El Sena crece y París se inunda.

 

Un sauce llorón, en la esquina sur de la Square du Vert-Galan, rodeado de agua, aguanta la crecida del Sena.

La mayor crecida de las aguas del Sena que se tiene documentada ocurrió hace más de un siglo, en el año 1910. En aquella crecida, el volumen del agua fluvial alcanzó un crecimiento sobre el nivel normal de ocho metros y sesenta y dos centímetros. Los daños que causó esta inundación fueron innumerables y su coste alcanzó varios centenares de millones de francos.

Hace pocos años, en 2016, las lluvias torrenciales caídas en la región parisina llevaron a asustar también a la población por la repentina crecida del Sena y del Marne, aunque se quedó en un amague preocupante pues la altura de las aguas “sólo” alcanzó los seis metros diez centímetros y, aún siendo muchos menos, también provocó inundaciones en los barrios ribereños de ambos cursos fluviales.

Es la misma situación que se está produciendo en estos días. El 29 de enero alcanzó el Sena una altura de cinco metros y cuarenta centímetros sobre su nivel normal. El Louvre ha tomado medidas para que sus obras no se vean afectadas por una posible inundación y se ha activado un periodo de emergencia por si se producen más lluvias y el cauce del Sena toma un volumen mayor.

El zuavo del Pont de l´Alma.

De momento, el zuavo del Pont de l´Alma puede sacar la cabeza y respirar tranquilo. En este puente, sobre la única pilastra que descansa en el agua, se encuentra la estatua de un zuavo realizada en 1856, que servía de instrumento popular de medida de las crecidas del Sena. Cuando el nivel del Sena llegaba a los pies de este zuavo, las vías de las orillas en general se cortaban. Cuando el agua subía hasta los muslos del zuavo, el Sena dejaba de ser navegable. Como indicador quedó para la historia que, durante la crecida de 1910, el agua llegó hasta los hombros.

El zuavo se sitúa hoy a mayor altura que en su ubicación original, debido a un elevación llevada a cabo en 1970 en el mismo pilar del puente. La administración mide las crecidas del Sena en la actualidad en otro puente, el puente de la Tournelle, un poco más arriba del Sena.

La Torre Eiffel, amenazada por la subida del nivel de agua del Sena.

 

Los parques ribereños están bajo las aguas del Sena. Esta foto, tomada desde el Pont Neuf, nos muestra la Square du Vert-Galan y sus jardines bajo las aguas del Sena.

 

Inundaciones sobre el Pont de Grenelle, empezando a cubrir el pedestal de la Estatua de la Libertad que está situada al sur de la Isla de los Cisnes.

 

La Torre Eiffel y el Pont de Bir-Hakeim.

El Batobus, viajando sobre el Sena.

 

El mapa del recorrido del Batobus con sus paradas.

El hotel que me sirvió de base para mi último viaje a París fue el Hotel Saint Christophe en la Rue Lacepede, del que hablaré en breve. Teniendo en cuenta esta localización (al este del Barrio Latino, a escasos trescientos metros del Sena) decidí que era el momento de probar uno de los medios de transporte menos conocidos de París: el Batobus.

Todos hemos probado el metro, el autobús de línea e, incluso, nos es familiar hacer excursiones por el Sena en Compañías como Bateaux Mouches o Bateaux Parisiens, pero algunos menos hemos utilizado el Batobus para agilizar nuestras visitas a la ciudad.

Uno de los célebres barcos que surcan el Sena.

El Batobus, para quien no lo conozca, es un transporte fluvial a través del Sena que funciona como una línea de metro. Te puedes bajar en una parada y, con el mismo ticket, te puedes subir en otra cualquiera o en la misma unas horas más tarde. A lo largo de una jornada puedes tomar uno de los varios batobus que circulan por el río todas las veces que quieras.

Tiene sus ventajas porque, además de disfrutar de un pasaje realmente agradable sobre las aguas, generalmente, en calma del Sena, las vistas son extraordinarias, desde la Torre Eiffel, que es donde tienen el inicio del itinerario, al Pont d´Austelizt, punto final del trayecto, junto al Jardin des Plantes.

El ticket de entrada al Batobus. Debe ser conservado para utilizarlo en varias ocasiones.

El itinerario tiene ocho paradas obligatorias, cinco en la orilla izquierda (sur) y tres en la orilla derecha (norte).

Éste itinerario comienza en la Torre Eiffel (Quai Branly); la segunda parada es el Museo de Orsay (Quai Anatole); la tercera en Saint Germain se produce justo delante del Institut de France (Quai Malaquais); la cuarta parada es frente al rosetón sur de la Catedral de Notre Dame, entre el Pont au Double y el Pont de l´Archevêché; la quinta se produce en el Jardin Tino Rossi, antes de alcanzar el Pont d´Austerlizt y enfrente de la entrada al Port del Arsenal. Estos son las cinco paradas en la orilla izquierda.

En la orilla derecha, una vez que el barco ha salido del Pont d´Austerlizt y rodea la Isla de Saint Louis y la Isla de la Ciudad tiene su sexta parada en el Quai de l´Hotel de Ville, al lado del edificio del Ayuntamiento: la siguiente es pasada la Pasarelle des Arts y el Pont du Carrousel, en el Quai du Louvre; la última de todas antes de volver a la Torre Eiffel está situada unos metros antes de llegar hasta el Pont Alexandre III, cerca del Gran Palais.

El Batobus permite hacer las mejores fotos desde el Sena.

Dependiendo de la época del año el horario varía. Así, en invierno (de Septiembre a Marzo) es más corto y va desde las diez de la mañana hasta las siete de la tarde con una frecuencia de unos veinticinco minutos.
En verano (de abril a Agosto) el horario se alarga hasta las nueve y media de la noche con una frecuencia de veinte minutos.

El coste del ticket diario es de 17 euros (8 euros los menores de 16 años) aunque hay ofertas para familias.
El pasaje para dos días consecutivos es de 19 euros (10 euros los pequeños) y el Ticket anual es de 60 euros. Precios actualizados al año 2013.

Toda la información adicional que preciséis podéis encontrarla en http://www.batobus.com/

Pase familiar para un día.

* Si te ha gustado este post, puedes pinchar en “me gusta”, o retwittearlo, o quizá incluirlo en tu página de Facebook. Un sólo click ayudará a difundir este blog y su contenido. No es más que un segundo. Muchas gracias por tu visita y por dedicarnos tu tiempo.

Los 381 mascarones del Pont Neuf.

 

El tramo norte del Pont Neuf.

El Pont Neuf es quizá en puente más conocido y famoso de París. A él nos referimos hace unos meses dedicándole este post en el que contamos su historia y mostramos sus características técnicas y geográficas.

Mascarones del Pont Neuf.

Pero quizá en esa entrada no hicimos suficiente hincapié en una de sus características más reconocibles: los mascarones que tiene adosados a su piedra en ambos laterales del puente.

Mascarones del Pont Neuf.

El Pont Neuf está decorado con máscaras que representan a 381 cabezas de divinidades forestales y campestres de la mitología antigua, especialmente sátiros, unas criaturas salvajes propias de los montes y los bosques que se caracterizan por su carácter despreocupado, cruel y lascivo, físicamente son como humanos con la cabeza y los brazos muy peludos.

A lo largo de los años 1993-94 se produjeron unas importantes obras de  restauración de los mascarones, sobre todo, e n los arcos que están contando con el margen izquierdo del río. Estas obras supusieron la eliminación de algunos mascarones que fueron destinados a varios museos de París, especialmente los podemos ver en el Museo Carnavalet.

Mascarones del Pont Neuf.

Sin embargo, su implantación total tal como la conocemos actualmente se produjo en los años 1852 a 1855, momento en que se produce un estudio de los mascarones a la vez que se suprimen las viviendas y tiendas que están instaladas encima del puente impulsadas por un proyecto del arquitecto Germain Soufflot un siglo antes.

Mascarones del Pont Neuf.

Además de está destrucción reconversión del puente, se decide completarlo con mascarones en ambos lados del puente y en ambos brazos del mismo, de modo que quede completamente cubierto por estas máscaras grotescas fruto de la mitología germánica.

En este trabajo participaron numerosos escultores, entre ellos, Maindron, Lavigne, Barye o Fontenelle.

Mascarones del Pont Neuf.

 

Mascarones del Pont Neuf.

Todos los puentes de París.

Hay momentos en la vida que tienen cierto perfume especial. Nuestro blog, como un ente virtual que tiene vida propia también tiene motivos para alegrarse en momentos como el del día de hoy. Con esta magna entrada alcanzamos la nada desdeñable cifra de 300 post escritos sobre París.

¿Quién nos lo iba a decir cuando comenzamos con él? Y para celebrarlo vamos a escribir una entrada donde podamos ver de un plumazo todos los puentes de París, los 37 puentes que hemos ido viendo, uno a uno, durante estos casi tres últimos años.

El 15 de febrero de 2014, en este mismo blog, comenzábamos una aventura por los puentes sobre las aguas del Sena. Me preparaba para escribir, durante muchos meses, acerca de cada uno de los lugares más románticos de la ciudad, los  37 puentes de París. En aquella ocasión decía esto:

“París, esta ciudad que cautiva por tantas y tantas cosas, tiene, desde hace más de veintidós siglos, en el Río Sena un auténtico acumulador de historias y leyendas, desde la aparición de la tribu de los Parisii en la Îlé de la Cité hasta hoy día, pasando por las invasiones bárbaras, celtas, anglosajonas o por el dominio ejercido por el Imperio Romano. 

Sus orillas y sus puentes han sido loados en infinidad de ocasiones. Yo, voy a intentar poner un granito de arena en este blog para que se conozcan los aspectos más importantes de cada uno de ellos. Unos, con más historia, tienen mucho que contarnos. Otros, más modernos, nos transmiten su juventud y su fuerza constructiva.

Para conseguir este fin, me propongo escribir 37 posts, uno por cada uno de los puentes de París. Los iremos viendo en orden de izquierda a derecha, es decir, subiendo el curso del río.

Para que nos orientemos mejor, aquí podemos ver un plano realizado personalmente para situar a cada uno de ellos en su ubicación real acompañado del número en el que van a aparecer en este blog.”

Los 37 Puentes de París.

Los 37 Puentes de París.

El trabajo ya está realizado y ahora me propongo la tarea de ponerlos todos en un sólo texto, con su fotografía y con enlaces a cada uno de los artículos que contienen la información de dichos puentes. Esto lo podéis hacer pinchando en los nombres de cada uno de ellos.

1) Pont Aval.

Pont Aval.

Pont Aval.

2) Pont du Garigliano.

Pont du Garigliano.

Pont du Garigliano.

3) Pont Mirabeau.

Pont Mirabeau.

Pont Mirabeau.

4) Pont de Grenelle.

Pont de Grenelle.

Pont de Grenelle.

5) Pont Rouelle.

Pont Rouelle.

Pont Rouelle.

6) Pont de Bir-Hakeim.

Pont de Bir-Hakeim.

Pont de Bir-Hakeim.

7) Pont d´Iéna.

Pont d´Iéna.

Pont d´Iéna.

8)  Passerelle Debilly.

 Passerelle Debilly.

Passerelle Debilly.

9) Pont de l´Alma.

Pont de l´Alma.

Pont de l´Alma.

10) Pont des Invalides.

Pont des Invalides.

Pont des Invalides.

11) Pont Alexandre III.

Pont Alexandre III.

Pont Alexandre III.

12) Pont de la Concorde.

Pont de la Concorde.

Pont de la Concorde.

13) Passerelle Léopold Sédar Senghor.

Passerelle Leopold Sedar Senghor.

Passerelle Leopold Sedar Senghor.

14) Pont Royal.

Pont Royal.

Pont Royal.

15) Pont du Carrusel.

Pont du Carrusel.

Pont du Carrusel.

16) Passerelle des Arts.

Passerelle des Arts.

Passerelle des Arts.

17) Pont Neuf.

Pont Neuf.

Pont Neuf.

18) Pont au Change.

Pont au Change.

Pont au Change.

19) Pont Notre Dame.

Pont Notre Dame.

Pont Notre Dame.

20) Pont d´Arcole.

Pont d´Arcole.

Pont d´Arcole.

21) Pont Louis Philippe.

Pont Louis Philippe.

Pont Louis Philippe.

22) Pont Marie.

Pont Marie.

Pont Marie.

23) Pont de Sully.

Pont de Sully.

Pont de Sully.

24) Pont Saint Michel.

Pont Saint Michel.

Pont Saint Michel.

25) Petit Pont.

Petit Pont.

Petit Pont.

26) Pont au Double.

Pont au Double.

Pont au Double.

27) Pont de l´Archêveché.

Pont de l´Archevêché.

Pont de l´Archevêché.

28) Pont Saint Louis.

Pont Saint Louis.

Pont Saint Louis.

29) Pont de la Tournelle.

Pont de la Tournelle.

Pont de la Tournelle.

30) Pont d´Austerlitz.

Pont d´Austerlitz.

Pont d´Austerlitz.

31) Viaduc d´Austerlitz.

Viaduc d´Austerlitz.

Viaduc d´Austerlitz.

32) Pont Charles de Gaulle.

Pont Charles de Gaulle.

Pont Charles de Gaulle.

33) Pont de Bercy.

Pont de Bercy.

Pont de Bercy.

34) Passerelle Simone de Beauvoir.

Passarelle Simone de Beauvoir.

Passarelle Simone de Beauvoir.

35) Pont de Tolbiac.

Pont de Tolbiac.

Pont de Tolbiac.

36) Pont National.

Pont National.

Pont National.

37) Pont Amont.

Pont Amont.

Pont Amont.

Los 37 Puentes de París.

Los 37 Puentes de París.

Los Puentes de París (37 y último): el Pont Amont

 

El Pont Amont, el primer puente de París (se entiende dentro de los límites establecidos por la autopista periférica) visto desde aguas arriba.

El Pont Amont, el primer puente de París (se entiende dentro de los límites establecidos por la autopista periférica) visto desde aguas arriba.

El Pont Amont es el contrapunto al Pont Avant. El primero de ellos es llamado así por ser el que se encuentra en primer lugar aguas arriba, el segundo, al que ya estudiamos hace algunos meses, es el primero que se encuentra aguas abajo. Ambos forman parte de la autopista periférica que rodea la ciudad de París y son considerados, el primer y el ultimo puentes de la ciudad de París. Después innegablemente, existen algunos más, pero ya hay que desplazarse algunos metros hacia las afueras de la ciudad histórica.

El Pont Amont.

El Pont Amont.

Fue construido en 1969 por la empresa Campenon Bernard bajo la dirección de los ingenieros Rousselin, Long-Depaquit y Dambre. Tiene 270 metros de largo por 42 metros de ancho. Esta soportado por dos grande pilares de hormigón situados cerca de la orilla para permitir el tráfico pluvial.

Es considerado el kilómetro cero del Bulevar Periférico de París. Es el segundo más largo de la capital y, según mi personal opinión totalmente subjetiva, es el menos bello de la ciudad.

Mapa de situación del Pont Amont.

Mapa de situación del Pont Amont.

Los Puentes de París (36): el Pont National.

 

Pont National.

Pont National.

En el recorrido completo de los puentes de París ya estamos llegando casi al final, hoy veremos al Pont National, el puente número 36 y penúltimo de todos los puentes parisinos.

El Pont National, con una longitud de 240 metros y una anchura de 39, fue construido entre 1852 y 1853 por los ingenieros Couche y Petit, quienes idearon un paso que permitiera el paso de la via férrea llamada “Petite Ceinture” (anillo pequeño) que hoy está en desuso.

El puente tiene cinco arcos de 34,50 metros cada uno y está construido con mampostería sobre pilares de piedra y dos vanos añadidos de 12 metros que son los que se apoyan sobre el borde de las calles laterales..

Pont National.

Pont National.

Al principio de su construcción el puente fue llamado Pont Napoleon III por el Baron Haussmann, autor del moderno urbanismo de París. Sin embargo, en 1870, en puente fue renombrado con el nombre actual, Pont National, tras la derrota militar del ejercito francés contra el ejército prusiano.

El Pont National se encuentra aguas arribas del Pont de Tolbiac y aguas abajo del Pont Amont. Conecta el Boulevard Poniatowska en la orilla derecha y con el Boulevard Massena en la orilla izquierda. Entre los años 1936 y 1944 primero y entre 1951 y 1953 después, el puente fue ampliado para permitir el paso del tranvía.

La línea de dicho tranvía del “Petite Ceinture” fue abandonado con el tiempo aunque las vías se han mantenido con la idea de permitir posteriormente una interconexión entre la estación de Lyon y la de Austerlitz.

Mapa de situación del Pont National

Mapa de situación del Pont National.

 

Los Puentes de París (34): la Passerelle Simone de Beauvoir.

 

La Passerelle Simone de Beauvoir vista desde el Parque de Bercy.

La Passerelle Simone de Beauvoir vista desde el Parque de Bercy.

Ya estamos llegando al final de los 37 puentes de París y hoy nos vamos a referir a uno, mejor dicho a una pasarela peatonal cuya construcción es muy reciente, de hecho, si nos atenemos al año de levantamiento del mismo es el último de todos los puentes de París.

Se trata de la Pasarela Simone de Beauvoir, de una longitud total de 304 metros, con un alcance sobre el Sena de 190 y que ha sido diseñada por el arquitecto austríaco Dietmar Feichtingher. Su estructura de acero laminado moldeado está constituida por dos curvas que se cruzan. Es de los puentes de París el que tiene la figura más reconocible.

La Passerelle Simone de Beauvoir vista desde el Parque de Bercy.

La Passerelle Simone de Beauvoir vista desde el Parque de Bercy.

Están reservadas para los peatones y para las bicicletas. Inaugurado en julio de 2006, la Pasarela Simone de Beauvoir une la plaza de la Biblioteca Nacional de Francia y el Parque de Bercy. Se encuentra entre los puentes de Bercy y de Tolbiac y une el XII Distrito de París con el XIII. Inicialmente y hasta su inauguración oficial en 2006 fue conocida como Paserelle Bercy-Tolbiac.

La Passerelle Simone de Beauvoir, vista desde la Biblioteca Nacional de Francia.

La Passerelle Simone de Beauvoir, vista desde la Biblioteca Nacional de Francia.

La pasarela está dedicada a Simone de Beauvoir, (París, 1908-1986) pensadora y novelista francesa, representante del movimiento existencialista ateo y figura importante en la reivindicación de los derechos de la mujer. Originaria de una familia burguesa, destacó desde temprana edad como una alumna brillante. Estudió en la Sorbona y en 1929 conoció a Jean-Paul Sartre, que se convirtió en su compañero durante el resto de su vida.

Se graduó en filosofía y hasta 1943 se dedicó a la docencia en los liceos de Marsella, Ruan y París. En sus textos literarios revisó los conceptos de “historia” y “personaje” e incorporó, desde la óptica existencialista, los temas de “libertad”, “situación” y “compromiso”.

La Passerelle Simone de Beauvoir vista desde el Parque de Bercy.

La Passerelle Simone de Beauvoir vista desde el Parque de Bercy.

Su libro El segundo sexo (1949) significó un punto de partida teórico para distintos grupos feministas, y se convirtió en una obra clásica del pensamiento contemporáneo. En él elaboró una historia sobre la condición social de la mujer y analizó las distintas características de la opresión masculina. Afirmó que al ser excluida de los procesos de producción y confinada al hogar y a las funciones reproductivas, la mujer perdía todos los vínculos sociales y con ellos la posibilidad de ser libre.

La Passerelle Simone de Beauvoir vista desde el Parque de Bercy.

La Passerelle Simone de Beauvoir vista desde la Biblioteca Nacional.

Analizó la situación de género desde la visión de la biología, el psicoanálisis y el marxismo; destruyó los mitos femeninos, e incitó a buscar una auténtica liberación.

Simone de Beauvoir.

Simone de Beauvoir.

Sostuvo que la lucha para la emancipación de la mujer era distinta y paralela a la lucha de clases, y que el principal problema que debía afrontar el “sexo débil” no era ideológico sino económico.

Fundó con algunas feministas la Liga de los Derechos de la Mujer, que se propuso reaccionar con firmeza ante cualquier discriminación sexista, y preparó un número especial de Tiempos Modernos destinado a la discusión del tema.

Ganó el Premio Goncourt con Los mandarines (1954), donde trató las dificultades de los intelectuales de la posguerra para asumir su responsabilidad social.

En 1972 presidió la asociación Choisir, encargada de defender la libre contracepción, y hasta sus últimos días fue una incansable luchadora por los derechos humanos.

Mapa de situación de la Passerelle Simone de Beauvoir.

Mapa de situación de la Passerelle Simone de Beauvoir.

Los Puentes de París (27): El Pont de l´Archevêché.

 

El Pont de l´Archevêché con las primeras luces de la tarde.

El Pont de l”Archevêché es uno de los puentes de piedra que todavía perviven sobre el Río Sena. Une la Ilé de la Cité con el Barrio Latino, desde Quai de Montebello hasta Quai de la Tournelle. Para situar el puente en nuestra mente, podemos decir que una de las dos orillas del puente está justo a las espaldas de la Catedral de Notre Dame, en la plaza dedicada al Papa Juan XXIII.

Vista nocturna del puente con Notre Dame de fondo.

El Pont de l’Archevêché tiene 68 metros de largo y 11 de ancho y está suspendido sobre tres arcos desiguales, el primero y el último tienen una longitud de 15 metros y el central cubre 17. Permite el tráfico rodado y pedestre.

El último puente de la Ilé de la Cité por su orilla sur.

En el momento de la construcción, 1828, el Arzobispo de París residía junto a la nueva obra de ingeniería. Esto facilitó a los parisinos el nombre que debía tomar dicho puente. Sigue leyendo

Los Puentes de París (17): El Pont Neuf.

 

El Pont Neuf, de orilla a orilla.

Si en París exige un puente que podamos calificarlo de “histórico”, éste es, precisamente, el Pont Neuf.
Su traducción del francés vendría a ser “Puente Nuevo”, pero su nombre no hace honor a su historia.

La noche cayendo sobre la Îlé de la Cité. Imagen del 2014. Tomada de @parisvisite.

La noche cayendo sobre la Îlé de la Cité. Imagen del 2014. Tomada de @parisvisite.

Hoy en día, el Pont Neuf está considerado monumento histórico de Francia conjuntamente con el Pont Marie y el Pont Royal, los tres puentes más antiguos de la capital de París. Pero el Pont Neuf, de todos ellos, es el puente más antiguo de los que quedan en pie.

El brazo norte del Pont Neuf, desde la Îlé de la Cité a la “rive droite”.

El Pont Neuf toma este nombre porque, tras construir los parisinos múltiples puentes de madera en este lugar, es éste el primero que se construye en piedra. Eso introdujo una novedad respecto a la construcción de los puentes en el siglo XVI. Sigue leyendo

Les Bouquinistes.

 

Bouquinistes a la orilla del Sena.

¡Qué casualidad! Todos los años pasando por delante de ellos sin reparar especialmente en su actividad y, ayer, investigando por internet pude descubrir algo que me llamó la atención: la actividad del “bouquiniste” no es libre ni se puede desarrollar al albur de los deseos de alguien con interés en ofrecer sus productos, sino que dicha actividad “comercial” tiene una regulación legal especial para ella.
Tal es el apetito regulador de la administración que donde puede meter la puya para imponer sus criterios, lo hace. El famoso “laissez faire, laisez passer” enunciado por el liberal Jean-Claude Marie Vicent de Gournay no ha sido seguido por el también liberal Jacques Chirac cuando era Alcalde de París.

Bouquinistes a la orilla del Sena.

Pues sí señor, el otrora alcalde de la capital francesa y posteriormente Presidente de la República, fue el encargado de recopilar, refundir y ampliar toda la normativa que regulaba la actividad de los bouquinistes. Lo hizo en octubre del año 1983.
¿Influirá esto en mi percepción romántica de estos puestos callejero? No lo creo, es algo ya sacralizado en mi subconsciente más íntimo pero cuando pasee por la orilla del Sena y vea estos puestos callejeros sobre sus barandas de piedra, también tendré un momento mercantilista y reflexionaré sobre la fiscalización de este espacio público, y, a la vez, admiraré la paciencia infinita de estos bouquinistes que atienden a los que sólo vamos a ojear y echar un vistazo (por no decir molestar y dar el coñazo) como si fuéramos a comprarle la colección completa de libros de Alejandro Dumas. Sigue leyendo