Los Puentes de París (27): El Pont de l´Archevêché.

 

El Pont de l´Archevêché con las primeras luces de la tarde.

El Pont de l”Archevêché es uno de los puentes de piedra que todavía perviven sobre el Río Sena. Une la Ilé de la Cité con el Barrio Latino, desde Quai de Montebello hasta Quai de la Tournelle. Para situar el puente en nuestra mente, podemos decir que una de las dos orillas del puente está justo a las espaldas de la Catedral de Notre Dame, en la plaza dedicada al Papa Juan XXIII.

Vista nocturna del puente con Notre Dame de fondo.

El Pont de l’Archevêché tiene 68 metros de largo y 11 de ancho y está suspendido sobre tres arcos desiguales, el primero y el último tienen una longitud de 15 metros y el central cubre 17. Permite el tráfico rodado y pedestre.

El último puente de la Ilé de la Cité por su orilla sur.

En el momento de la construcción, 1828, el Arzobispo de París residía junto a la nueva obra de ingeniería. Esto facilitó a los parisinos el nombre que debía tomar dicho puente. Sigue leyendo

Los Puentes de París (17): El Pont Neuf.

 

El Pont Neuf, de orilla a orilla.

Si en París exige un puente que podamos calificarlo de “histórico”, éste es, precisamente, el Pont Neuf.
Su traducción del francés vendría a ser “Puente Nuevo”, pero su nombre no hace honor a su historia.

La noche cayendo sobre la Îlé de la Cité. Imagen del 2014. Tomada de @parisvisite.

La noche cayendo sobre la Îlé de la Cité. Imagen del 2014. Tomada de @parisvisite.

Hoy en día, el Pont Neuf está considerado monumento histórico de Francia conjuntamente con el Pont Marie y el Pont Royal, los tres puentes más antiguos de la capital de París. Pero el Pont Neuf, de todos ellos, es el puente más antiguo de los que quedan en pie.

El brazo norte del Pont Neuf, desde la Îlé de la Cité a la “rive droite”.

El Pont Neuf toma este nombre porque, tras construir los parisinos múltiples puentes de madera en este lugar, es éste el primero que se construye en piedra. Eso introdujo una novedad respecto a la construcción de los puentes en el siglo XVI. Sigue leyendo

Les Bouquinistes.

 

Bouquinistes a la orilla del Sena.

¡Qué casualidad! Todos los años pasando por delante de ellos sin reparar especialmente en su actividad y, ayer, investigando por internet pude descubrir algo que me llamó la atención: la actividad del “bouquiniste” no es libre ni se puede desarrollar al albur de los deseos de alguien con interés en ofrecer sus productos, sino que dicha actividad “comercial” tiene una regulación legal especial para ella.
Tal es el apetito regulador de la administración que donde puede meter la puya para imponer sus criterios, lo hace. El famoso “laissez faire, laisez passer” enunciado por el liberal Jean-Claude Marie Vicent de Gournay no ha sido seguido por el también liberal Jacques Chirac cuando era Alcalde de París.

Bouquinistes a la orilla del Sena.

Pues sí señor, el otrora alcalde de la capital francesa y posteriormente Presidente de la República, fue el encargado de recopilar, refundir y ampliar toda la normativa que regulaba la actividad de los bouquinistes. Lo hizo en octubre del año 1983.
¿Influirá esto en mi percepción romántica de estos puestos callejero? No lo creo, es algo ya sacralizado en mi subconsciente más íntimo pero cuando pasee por la orilla del Sena y vea estos puestos callejeros sobre sus barandas de piedra, también tendré un momento mercantilista y reflexionaré sobre la fiscalización de este espacio público, y, a la vez, admiraré la paciencia infinita de estos bouquinistes que atienden a los que sólo vamos a ojear y echar un vistazo (por no decir molestar y dar el coñazo) como si fuéramos a comprarle la colección completa de libros de Alejandro Dumas. Sigue leyendo

Tres miradas “diferentes” sobre la Îlé de la Cité.

 

Imagen de la Îlé de la Cité del año 2005.

Navegando por internet en estos días me encontré con una magnífica foto tomada desde la Passerelle des Arts sobre la Îlé de la Cité. Realmente es muy bella y me llamó la atención porque en viajes anteriores yo mismo había sacado una imagen muy parecida al encuadre de la misma. La foto de arriba fue tomada en una fría mañana de enero de 2005, con un cielo encapotado, plúmbeo y con un punto de neblina sobre las aguas del Sena.

La Îlé de la Cité en imagen tomada en el año 2013.

Esta segunda foto corresponde al año 2013 y fue tomada en una mañana de agosto, con un sol reluciente y una temperatura cálida. El reflejo de la luz sobre las ondas del manto pluvial no ayudaban a un buen encuadre de la foto.

La tercera foto es la que refería más arriba y que encontré en el twitter @parisviste. Es una foto de profesional. ¡Qué envidia poder sacar estos colores y transmitir tanta hermosura y serenidad!.

En fin, aunque hoy pensaba hablarles de otra cosa, al ver estas tres imágenes no quería dejar pasar la oportunidad de compartirlas con vosotros. Espero que las hayan disfrutado tanto como yo.

La noche cayendo sobre la Îlé de la Cité. Imagen del 2014. Tomada de @parisvisite.

Los Puentes de París (16): la Passerelle des Arts.

 

Vista del Pont des Arts con el Institut de France a la izquierda.

El Pont des Arts o Passerelle des Arts, como también se le llama, es un puente únicamente peatonal que cruza el río Sena a la altura del Institut de France y que une a éste con el Museo del Louvre. De éste recibe el nombre, porque el Museo del Louvre antes era llamado así, Museo de las Artes.

El Pont des Arts visto desde la Îlé de la Cité.

Este puente se construyó en poco tiempo, tres años, entre 1802 y 1804. Su figura es frágil, es una estructura metálica sobre pilares de mamposteria y, de hecho, fue el primero que se construyó así en la ciudad de París. En principio, estaba compuesto por una sucesión de 9 arcos que sostenían una simple y estrecha pasarela peatonal. El puente, que se encontraba en mal estado, fue cerrado en 1977. Dos años más tarde se derrumbó parcialmente por el choque de una barcaza contra uno de sus pilares. Sigue leyendo

Los Puentes de París (13): La Passerelle Léopold Sédar Senghor.

Cuenta la historia que, en el año 1861, Napoleón III inauguró un puente entre el Quai des Tulleries y el Quai Anatole France, justo en medio de otros dos puentes muy significativos para la historia de París: el Pont de la Concorde, al oeste, y el Pont Royal, al este.

Napoleón le dio el nombre de Passerelle Solferino, en honor de una de sus célebre victorias militares en la Segunda Guerra de la Independencia de Italia.

Allí, el ejército de Napoleón III formó una alianza con las tropas del Rey italiano Victor Enmanuelle II contra el ejército austro-húngaro dirigido por el Emperador Francisco José.

El Pont Solferino fue construido por los afamados ingenieros Martin Gallocher de Lagalisserie y Jules Savarin.

Era un puente de hierro fundido construido por los mismos ingenieros que realizaron el Puente de los Inválidos. Dañado por el impacto de diversos barcos en su estructura el puente es demolido y sustituido por una pasarela peatonal en 1961.  Sigue leyendo

Los Puentes de París (11): El Pont Alexandre III.

Son muchísimas las personas que piensan que el puente más hermosos de París, que es como decir del mundo, es el Pont Alexandre III.

Yo no soy quien para poner en duda tal afirmación porque el puente merece la pena verlo de cerca, de lejos, por arriba y por abajo miles de veces. Y no me cansaría nunca.

Pero no me gustaría que esta afirmación desmereciera al Pont Neuf, al Pont d´Arcole, al Pont Royal, al coqueto Petit Pont u otros que tienen su interés y su belleza. Tienen, a su estilo, tanto valor como éste.

El Pont Alexandre III está situado entre los barrios VII y VIII y unen monumentos tan característicos de la urbe parisina como el Hospital de los Inválidos en la orilla derecha y el Grand Palais y el Petit Palais en la orilla derecha.  Sigue leyendo

Los Puentes de París (10): El Pont des Invalides.

El Pont des Invalides.

El Pont des Invalides recibe su nombre del cercano Hospital des Invalides creado por Napoleón para atender a los heridos y lisiados de guerra.

Es curioso, el puente recibe el nombre de este magno edificio pero no es el puente que está más cerca a él. Si planteamos una línea recta entre el Hospital des Invalides y los Campos Elíseos encontramos en su punto medio al puente más bello de París: el Pont Alexandre III. Junto a él está el Grand Palais y el Petit Palais.

El Pont des Invalides está a escasos doscientos metros de éste río abajo, entre el Port des Invalides y el Port du Gros-Caillou al sur, y el Port des Champs-Élysées y el Port de la Conférence, al norte.  Sigue leyendo

El Batobus, viajando sobre el Sena.

El mapa del recorrido del Batobus con sus paradas.

El hotel que me sirvió de base para mi último viaje a París fue el Hotel Saint Christophe en la Rue Lacepede, del que hablaré en breve. Teniendo en cuenta esta localización (al este del Barrio Latino, a escasos trescientos metros del Sena) decidí que era el momento de probar uno de los medios de transporte menos conocidos de París: el Batobus.

Todos hemos probado el metro, el autobús de línea e, incluso, nos es familiar hacer excursiones por el Sena en Compañías como Bateaux Mouches o Bateaux Parisiens, pero algunos menos hemos utilizado el Batobus para agilizar nuestras visitas a la ciudad.

Uno de los célebres barcos que surcan el Sena.

El Batobus, para quien no lo conozca, es un transporte fluvial a través del Sena que funciona como una línea de metro. Te puedes bajar en una parada y, con el mismo ticket, te puedes subir en otra cualquiera o en la misma unas horas más tarde. A lo largo de una jornada puedes tomar uno de los varios batobus que circulan por el río todas las veces que quieras.  Sigue leyendo

Los Puentes de París (9): El Pont de l´Alma.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El Pont de l´Alma es uno de los puentes más conocidos de París y de los que más historias atesoran en sus pocos años de vida.

Hay que hablar de dos puentes del Alma, uno que nació en 1854 y el otro, que sustituyó a éste, de 1970.

Ambos llevan el mismo nombre, pero las similitudes entre uno y otro son muy pocas.

El original Pont de l´Alma fue construido por orden de Napoleón III para conmemorar su primera victoria militar en la Guerra de Crimea. Se construyó en dos años, de 1854 a 1856, y no pudo ser partícipe de la primera Exposición Universal de París en 1855.

Pont de l´Alma (10)

El puente era totalmente de piedra y estaba sostenido por cuatro pilares dentro del curso del río Sena. Estos pilares estaban adornados con cuatro gigantescas figura de soldadosSigue leyendo