¿Qué ver en el Barrio Latino de París? (2). De Saint Michel a Saint Séverin.

 

Pont Saint Michel, el inicio de nuestro recorrido.

Nuestro recorrido comienza frente al Pont Saint Michel, en una plaza con forma triangular que, como no podía ser de otro modo, lleva el nombre de Saint Michel, y cuyo elemento principal es una maravillosa fuente en honor al santo. Después tomaremos la Rue de la Huchette en dirección a la Librería Shakespeare&Company, alcanzaremos la Square René Viviane, giraremos a la derecha hacia la Iglesia de Saint Julien-le-Pauvre y finalizaremos esta primera etapa de poco más de quinientos metros de recorrido en la Iglesia de Saint Severin. Aquí pueden ver un mapa con los puntos que visitaremos.

Ruta 1. Saint Michel-Saint Séverin.

 

1.- FONTAINE SAINT MICHEL.

Esta bella fuente surgió casi por casualidad. Después de que el Barón Haussmann derribara algunos edificios de la zona para ampliar las avenidas quedó esta gran pared con vistas al Sena al descubierto. La solución hallada fue un gran acierto. La Fontaine Saint Michel es una fuente de estilo neoclásico que ocupa la altura de seis pisos y tiene en su centro una gran estatua del arcángel San Miguel sometiendo a un demonio bajo el peso de sus pies.  Su espectacularidad llama la atención, pero si quieres conocerla más en profundidad puedes hacerlo en este enlace.

Fontaine Saint Michel, en la plaza del mismo nombre.

 

2.- LIBRERÍA “SHAKESPEARE & COMPANY”.

En la Place Saint Michel nace la Rue de la Hachette, la recorreremos en toda su longitud en dirección este, como si fuéramos a la Catedral de Notre Dame, cruzaremos la Rue du Petit Pont y entraremos en la Rue de la Bûcherie. El lugar que buscamos está justo en el medio de esta calle.

Se trata de una vieja librería con una gran historia detrás. Allí podremos pasar todo el tiempo que queramos hojeando las mesas y estanterías y, en el mejor de los casos, incluso podríamos dormir en ella a cambio de colaborar en el trabajo diario. Por aquí pasaron famosos y cambió de propietario una vez que cerró la primera librería que estaba situada cerca del Odeon.

Estas son algunas de las curiosidades pero aquí, en este enlace, te explico algunas cosas más.

Librería Shakespeare&Company, en Rue de la Bûcherie.

 

3.- SQUARE “RENÉ VIVIANI”.

La Plaza René Viviani está al final de la Rue de la Bûcherie, justo frente a la Catedral de Notre Dame. Es pequeña pero siempre está muy concurrida. Tiene el honor de poseer en su interior al árbol más antiguo de París. Pero lo más llamativo de todo es que está construida sobre un antiguo cementerio merovingio. Aquí puedes conocer toda su historia.

Square René Viviani. Al fondo la Iglesia de Saint-Julien-le-Pauvre. Vista desde la torre sur de la Catedral de Notre Dame.

 

4.- IGLESIA DE SAINT-JULIEN-LE-PAUVRE.

Junto a la Square René Viviani está la reconstruida Iglesia de Saint-Julien-le-pauvre, la iglesia del cementerio del que hablábamos anteriormente. Con más de mil años de historia, la iglesia tuvo multitud de usos, entre ellos fue un granero y un almacén de armas durante la Revolución francesa. Fue reabierta al culto en 1826 y se le asignó al rito católico bizantino griego en 1889.

No es una iglesia que te deslumbrará por su belleza pero sí quizá la valores en su justa medida por su resistencia al paso del tiempo.

Aquí puedes leer más sobre su historia.

Mural iconográfico de Saint Julien le Pauvre que separa el presbiterio del resto de la iglesia.

 

5.- IGLESIA DE SAINT SÉVERIN..

La Iglesia de Saint Séverin es el último paso de esta primera etapa. Está situada frente a la Iglesia de Saint-Julien-le-pauvre desde la que se observa sus grandes arbotantes que sostienen su bóveda. Para entrar en ella tendremos que rodearla y buscar su torre, lo más preciado del edificio, pues allí se alojan las centenarias campanas de París, las de más antigüedad de la ciudad, datadas en 1412. De trazos románicos y góticos, merece la pena pararse en su interior y dar una vuelta por su deambulatorio rodeado de columnas cinceladas en forma de palmera.

Esto lo puedes ver en este enlace.

La torre-campanario de Saint Severin.

 

En poco más de quinientos metros de recorrido hemos visitado un puente, dos plazas, una fuente, una librería y dos iglesias muy diferentes, o sea, un aperitivo de los que nos queda por descubrir en los próximos días. Mañana nos adentraremos en la “Pequeña Atenas” y nos dirigiremos hacia el sur en busca de universidades, panteones e iglesias. Pero eso será mañana.

Anuncios

¿Qué ver en el Barrio Latino de París? (1)

 

Monumento a Diderot, en la Place du Panthéon.

La ciudad de París está dividida políticamente en 20 “Arrondissements”, o sea, 20 barrios, que, a su vez, están divididos en tres o cuatro distritos según el caso.

En el post de hoy y en algunos venideros nos vamos a centrar en el barrio número cinco al que todos conocemos como Barrio Latino o con su acepción francesa “Quartier Latin”, posiblemente el más turístico de la ciudad y uno de los tres más visitados conjuntamente con el de la Torre Eiffel y la Catedral de Notre Dame.

El “Vº Arrondissement” tiene geográficamente forma de un hexágono irregular. Si tomamos como punto de partida el vértice superior izquierda partimos de la Plaza de Saint Michel y desde allí podemos caminar hacia el sur por el Boulevard de dicho nombre hasta conectar con el Boulevard de Port-Royal donde giramos hacia la izquierda en dirección al Sena.

Nos encontramos a continuación en el sur con tres lados irregulares del citado hexàgono que están conformados, en este orden, por el Boulevard de Port-Royal, el Boulevard Saint-Marcel y el Boulevard de l´Hospital que nos lleva hasta las estribaciones del Pont d´Austerlizt. Desde allí tomaríamos rumbo norte por el Quai Saint-Bernard, el Quai de la Tournelle y el Quai de Montebello hasta llegar de nuevo a la Plaza de Saint Michel.

Cada uno de los barrios y distritos de París. El Barrio Latino se divide en La Sorbonne, Val-de-Grâce, Jardin des Plantes y Saint-Victor.

El Barrio Latino es posiblemente el más bullicioso de todos los parisinos, contando con multitud de restaurantes, cafeterías, cines, teatros y tiendas de alimentación de todos los tipos que se nos ocurra. Su historia como lugar de encuentro y reunión comenzó allá por la Edad Media cuando los estudiantes vivían en este barrio y lo convertían en el más animoso de la ciudad. Su fama como centro de ocio y diversión es muy merecida, pero esto lo dejaré para que lo descubran personalmente mientras callejean por sus avenidas y calles (algunas sólo peatonales) al tiempo que voy explicándoles cada uno de los puntos turísticos en los que merece la pena detenerse según nuestro personal criterio.

Haremos un recorrido muy largo, de casi cinco kilómetros según el plano de GoogleMaps que hemos preparado y que pueden ver en este enlace. Lo dividiré en cinco etapas, más una adicional que está separada de las demás. Las pueden hacer en un día a un ritmo alto y casi sin pararse en los lugares señalados o pueden disfrutar de esta guía en varios días saboreando cada uno de los puntos que les voy a explicar. Lo dejo a su gusto. Soy consciente de que el tiempo, a veces, nos limita y tenemos que elegir.

Mapa fijo del recorrido completo por el Barrio Latino.

Iniciaremos nuestro camino en la Fontaine Saint Michel, frente al puente del mismo nombre y punto de partida del Boulevard, como no, llamado Saint Michel también. Pero esto es una historia que comienza mañana con la primera de las etapas que les hemos preparado como guía.

La “Place de la Contrescarpe”, un rincón para vivir parisinamente.

Place de la Contrescarpe (4)

Hace algunas navidades viajé a París y reservé alojamiento en un hotel en el Barrio Latino, concretamente en la Rue Monge, a pocos pasos de las Arenas de Lutecia y a cinco minutos, tranquilamente andando, del Pantheon donde están enterrados los restos de algunos de los Grandes Hombres de Francia. Sigue leyendo

La Iglesia de Saint Etienne du Mont.

 

La Iglesia de Saint Etienne du Mont.

La Iglesia de Saint Etienne du Mont.

La Iglesia de Saint Etienne du Mont es, sin duda, una de las más bellas de París. Está consagrada a Santa Genoveva, la patrona de la capital de Francia. Para localizarla, lo más fácil es acudir directamente al Pantheon y situarnos en la parte trasera de éste.

Allí encontraremos dos edificios muy diferentes, por un lado, el Liceo Henry IV donde estudia la futura élite política y económica de Francia y, por otro, la Iglesia de St. Etienne du Mont.  Sigue leyendo

Las Arenas de Lutecia.

 

Las Arenas de Lutecia.

Las Arenas de Lutecia.

En el año 2006 visité París y escogí un hotel en el Barrio Latino con intención. Tenía poco tiempo y quería visitar una monumento “extraño” de la ciudad de la luces.

Las Arenes de Lutece (Arenas de Lutecia) es uno de los dos vestigios romanos que quedan en París junto a las Termas de Cluny (junto al Boulevard Saint Michel).

Las Arenas de Lutecia.

Las Arenas de Lutecia.

Está situada en la calle Monge, la entrada está en el número 49. Fue construido en el siglo I a.C.

En el origen era un anfiteatro que podría tener capacidad hasta para 17.000 espectadores. Tenía un escenario de unas 40 metros de ancho para las representaciones teatrales dramáticas y cómicas.  Sigue leyendo

Casa Pepe, “Restaurant espagnol”.

 

Entrada de Casa Pepe.

Entrada de Casa Pepe.

Cuando uno está fuera de España y siente alguna morriña por la comida de nuestro país (algo que ocurre muy a menudo) busca algún lugar de cobijo donde te puedan servir una Cruzcampo bien fría y una tortilla de patatas recién hecha.

Esto me ocurre en París cada vez que me acerco por la capital francesa.

Probé una vez, trabamos conversación con Toni, el dueño de este Restaurant Espagnol (un asturiano que se ha criado en Andalucía al abrigo del mundo del flamenco) y se ha convertido en parada obligatoria cuando vuelvo.

Manjares en Casa Pepe.

Lo curioso de este restaurante está en su nombre. El titular del mismo pidió consejo a dos camareros cuando inauguró el restaurante. Estos camareros eran de Sevilla, más concretamente del barrio de Triana. Y entre los tres decidieron ponerle “Le Grenier de Triana”, “El Granero de Triana”.  Sigue leyendo

Mi París para Elena.

La mayoría de las personas tenemos apego a nuestra tierra. Es una definición casi vital. De ella partimos y a ella volvemos en cuanto hemos terminado nuestro viaje.

Este blog hace fuerte esas raíces cantando y contando lo que uno ha visto fuera de ellas. Porque, a mí me ocurre, mientras más viajamos, más la queremos.

Pero es tanto lo que nos queda por ver. Es tan inmenso lo que tenemos a nuestro alrededor que no conocemos. Y la ciudad que más me ha cautivado del mundo es París. Algo que no es difícil y que ocurre a muchos.Pero, por eso mismo, también necesitamos salir fuera de nuestro entorno, para conocer ciudades, paises, personas, culturas que, de otra manera nos pasarían desapercibidas e ignotas. En definitiva, no viajar nos hace cultural, intelectual y personalmente más pobres.

“A París con Elena” es una continuación de “Quartier Latin”, un blog que empecé en La Comunidad de El País (http://lacomunidad.elpais.com/juanmanuel/posts, no está ya en la red) y que es el camino que elijo para contaros lo que pude conocer de una de las ciudades más bellas del mundo, París.

¡Ah!, se me olvida, yo soy el padre de Elena y éste es mi rincón donde guardo mis paseos por París, un joyero que algún día podrá abrir ella para descubrirla y amarla como yo.