del mundo, París.

¡Ah!, se me olvida, yo soy el padre de Elena y éste es mi rincón donde guardo mis paseos por París, un joyero que algún día podrá abrir ella para descubrirla y amarla como yo.